¡Anclaje fachada protegida!

chare

Novel
BUONGIORNO!!!

hola a todos!, A ver mi problema es el siguiente:

Voy a hacer un edificio de viviendas en el centro de la ciudad y la fachada del edificio preexistente esta protegida, por tanto, debe mantenerse...

Me pregunto si alguien me puede decir donde encontrar información o cualquier cosa al respecto sobre:

Como lograr una buena unión de esa fachada con la nueva estructura del edificio que será de hormigón armado, como coserlo para que funcione lo mejor posible, claro esta que la unión nunca será perfecta, pero en fin, no se...
se me ocurre hacer anclajes a nivel de los distintos forjados... pero me gustaria que si alguien tiene detalles constructivos al respecto o sabe donde los puedo encontrar, por favor comentadmelo, vale??

muchas gracias por anticipado!!!!
 

Edurnei

Novel
te mando informacion de anclajes , no se si te servira, tengo algun detalle pero tengo que aprender a mandarlos ;)

El soporte
La Norma lo define como elemento constructivo resistente situado detrás del revestimiento, que trasmite los esfuerzos de éste a la estructura del edificio, o que forma parte de ella, y que presenta una deformabilidad acumulada compatible con la libre deformación de los componentes del revestimiento.
De este elemento constructivo el que más preocupa es el que se construye con fábrica, cerámica o de bloque de hormigón vibrocomprimido, de tal forma que sólo se recomienda emplear como soporte el ladrillo macizo o, a lo sumo, perforado, o bien el bloque si la tabica del mismo alcanza los 40 mm de espesor. Y esto es debido a la dificultad real de asegurar un correcto empotramiento o apoyo de un anclaje aislado en fábricas muy huecas, incluso empleando tornillería con tacos especialmente diseñados para ello.
Las juntas
De éstas tienen el máximo interés las que la Norma cita como de contorno o de borde, es decir las que separan un paño de revestimiento y cualquier otro componente constructivo, cornisas, techos en voladizo, etc. El revestimiento debe respetar un ancho de junta de al menos 10 mm a los efectos de garantizar la independencia del revestimiento frente a las posibles deformaciones de origen mecánico o térmico. También la Norma hace especial incidencia en el respeto las juntas de dilatación y estructurales del edificio por parte del revestimiento lo que obliga a duplicar los anclajes o emplear anclajes especiales (tipo diapasón) que permitan la libre deformación del sistema estructural sin lesionar al revestimiento.
Los anclajes
En este apartado se definen los posibles sistemas de anclaje disponibles:
• Por su forma
Anclajes puntuales o directos (Figura 2)
Anclajes con perfilería auxiliar (Figura 3)
• Por su posición respecto al revestimiento
Ocultos en el canto del revestimiento
Ocultos en el reverso
A través del revestimiento o pasantes
• Por su capacidad de regulación
Regulables (Figura 2)
No regulables Figura 4)
• Por el procedimiento de fijación al soporte
Por morteros base cemento de retracción compensada
Por morteros poliméricos
Por tacos de diferente naturaleza y principio mecánico
• Por el procedimiento de unión a elementos metálicos
Atornillado o soldado entre materiales compatibles

Acciones a tener en cuenta
En cuanto a las acciones que deben ser consideradas sobre todo el sistema , tanto para los efectos sobre el soporte, como sobre el anclaje y la placa de revestimiento, la Norma considera :
• Gravitatorias
De viento, con presiones o succiones según la NBE-AE 88
Sísmicas según la NCSE-94, Parte general y Edificación
Impuestas por deformaciones estructurales o acciones reólogicas y expresamente de origen térmico.
• De impacto
• Del fuego
• Del hielo
Todas ellas son importantes, pero el riesgo de desprendimiento a la vía pública de una placa de piedra hace que deban ser cuidadosamente valoradas las de viento, sismo e impactos.
Incompatibilidades
A los redactores de la Norma les ha preocupado el riesgo de los problemas derivados de incompatibilidades entre componentes del sistema y la corrosión. Por ello hace incidencia en los pares galvánicos entre metales, y entre los componentes morteros y sellantes. Es preciso tener en cuenta que la mayoría de las fachadas de esta clase no son registrables ni para inspección ni mantenimiento, estando sujetas en muchas ocasiones a ambientes muy agresivos, como urbanos o marítimos.
Respecto al factor ambiente la Norma llega a proponer un procedimiento de evaluación que ponga al proyectista en alerta ante ciertas situaciones geográficas-ambientales, para lo cual ofrece la siguiente tabla
Materiales
La norma se refiere casi en exclusiva a los materiales del anclaje mecánico en sí, centrándose en los mas usuales, el aluminio y el acero. Al contrario de la obsoleta NTE, reconoce que únicamente materiales resistentes a la corrosión, acero inoxidable y aluminio son aceptables y además siempre teniendo en cuenta el riesgo de incompatibilidades de tipo galvánico. No obstante, así como en inoxidable llega a establecer los dos tipos de acero mas recomendables, en función de la agresividad ambiental, similares al AISI 304 y al AISI 316, en aluminio no establece el nivel de espesor de capa de anodizado ni calidad de sellado, lo que se echa en falta. Establece igualmente que los componentes de inoxidable deben tener un grado de pulido de su superficie que deberá ser mas elevado cuanto mayor sea la agresividad ambiental, reconociendo de esta forma la importancia que la textura superficial del inoxidable tiene en su durabilidad.
El taco del anclaje
Debido a que la interacción anclaje-soporte se lleva a cabo a través del denominado taco, entendiendo por tal el material de mortero de alta resistencia base cemento o polimérico, nylon o elemento metálico de expansión de aluminio o acero, se establece de forma clara que el fabricante deberá especificar en su documentación las prestaciones exigibles a aquél, así como sus propiedades y requisitos para cada clase de soporte y carga.
Estos aspectos tienen suma importancia como mas adelante se explica.
El revestimiento pétreo
La Norma muestra una gran preocupación, como la experiencia indica que así debe ser, sobre la sujección del revestimiento pétreo mediante el sistema de pasador o aguja (Figura 2) insertado en el canto, técnica muy empleada en relación a cualquier otra.
Este sistema viene recogido en el Punto 9 del texto con mucho detalle y de él cabe destacar lo siguiente:
Se evaluará el riesgo de hielo-deshielo sobre el agua depositada en los taladros
Se previene sobre el riesgo de tensiones puntuales en el contacto acero/piedra requiriendo que los pasadores se enfunden en un casquillo de nylon o material de similares características que eviten el contacto directo acero/piedra.
Recomienda asimismo, que los orificios en el canto de la placa de piedra sean practicados en taller y nunca en la obra, causa de graves problemas por excentricidad y exceso de diámetro a costa de eliminar pared resistente del canto.
Deja bien claro que con estos pasadores no deben ser empleados aplacados pétreos con espesores menores de 30 mm, lo que es perfectamente razonable.
Y por último la norma añade un anexo sobre un aspecto de especial importancia como es el de la corrosión galvánica (recuérdese que los anclajes una vez colocados difícilmente pueden ser inspeccionados) haciendo especial advertencia del riesgo de contacto entre el aluminio y el acero inoxidable bajo ciertas circunstancias, como en edificios cercanos al mar o en atmósferas industriales.
Comentarios
Coeficientes de seguridad.
Es de resaltar el interés mostrado por la Norma sobre los coeficientes de seguridad aplicables en el cálculo del sistema, estableciendo un coeficiente elevado al arrancamiento, cuando el revestimiento es pétreo, de valor garr = 3. Esto es debido al carácter frágil de la piedra, su falta de homogeneidad y comportamiento con grandes dispersiones en los resultados de ensayo . Si a eso se añade la concentración de tensiones en un anclaje de pasador, se comprende la adopción de un coeficiente alto.
Si algo debe ser tenido en cuenta por los técnicos que trabajan con esta técnica es que antes de establecer espesores de piedra deben ser llevados a cabo ensayos al arrancamiento, especialmente cuando la piedra no es de naturaleza homogénea, presenta fisuras o coqueras y quiere ser apurado el espesor. Es preciso recordar que estos revestimientos pueden estar sometidos a cargas cíclicas, a impactos importantes en zonas bajas, o a golpes de góndolas de limpieza de fachadas.
Criterios de selección de anclajes.
La elección de un sistema de anclaje pasa fundamentalmente por considerar el sistema de unión al revestimiento y el sistema de unión al soporte.
En relación al revestimiento la seguridad frente al desprendimiento viene dada en función de la sección o superficie de contacto anclaje/piedra. Por tanto un apoyo sobre pasador (Figura 2) es de menor garantía que un apoyo sobre uña (Figura 5) o sobre regleta (uña continua). El apoyo sobre anclaje de pasador debido al propio sistema, a la mala práctica de perforar la piedra in situ , y a los escasos espesores de los aplacados ha llenado al país de revestimientos rotos, sino desprendidos. Por otra parte no debe ser permitido el empleo de anclajes sin regulación en todas las direcciones, ya que ello conlleva malas disposiciones y la tentación al montador de perforar en la piedra mas de lo que debe para aplomar o alinear el aplacado. Ello conllevará, sin duda, un aumento de costes, pero este revestimiento es caro y así debe ser asumido. Si a ello se suma el que una piedra rota o desprendida en fachada ventilada no puede se repuesta, las razones de un buen proyecto y una correcta vigilancia de puesta en obra se justifican por sí solos.
Respecto al soporte se ha de partir del supuesto de que cuando se habla de comportamiento mecánico ha de poderse hablar de homogeneidad de resultados y de un cierto grado de predecibilidad que nace de ellos. ¿Quién puede asegurar un comportamiento homogéneo de anclajes fijados sobre una fábrica de ladrillo hueco donde varía la arcilla, el espesor de las paredes, la posición del anclaje que puede afectar a una tabica, a un hueco, a la junta de mortero o a la unión casi seca de la llaga o junta vertical? Y si esto lo llevamos a un bloque de hormigón o mortero vibrocomprimido ¿hay mas garantías?. Evidentemente no. Por tal razón si los anclajes han de ser del tipo aislado o puntual, unidos directamente al soporte estructural, pared de fábrica de adición, ésta debe ser al menos de ladrillo perforado u hormigón. Nunca de ladrillo hueco ni de bloque. Si la fábrica es de estos materiales ha de optarse por anclajes sobre perfiles unidos a la estructura aporticada del edificio.
 
La UNED tiene una publicación antigua (agotada pero la puedes encontrar en bibliotecas) en tres tomos sobre la asignatura de REHABILITACIÓN Y REHABILITACIÓN:

RESTAURACIÓN Y REHABILITACIÓN TOMO I
José Luis Javier Pérez Martín
Pascual Úbeda de Mingo
Santiago Fernández Álvarez
Fernando López Rodríguez
José Pascual Martínez

RESTAURACIÓN Y REHABILITACIÓN TOMO II
José Luis Javier Pérez Martín
Pascual Úbeda de Mingo
Santiago Fernández Álvarez
Fernando López Rodríguez
José Pascual Martínez

RESTAURACIÓN Y REHABILITACIÓN. ANEXO DE DOCUMENTOS.
José Luis Javier Pérez Martín
Pascual Úbeda de Mingo
Santiago Fernández Álvarez
Fernando López Rodríguez
José Pascual Martínez

en ella en el tomo 1 o 2, no recuerdo, hay un capítulo sobre fachadas cáscara y la manera de asegurar la unión de estructura nueva con la antigua.

El Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia tiene dos publicaciones muy interesantes al respecto, que son el material de un curso de restauración básica:

- "Restauración Básica" 2ª edición; autor: Luis López Silgo, director del curso
- "Prácticas de Restauración Básica" 1ª y 2ª edición; autor: Luis López Silgo, director del curso

y no son demasiado caros, explican todo el proceso de restauración (estructura, instalaciones, acabados...) está realmente bien!!!

Espero que te sirva! ;)
 

gálibo

Diamante
Los anclajes deben ser articulados para que que no transmitan a la fachada existente momentos de la nueva estructura. Así mismo deben ser resistentes a esfuerzos cortantes producidos por los asentamientos de la nueva estructura y a esfuerzos axiles derivados de acciones horizontales. Y para éllo la fachada antigua debe ser autoportante, y si no lo es habrá que rigidizarla con una estructura de refuerzo.

De esta forma tienes las cosas claras de principio a fin: La fachada antigua , la estructura nueva y el sistema de conexión entre ambas,articulado, resistente a cortantes y axiles.

Espero que te sea util.

un honor ;)
 

gálibo

Diamante
Respecto a tu pregunta sobre donde disponer los anclajes,serían básicamente 3 las opciones:

-Situarlos en las areas mas rigidas de la nueva estructura, es decir: los nudos.

-Repartirlos entre zonas mas flexibles como pilares y jacenas de canto.

-En el caso de que solo dispongas como zona de anclaje de los encadenados de los forjados deberás cuidar especialmente las condiciones de los anclajes:especialmente articulaciónes y esfuerzos cortantes.

Y desde luego si la estructura antigua no es autoportante y requiere una rigidización. Los anclajes deberán conectar la nueva estructura del edificio y la también nueva de rigidización de la fachada.

saludos
 

chare

Novel
Muchas gracias.

He estado unos días sin poder acceder al foro, y hoy me encuentro todo lo que me habéis contestado, así que voy poquito a poco, uno por uno, a mirármelo todo.

Gracias.
 
Arriba