Arquitectura historicista en Barcelona

qerote

Novel
Estoy realizando un trabajo sobre los diferentes estilos arquitectónicos en la Ciudad Condal y necesito saber si existe algún edificio, no construcción, historicista en ella. He buscado información en Internet pero no he encontrado nada. ¿Alguien me puede ayudar? Gracias.
 

gálibo

Diamante
El historicismo, más que un estilo es una actitud. El historicismo siempre ha existido en la arquitectura, el Renacimiento puede considerarse historicismo, incluso la arquitectura romana respecto a la griega, etc., etc.
Pero quizá se suele aplicar al eclecticismo del siglo XIX propiciado por L'École des Beaux-Arts que, según Manfredo Tafuri, derivó en el modernismo catalán de Gaudí y otros.
Tafuri considera que el modernismo catalán y Gaudí ponen en la hoguera todos los recursos estilísticos del eclecticismo, finiquitando una época que sería interrumpida por el Movimiento Moderno.
Pero el postmodernismo también se considera historicismo.
En los 80 hubo una corriente encabezada por Rossi, los hermanos Krier, etc. que tenía la historia de la arquitectura como referente principal a la hora de producir arquitectura en la actualidad. Dicha corriente fue superada por los acontecimientos y por el famoso ensayo de Francis Fukuyama, El fin de la Historia y el último hombre.

También hay quien vincula el Pop con el historicismo:
"La historia es una gigantesca operación pop" (Claude Lévi-Strauss, el antropólogo francés, no el de los pantalones vaqueros :D).

Karl Popper tiene un ensayo titulado:
The Poverty of Historicism, 1961 (La miseria del historicismo).

Así que el termino tiene ciertas connotaciones peyorativas.

En mi opinión el historicismo no es ni bueno ni malo.

Cuando estuve en Quebec vi el edificio del Parlamento de estilo renacimiento francés, construido en el siglo XIX pero que imagino que representa la época en la que se fundó la ciudad de Quebec (siglo XVI).

La Catedral del Buen Pastor, en San Sebastián, de estilo neogótico también estaría en esa misma actitud ya que la ciudad se fundó en el siglo XIII.

En realidad consiste en corregir los errores del pasado idealizándolo, lo cual, aunque no lo comparta, es una actitud legítima y muy recurrente en la historia. Lo que no me parece tan bien es practicar el historicismo falso, es decir: si construimos en la actualidad, por ejemplo, el Taj Mahal o alguna de esas cosas tan frecuentes en el siglo XIX sin ningún enganche histórico.

Respecto a tu pregunta inicial, no me viene ahora mismo ningún edificio historicista propiamente en Barcelona, así que ni P.I. pero gracias por abrir este tema que me permite soltar un rollazo como el que acabo de soltar, abusando de la confianza de los foreros y aprovechando que es viernes :D

Gracias y saludos ;)
 

FULGENCIO

Bronce
A falta de más cualificadas voces, imagino que el edificio de la Universidad (Elías Rogent) entrará también dentro de lo que buscas.
 

Medit

Plata
Sin entrar a discutir la ilustrada clase magistral de @gálibo (teórica) sobre las diferentes acepciones de "historicismo arquitectónico" dime de qué periodo histórico de BCN estás buscando ejemplos (práctica) y te doy nombres de edificios, arquitectos y fechas...
Desde más o menos el tercer tercio del s. XVIII -finales del Barroco y su hijo, el Rococó, e inicio del Neoclasicismo (a mi entender, el primer estilo de clara actitud revisionista e historicista)- hasta los 1980 hay docenas y docenas de ejemplos diversos en la capital catalana... Desde el Palacio Moja de Josep Mas (1774-90) hasta el Teatro Nacional de Cataluña de Ricardo Bofill (1987-92).

Por cierto, esencialmente la Catedral de BCN -su estructura básica- es gótica (1298-1448)... lo único que es neogótico -p. ej. historicista- es la fachada principal (1887-1912) (e incluso eso tiene trampa, o tiene perdón para los anti-historicistas, ya que el diseño de la misma, aún habiendo sido ejecutada a finales del XIX, está inspirado directamente -por recomendación-obligación del promotor que pagó las obras- en la traza realizada por el Maestre Carlín en 1408 -no llevada a cabo entonces y guardada desde el XV en los archivos de la Catedral-)...
Lo que sí es historicista -y del bestia, aunque muchos guiris se crean que es "auténtico"- es el puente neogótico-flamígero (Joan Rubió, 1928) que hay cerca de la Catedral, en la calle del Bisbe, que une el Palacio de la Generalidad de Cataluña con la Casa de los Canónigos (residencia tradicional del presidente de la Gene -aunque no usada ni por Pujol, ni por Maragall, y dudo mucho que la use Montilla a partir de la semana que viene-)...

P. D.: Ah, y discrepo de Costilla de Barco (ese guitar hero azul :D), el historicismo en arquitectura (el más puro o descarado) acostumbra siempre a ser malo/anodino... :p (y el más ecléctico y menos evidente no acostumbra a ser nada más que la antesala de "algo" nuevo (excitante/avanzado) en el mejor de los casos).
 

gálibo

Diamante
Aunque no sea Barcelona, aquí va un ejemplo de como el historicismo al parecer goza de "buena salud" a pesar de todo :cool:

Mini Manhattan

Minitorre Eiffel
 

qerote

Novel
Gracias a todos. Lo que estoy buscando concretamente es el historicismo del s. XIX, aunque como decís, una mera restauración ya se podría considerar historicismo, ¿no? Es decir, la Catedral de Barcelona se podría considerar gótica, evidentemente, pero a la vez historicista, ¿no?

Saludos.
 

Medit

Plata
Yo nunca (jamás de los jamases) consideraría la Catedral como un edificio historicista... como no consideraría la reconstrucción del Pabellón Mies (1929) de 1986 (o el de la República de Sert (1935) de 1992) como edificios historicistas.
El historicismo es una actitud arquitectónica, estilística... una estrategia proyectual o de diseño para abordar un proyecto de factura nueva -que no necesariamente de nueva planta-, o sea que eso incluye actuaciones en edificios existentes que se tienen que convertir en algo nuevo (p. ej. rehabilitaciones, que sí pueden ser historicistas como lo que hicieron gente como Adolf Florensa -Museo Marítimo de Barcelona- o Joaquim Ros de Ramis en muchos monumentos de Ciutat Vella, o no lo son e introducen elementos de diseño contemporáneo (de la época que sea) como el caso de Garcés & Sòria en el Museo Picasso), pero no incluye las restauraciones (p. ej. conservación/mantenimiento) de un edificio ni la reconstrucción mimética (casos de los pabellones citados antes) o el "remate" de una obra alargada sobremanera a través de los años (la Catedral).

Como he dicho antes, la Catedral es esencialmente gótica y lo de la fachada no es un ejercicio de historicismo porque ni Josep Oriol Mestres ni August Font (arquitectos encargados de completar -que no diseñar- la misma) se plantearon realizar algo "nuevo" que evocara épocas gloriosas de la arquitectura barcelonesa (como pasó en muchos otros sitios del Barrio Gótico, todo él -como conjunto- un auténtico y singular ejemplo de urbanismo (en vez de arquitectura) historicista).

La estrategia es usar un diseño propiamente gótico para completar algo que nunca ha estado terminado...
Si me apuras, sí que habría algunos elementos historicistas en el templo -demasiado pequeños para hacer del conjunto de la obra de la Catedral un ejemplo de historicismo- como la estructura de hierro que sustenta las campanas en la Torre de les Hores (diseño íntegro y nuevo de Mestres del 1863) o rejas del claustro también de diseño propio de Mestres.
Pero son pequeños añadidos a un conjunto completado en un 80% (así a ojo) en los siglos XIV y XV (y aunque lo más espectacular o vistoso sea la fachada, esta es solo una porción de un proyecto mucho más acojonante en la dimensión física de su espacio interior y en el simbolismo de la cripta de Santa Eulalia o del maravilloso claustro -lo último que se completó del templo, terminado en 1448 aprox.-) que no en el virtuosismo estilístico de su fachada principal).

Dices que te interesa el historicismo del XIX en BCN pero, la verdad, eso sigue siendo como pedir la Luna ¡porque ese es el siglo del historicismo por antonomasia! :D Más que edificios o ejemplos, te doy nombres y no te será muy difícil encontrar ejemplos de cada periodo...

Siguiendo con lo de antes, después del Barroco y el Rococó, allá por el 1780 -década más, década menos- aparece un retorno al más puro estilo greco-romano en lo que es el primer gesto de historicismo descarado en la ciudad (y en Europa en general), que intenta "limpiar" la arquitectura Barroca y Rococó del ornamento rococó -valga la redundancia :p- Arq.: Josep Mas, Joan Soler, Francisco Cabrer, Miguel de Roncali, Josep Francesc Ferrer Llupià...

Durante toda la primera mitad (1800-1850) hay un neoclasicismo bastante limpio y fiel a los arquetipos y ordenes griegos/romanos, eso es historicismo en estado puro, es recuperar arquitectura diseñada 2.000 años antes a la que se le supone una "clarividencia" y perfección artística no superada por ninguno de los estilos posteriores (Románico, Gótico...) para crear obras arquitectónicas contemporáneas. Arq.: Joan Molla, Josep Mas i Vila, Francesc Daniel Molina, Josep Buixareu, Francesc Vila, Miquel Garriga...

Más o menos desde el 1850 hasta el 1880 se hace una arquitectura que aún siguiendo con esos elementos clásicos incorpora -por aburrimiento y necesidad de evolucionar, como pasa cada vez que se intenta sobrepasar un estilo inmediatamente anterior- influencias más heterogéneas, esta vez del Románico (el Rundbogenstil alemán) más tarde del Gótico o el arte islámico y el oriental... Esto origina nuevos pastiches (estilos historicistas) como el Neorománico, el Neogótico, etc. que se suman al Neoclasicismo ya ultraconsolidado. Arq.: Elies Rogent, Rafael Guastavino, Josep Fontseré (tutor de Gaudí), Antoni Rovira, Josep Maria Cornet, August Font...
Y de todas esas influencias sale algo nuevo y excitante que sintetiza y agrupa todas las influencias en un estilo nuevo, que por nuevo pierde automáticamente la etiqueta de "historicista":

El Modernisme en Cataluña, desde el 1880 hasta el 1910, aprox. (Art Nouveau en Europa, o sea Arte Nuevo), aunque hay Modernismo hasta el 1925 o 1930 pero ya de forma residual. Arq.: Domènech i Montaner, Gaudí, Puig i Cadafalch, Enric Sagnier, Antoni Maria Gallissà, Pere Falqués, Joan Rubió, Francesc Berenguer, Josep Maria Jujol, los Bassegoda...
Este nuevo estilo (el primero auténticamente nuevo desde el Gótico) no solo origina un cambio estilístico sino que añade por primera vez un componente que será la semilla del Movimiento Moderno: la funcionalidad... El Rundbogenstil no solo era un retorno a los arcos redondeados del Románico sino que proponía nuevas formas derivadas de las funciones, formas que no respondían a número mágicos, proporciones divinas y demás sandeces sino que se originaban -aún de forma muy prematura- de la utilidad de esos elementos en el funcionamento global del edificio.

Este mismo procedimiento -y casi de forma literal- se produce otra vez en el siglo XX (y varias veces) en la arquitectura barcelonesa... Cada vez que lo "clásico" vuelve aparece una generación posterior que intenta sacarse esa manía neoclasicista/historicista (reaccionaria, tradicionalista, e incluso, políticamente de derechas y más bien casposa/religiosa) de encima... Más o menos así:

1910-1930: Noucentisme - Neoclasicismo (viejo) en estado puro después del Modernismo (nuevo) se recuperan (como después del Rococó, en 1780) elementos clásicos puros y mediterráneos, que más tarde derivan a una influencia renacentista (sobre todo de Brunelleschi), en un ambiente político muy caldeado y cambiante, con la Mancomunitat (derechas e izquierdas) y la dictadura (derechas) de Primo de Rivera. Arq.: el último Puig i Cadafalch, Josep Goday, Adolf Florensa, Enric Catà, Raimon Duran y Reynals...

1930-1940: Racionalismo - La primera gran revolución en arquitectura y urbanismo desde el Gótico, coincide con la República (izquierdas) y la corta vida de una Cataluña republicana (y por tres miserables días independiente y confederada con el Estado Español), corta por lo sano con casi cualquier referencia estilística anterior (de hecho, es la primera vez que el estilo queda supeditado, ya de forma tajante, por otras consideraciones "morales", políticas y de índole no estilístico). Arq.: Sert, Illescas, Torres-Clavé, Germán Rodríguez, Subirana, Puig Gairalt, Mies & Corbu (como invitados ilustres)...

1940-1954: Noucentisme 2ª parte - Franco y su régimen dictatorial (derechas) pasan por encima y se cargan el Racionalismo de pe a pa, reinstaurando un "historicismo" neoclásico malo de narices, esta vez influenciado especialmente por el eclecticismo norteamericano de principios del XX (escuela de Chicago, etc.) caracterizado por el monumentalismo y el libre albedrío en el uso de referencias clásicas (como el Barroco y el Rococó habían perdido el Norte respecto el Renacimiento, el historicismo franquista pierde el Norte respecto el Noucentisme anterior a la Guerra Civil, más puro estilísticamente y comedido en la construcción de la ciudad -menos monumental-). Arq. (no necesariamente vinculados al franquismo, a veces condicionados -por los fusiles y los censores- a hacer pastiches por real decreto más que por convicción personal/arquitectónica): Francesc Folguera, Lluís Bonet i Garí, Eusebi Bona, Adolf Florensa (otra vez), Francesc de Paula Nebot, Duran y Reynals (este hizo cosas interesantes tanto en el Noucentisme, el Racionalismo como este Eclecticismo post-Guerra Civil)...

(continúa...)
 

Medit

Plata
(continúa...)

1955-1959: El Grup R (apolítico ideológicamente, aunque incluye personajes de la talla de Coderch -derechas- y Bohigas -izquierdas-) recupera el Racinoalismo cuando la dictadura se vuelve menos dura (que no blanda) y la Península empieza a sacar la cabeza a ver que pasa en Europa. Arq.: Coderch, Bohigas & Martorell, Antoni de Moragas, Sostres (el intelectual del grupo), Bassó & Gili...

1960-1975: Escola de Barcelona (comandada por Bohigas y más bien de izquierdas ahora que el Régimen y su pureza derechista se pudre a marchas forzadas en favor de un proceso colectivo de recolocarse a un nivel más europeo, p. ej. más de izquierdas). El racionalismo más puro (en arquitectura lo que la izquierda más radical, p. ej. comunismo, es en política) ya ha sido superado y tildado de utopía irrealizable, se recomponen las relaciones izquierda (Movimiento Moderno) y derechas (tradicionalismo, arquitectura vernácula) en una nueva síntesis (Escola de Barcelona, liderada por Bohigas y influenciada por el Realismo italiano de los 1950) que no quiere imponer nada estilísticamente más allá de la confluencia libre entre construcción tradicional local-catalana (en lo físico, sobre todo cerámica) y diseño/concepto moderno (en lo teórico), con notables y brillante excepciones (como Fargas & Tous, amantes de las nuevas tecnologías ya allá por el 1965). Arq.: Casi los mismos del Grup R más un nuevo elenco de individualidades que no se adscriben a ninguna idelogía (ni política ni arquitectónica) y que aportan aire fresco: Clotet, Tusquets, Josep Llinàs, Viaplana & Piñón, Esteve Bonell & Francesc Rius, Garcés & Sòria, Bofill...

1976-1992: Cuando la sociedad -y la arquitectura- se empieza a desmadrar -algunos de esos arquitectos aportaron aire quizá demasiado fresco- ahí están las derechas para poner orden: aparece el Postmodernismo historicista (en BCN: Bofill) que mira tú por dónde, no solo recupera el clasicismo en arquitectura sino también en urbanismo (es decir en política): Bofill es el candidato de CiU (derechas) para gobernar el área metropolitana de BCN -y su arquitectura- a partir de los 1980 para preparar los JJ. OO. del '92, mientras que Bohigas es el candidato de izquierdas y sigue en su trono del departamento de urbanismo de BCN -desde el 1980 hasta el 1983-, bendecido por el Ayuntamiento del PSC-PSOE, para diseñar desde farolas a infraestructuras desde un punto de vista social, económico, de fácil mantenimiento, y con gran influencia en el diseño arquitectónico de la ciudad primando los esfuerzos en el espacio público (izquierdas) por encima del espacio privado (derechas).
La Generalitat pasa a manos de CiU (derechas) y algunas (no todas, francamente) de sus instituciones rezuman historicismo completamente desfasado e histriónico a parir (como el Teatro Nacional de Cataluña, de Bofill). Arq.: A patadas, desde los pijos de la noche de diseño barcelonesa (Sunyer, Arribas, Samsó, Badia...) hasta la vieja guardia (aún con Bohigas, Correa & Milà... a la cabeza, y marginando a Bofill) intentan convivir y seguir el rastro que el mercado internacional (posmodernista, deconstructivista, high-tech, minimalista) manda y ordena.

1993-Fórum 2004-26 de noviembre del 2006: Ya no hay ningún tipo de colectivo o de estilo predominante... Esto es literalmente, sálvese quien pueda (con la peculiaridad que ahora todo tiene que ser ecológico, verde y sostenible), libertad absoluta para votar a quien te dé la gana, puedes diseñar lo que te salga de las pelotas, no hay restricciones ni gurús o grupos estilísticos que marquen la pauta a seguir, libre albedrío absoluto... y por muchos años que siga asínnnnnn......!!!!!
(Alerta, el "icono", el Guggy, el efecto Bilbao, la operación Fórum (que da más poder al sector privado -p. ej. el Parque de Diagonal Mar de Enric Miralles controlado por la norteamericana Hines-, donde los JJ. OO. del '92 dieron más poder e influencia a la administración pública) empieza a hacer tufo de derechas otra vez: se está primando la arquitectura espectáculo (cara, pagada con dinero público) para regocijo del alcalde de turno al que le preocupa más su nombre -ergo, su cartera- y el de su ciudad más que el atender a las clases menos favorecidas que no necesitan un museo de arte o un puente con filigranas calatravescas sino un hospital o una biblioteca, o de los políticos que usan la arquitectura no como un bien público sino como una manera de cazar votos... Se prima lo bonito (caro, costoso en el mantenimiento) por encima de los "servicial", lo útil y funcional, lo que atiende al ciudadano para sus necesidades reales... Pero bueno, de momento todo el mundo puede opinar libremente sobre qué se puede hacer y qué no, y comparado con otras épocas, desde el Rococó hasta los años 1940 eso ya es mucho.

Fin.

Y ya estoy harto de escribir... He disfrutado como un cosaco escribiendo todo este coñazo -de hecho al final ya no sé ni lo que escribo :rolleyes:- pero ahora me pongo unos MP3 y me voy a navegar un rato por el Interné... :D
 

qerote

Novel
Dios mío :eek: Simplemente impresionante. Gracias gracias y mil gracias. De veras. No sabes lo que te agradezco tu información. Muchísimas gracias de nuevo.

Saludos.
 

Medit

Plata
¡De nada!, a ver si te sirve como introducción al tema :) Aún "asín" ten en cuenta que está todo muy simplificado y que todos los períodos se mezclan y se pisan y se solapan los unos a los otros (incluyendo el Racionalismo, tan radical él, tiene una larga lista de proyectos de transición que mezclan historicismo con vanguardia durante los 1920).
 
Lo que estoy buscando concretamente es el historicismo del s. XIX, aunque como decís, una mera restauración ya se podría considerar historicismo, ¿no? Es decir, la Catedral de Barcelona se podría considerar gótica, evidentemente, pero a la vez historicista, ¿no?
Te recomiendo Arquitectura en España, 1770-1900, de Javier Hernando, colección Manuales de Arte Cátedra.

Es un libro muy fácil de encontrar.

Como ya han dicho en este mismo asunto, la obra de Elías Rogent es la más señalada del historicismo barcelonés en el siglo XIX (Universidad Literaria, Capitanía General).
 
Arriba