Anclaje de puntas de armadura longitudinal

En las vigas y viguetas es habitual disponer armaduras locales, de vano a momentos positivos, y sobre apoyos en continuidad a momentos negativos. Tales armaduras se desarrollan en la longitud teorica en que se necesitan soportar las solicitaciones de momento -variable- mas la necesaria para entrar en traccion, en lo que se denomina LONGITUD DE ANCLAJE. En esta ultima zona es en donde juega en mayor medida la adherencia entre el hormigon y el acero; fenomeno que mejora con la corruga, la compacidad - resistencia- del hormigon y el recubrimiento.

Si la armadura se dispone demasiado pegada al paramento, la capacidad de entrada en tension se reduce grandemente, por ese motivo las armaduras interiores del volumen estan en mejor condicion que las dispuestas junto a la cara; y estas que las de las esquinas. Es por ello que todos los autores recomiendan que los ultimos decimetros de cada armadura, sobre todo las de gran diametro, se quebranten ligeramente para apuntar al interior del elemento. En armaduras inferiores el metodo mas usado es el de disponer un tocho o separador a modo de calzo proximo a su extremo, forzando que la armadura se levante en esa zona, manteniendo por atado, la posicion teorica del resto de armadura en su desarrollo resistente.

En este fenomeno las armaduras superiores tienen un inconveniente añadido. Debido a la segregacion del vertido, la calidad - compacidad- del hormigon es peor el la parte superior de la viga. por eso se necesita en esa zona una longitud de anclaje mayor. Es pues en ese punto en donde es mas importante procurar que los extremos de las armaduras apunten al interior. venturosamente la gravedad juega a favor, de manera que, de no medir empeño en mantenerlos en su posicion, se produce por si mismo el fenomeno de penetracion en la zona maciza y mejora asi su adherencia.

SIRVA ESTE COMENTARIO PARA ACLARAR CRITERIOS DE REVISION DE OBRA.
 

eepa

Diamante
saulo de T ha dicho:
...venturosamente la gravedad juega a favor, de manera que, de no medir empeño en mantenerlos en su posicion, se produce por si mismo el fenomeno de penetracion en la zona maciza y mejora asi su adherencia.
Pero este descenso de las armaduras también provocará, no se como explicarlo bien, una pérdida de capacidad resistente de la viga al reducirse la distancia real entre armadura superior e inferior respecto a la de cálculo. Aunque sea poco algo se perderá. ¿Qué nos dice la experiencia?

Saludos.
 

Pablo8000

Esmeralda
[QUOTE="eepa"....
Pero este descenso de las armaduras también provocará, no se como explicarlo bien, una pérdida de capacidad resistente de la viga al reducirse la distancia real entre armadura superior e inferior respecto a la de cálculo. Aunque sea poco algo se perderá. ¿Qué nos dice la experiencia?

Saludos.[/QUOTE]

Que las estructuras no se caen a no ser que se sea muy pero que muy bestia.... :) :) :)
 

gálibo

Diamante
Entre los factores que cubren los coeficientes de seguridad está la diferencia entre el modelo matematico y el construido.

De todas formas está bien investigar y analizar los fenomenos estructurales sabiendo que existen inercias productivas y economicas dificiles de alterar.
 
Siguiendo los razonamientos expuestos, y citando ejemplos reales, en Brasil que usan losas de pequeños espesor, terminan en patilla la armadura de negativos siempre, incluso en vanos interiores, permitiendo ajustar el recubrimiento y el anclaje.
Ya lo sabian nuestros predecesores cuando bajaban los refuerzos de negativos a positivos a 45º.
Lo dicho anteriormente se hacía y se hace, es real.
Pero eso de bajar o curvar (quebrantar ligeramente apuntando al interior) la armadura, lo recomiendan los autores que puede que hayan visto las obras alguna vez pero hace mucho que no las visitan ni tampoco les interesa, solo decir lo que ellos piensan.
Al resto de los mortales nos importa lo que realmente se hace en las obras. No lo que se dice, se dibuja sin que nadie lo entienda y además no lo hace nadie.
¿Es así o no?.
Saludos a todos.
 
Insisto, y no me cansare...

los errores que realmente pueden llevar al desastre a una estructura son, en un 90% de ejecución y en un 5% de calculo... por eso es nuestro deber (como diseñadores de estructuras, además de calculistas) desarrollar sistemas que faciliten la ejecución y reduzcan la posibilidad de cometer fallos; y que cuando se cometan sean fácilmente detectables.

por eso reivindico los detalles que "no se hacen" o que "nadie hace" desde el punto de vista de que, si están bien, valen para algo y son fáciles de explicar y de ejecutar, no hay problema en hacerlos, y te los hacen, y te da un gusto por dentro que no veas...

obviamente, dejar claro:
1.- Que estén bien.
2.- Que valgan para algo.
3.- Que sean fáciles de explicar.
4.- Que sean fáciles de ejecutar.

por ese orden...

lo de doblar las armaduras para que la punta apunte al interior... bueno... se podría pensar, pero vale más que todas las barras sean de la misma longitud (lógicamente la mayor) con lo que la longitud de anclaje se hace mayor... ¿o no?
 
Arriba