Asegurar la obra con un único seguro (a pagar entre todos los actores)

#1
Hola ... me pongo la piel de promotor ... y lanzo la siguiente pregunta ...

No abarataría el precio final de la vivienda si ... en vez de pagar un seguro de RC para cada uno de los técnicos, otro para la constructora, otro para la propiedad, un seguro decenal ... etc ...

Porque diablos no se puede asegurar la obra con UN SÓLO seguro ( a pagar entre todos ... o no ... ) y con eso reducir costes ????
 
#2
Pues sí sería menos jaleo y supongo que más barato, pero ¿qué pasa si te falla la compañía aseguradora? te tienes que hacer un hoyo y meterte dentro, mejor tener la opción de buscar entre las diferentes compañias, decantándose por las mejores coberturas, y no sólo por los precios más bajos, es como en el post ese de los seguros de coche, imagínate que una vez que te fallan tuvieras que cambiar la poliza del coche, de la moto, de la casa etc etc
 

Legu...

Gran experto
#3
Vile:
¿Cómo lo harías para repartir el precio del seguro entre los distintos artistas que participan en la construcción de la casa? ¿Todos tienen el mismo riesgo? ¿A partes iguales el arquitecto y el tío de la retro que pasaba por allí? ¿Te da iguala la fase de excavación de cimientos, donde se producen muchos daños a colindantes, que el albañil que coloca alicatados en el baño?
No va así. Lo que no quita que sería muy deseable que tu idea se pudiera llevar a la práctica... pero no se puede; es más complejo de lo que apuntas porque las pólizas de RC no se contratan para una obra en particular sino que los profesionales se cubren para todo el ejercicio y en todas las obras en las que intervienen (o así debiera ser).
Lo que sí sería magnífico (pero tampoco suele funcionar) es que todos esos "artistas" estuvieran asegurados en la misma compañía, la que sea, porque entonces se acabaron las broncas judiciales de "a ver quién fue el responsable de eso... y que su compañía pague..."
Saludos
 
#4
1. Si la compañía te falla pues te quedas en pelotas ... igual que ahora ... porque aunque "tiren" contra otro para cobrar, tu no te vas de rositas ...

2. El como repartir el pago del seguro evidentemente sería en función del riesgo asumido por cada agente ... pero bueno no quiero decir que sea facil de determinar ...
A lo que me refiero es que se solapan muchas coberturas por agentes distintos con diferentes pólizas .... es decir pagan varios por lo mismo y ésto indudablemente influye sobre el precio final


Los que trabajan fuera de españa ... ¿ Cómo va este tema ?


No os parece raro por ejemplo que AT y Arq. paguen 2 seguros distintos ... por decir algo ...

se trata de una reflexión ... simplemente ... que nadie se lo tome de modo personal ... ni como un ataque contra ningún agente ... pasa lo mismo con seguro RC constructor, RC promotor, seguro del banco ¿?¿?
 

Legu...

Gran experto
#5
Hola otra vez, Vile:

Oye yo creo que fuera de España va más o menos como aquí... Es que no puede ir de otra manera... Tu deseo de que no se solapasen las distintas coberturas de las diferentes personas que intervienen en la construcción se queda, por ahora en el capítulo de los buenos deseos -que yo también comparto, claro- pero que no se sabe cómo demonios llevar a la práctica.
Yo podría explicar cuatro obviedades sobre el mundo del seguro, no para resolver el problema que tú planteas pero sí quizás para ilustrar a esos foreros jóvenes que están en fase de formación profesional (que no es tu caso ni el mío) pero me temo que me saldría un tocho durillo y el administrador me expulsaría rápidamente y con razón.

De todas formas, a quienquiera que se le ocurra la solución al problema que tú planteas podría forrarse de oro porque las aseguradoras le comprarían el know-how.

Saludos,
 
#6
oye, eso que dices, incluso ahora en que no necesito de ningún tipo de seguro, creo que sería interesante. Y "contri" más tocho, mejor :D

salu2. jano.
 
#7
Legu ... yo soy de los q todavía está en periodo de formación ... y lo que me queda ...

Lo que comento es algo que me ha rondado muchas veces por la cabeza ... y la verdad es q al desconocer el proceloso mundo de las aseguradoras ... lo veo tan obvio que si fuera fácil de llevar a cabo ya estaría hecho :rolleyes: supongo ...

No se ... tan complicado es ... piensa que la compañia que ofertara eso se llevaría el paquete completo ( técnicos+propiedad+corporificación ) ...
 

Legu...

Gran experto
#8
obviedades sobre el seguro

Hola. Para Vile y jano (y también para el resto de foreros a quienes interese el tema)

Para intentar evitar una explicación tocho, prefiero empezar sólo con un par de ideas básicas y luego lo complicaremos si queréis con vuestras preguntas más concretas.

El mundo del seguro en España funciona prácticamente igual que en el resto de Europa, con los mismos problemas, carencias y aciertos. La única excepción a ese comentario sería el mercado inglés que, como en tantas otras cosas, son muy suyos.
De hecho, las mayores aseguradoras en el mercado español (salvo MAPFRE) son de origen europeo (alemanes, italianos, franceses, suizos, etc.)

Clasifican los seguros en Vida y No-Vida.
Dentro de No-Vida subclasifican en Auto y No-Auto

Dejamos de lado lo de Vida y lo de Auto.

En el negocio de No-Auto existen varios tipos de seguros, pero ahora sólo mencionaré los de Responsabilidad Civil (RC) y los de Daños (Incendio, robo, etc.)
Pueden contratarse varios seguros en una misma póliza, que incluirá por tanto varias garantías: eso es una póliza combinada y es hoy muy usual. P.ej.: las pólizas de vivienda más comunes cubren distintos tipos de daños directos (incendio, robo, daños por agua, rotura de cristales, etc.), cubren daños extraordinarios (terremotos, etc., aunque esto sólo es para el mercado español) y también cubren daños indirectos (p.ej. pérdida de alquileres en caso de siniestro), también cubren la RC del propietario por daños a terceros causados no sólo por el edificio (caída a la calle de una loseta, o de un tiesto que daña a un peatón), también daños causados por miembros de la familia o incluso de los invitados… Añadir también garantías de asistencia, vinculadas o no a la existencia de siniestro (envío de industriales para reparaciones domésticas y cosas así)

El precio del seguro resulta de un cálculo actuarial que contemplará la probabilidad estadística de que ocurra un siniestro determinado, así como el valor de lo que se quiera asegurar y además, hilando más fino, el importe del “siniestro máximo posible” que no siempre será el valor total de lo que se quiere asegurar (no siempre un siniestro supone la pérdida total de la cosa asegurada). Lógicamente, luego se le añaden los costes internos de la aseguradora, las comisiones que se pagarán a la red comercial, el margen de beneficio que se espera obtener, etc. etc. con más los impuestos, tasas y llegas al precio final que pagará el cliente.

Es fácil encontrar gente que sólo conocen el precio del seguro de su coche (muy caro) y se sorprenden de que asegurar su casa, que vale mucho más, resulte muchísimo más barato que el coche. No tienen en cuenta aquel factor de la probabilidad de ocurrencia del siniestro.

Vamos a la construcción.
Si queremos contratar un seguro de daños para una futura edificación, se conocen todas las partidas que intervendrán en el cálculo: coste final estimado de esa edificación, desglose por partidas, etc. y las aseguradoras conocen también (por estadística) las probabilidades de siniestro en tal o cual fase de la construcción y el siniestro máximo posible en esas fases. Por tanto, el cálculo de la prima de riesgo de ese seguro debiera ser prácticamente idéntico para cualquier aseguradora: las diferencias de precio vendrán dadas por el resto de los componentes añadidos (gastos generales, margen de beneficio, etc.)
En cambio, en los seguros de RC lo que se contrata es la transferencia a la aseguradora del riesgo de que nuestro patrimonio disminuya como consecuencia de una reclamación económica por daños causados a terceros. O sea, que si hemos hecho algo mal y nos reclaman, que pague la compañía. Pudiera ocurrir incluso que nos reclamen unos daños cuando nosotros no somos los responsables, pero habrá que defenderse de esa reclamación y eso también cuesta dinero, y no poco.

De forma que el seguro de RC se mueve por otros parámetros para calcular precios, porque no se da a priori aquella cosa que podemos valorar objetivamente (el edificio a construir) sino que el asegurado es quien decide qué cuantía quiere asegurar (supongamos 300.000 euros, un millón de euros, etc.) y toda reclamación que exceda de ese límite voluntario no quedará cubierta por la póliza de seguro.

El cálculo de la prima de riesgo tendrá en cuenta el límite contratado y nuevamente la estadística de siniestralidad conocida para la actividad que desarrolla el cliente (arquitecto, constructor, camionero, electricista, lo que sea…) además de otros parámetros como número de empleados, volumen de facturación anual, etc. etc. según sea el caso. Generalmente las pólizas suelen tener una vigencia anual y pueden cubrir, o no, (a criterio del cliente) distintas modalidades de R.C., desde la más genérica de “explotación”, la RC patronal, RC como fabricante de productos, RC profesional, etc. etc.

Con esos antecedentes, y sin salirnos de la construcción (supongamos de una cosa sencillita, mi próxima unifamiliar de segunda residencia) yo sabré bien qué cifras voy a manejar en todo el proceso, desde que delimiten la parcela hasta que me entreguen las llaves de mi flamante vivienda: el seguro de daños lo determinará el valor final de la casa, y es a mí a quien interesa asegurarla ya desde antes de que se construya, porque si aparecen problemas durante la construcción yo no quiero tener que esperar a que se depuren las responsabilidades de quién hizo qué, ni tampoco quiero correr el riesgo de que el responsable último de un siniestro sea un subcontratado insolvente del que yo no conocía ni la existencia. Mi compañía indemnizará los daños y luego ya espabilará a reclamar de quien resulte el responsable.
El día que tenga mi casa acabada, lo único que necesitaré será aquel seguro combinado de vivienda que ya he explicado como ejemplo más arriba

Pero en el seguro de RC las cosas no van así. Para empezar todos los que van a intervenir en la construcción (salvo imprudentes o desinformados) querrán tener su propio seguro, porque lo que desean cubren es su respectivo patrimonio, porque un siniestro puede ser debido a responsabilidad de cualquiera de ellos, e incluso verse varios abocados a una reclamación judicial para que se determine quién era el responsable (pero la reclamación irá contra varios de esos posibles demandados).
Tampoco puede establecerse el siniestro máximo posible: en la construcción de una casita sencilla puede ocurrir un siniestro que se lleve por delante a varios trabajadores (lamentablemente en España tenemos una vergonzosa siniestralidad laboral de “campeones”) con lo cual resulta que el coste de la indemnización de ese siniestro será muy superior al valor de mi casa y, desde luego, nadie está dispuesto a compartir ese tipo de responsabilidades por solidaridad con los otros que intervienen en la construcción. ¿Por qué habrían de hacerlo?

Simplemente, no se puede establecer cuál va a ser la indemnización máxima por daños a terceros porque no sabemos qué va a pasar durante la construcción. Así las cosas, cada uno de los que intervienen se asegura con las cantidades que entienda más convenientes y no para aquella obra en particular sino para el ejercicio de su actividad o profesión en general y durante un período, supongamos anual que es el más corriente.

En mi caso, como promotor, también contrataré mi propia póliza de RC para mientras dure esa obra porque me servirá, por lo menos, para que me defiendan en caso de reclamación de terceros. Es verdaderamente frecuente que un tercero perjudicado conozca sólo los datos del promotor, porque están bien visibles en el cartel que hay en la obra, y dirige su reclamación contra aquél y luego ya se verá: imaginaros que se desploma una valla que separa la obra de la acera peatonal y alcanza a alguien que pasaba por allí. ¿Verdad que el lesionado no puede andar adivinando si la valla estaba correctamente diseñada, ejecutada, mantenida. etc.? Reclama contra el propietario de la obra y luego ya se verá quién era el responsable y paga.

Vile, Jano: No puede preverse qué pasará, ni cuánto costará lo que pase. Y como todos quieren tener su patrimonio seguro igual que todos queremos comer cada día, pues no hay forma de evitar esos costes. Estamos también pagando la RC de los camiones que llevan el material a la obra, y desde luego la RC del automóvil (o la moto) en que el arquitecto va por allí de vez en cuando, y para nada me he puesto con los seguros obligatorios porque eso ya es otro cantar.

Con el rollo anterior, que sí me ha salido más tocho de lo que yo quería, quedo a vuestra disposición.

Saludos,
 
#9
Estimado Legu, sólo añadir una cosa: magnifica explicación de conceptos básicos, posiblemente obvios, que a veces perdemos de vista y conviene recordarlos.

Saludos.
 
#10
Legu como dominas el tema, explica que sucede en caso de un doble aseguramiento para no-vida, ya que sabes funcionamos muchas veces por lo que oimos pero no sabemos a ciencia cierta.

Supongamos un seguro de incendios de vivienda, continente no contenido.
 

Legu...

Gran experto
#11
Inu:
Te copio el art. 32 de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro:
Artículo 32.
Cuando en dos o más contratos estipulados por el mismo tomador con distintos aseguradores se cubran los efectos que un mismo riesgo puede producir sobre el mismo interés y durante idéntico período de tiempo el tomador del seguro o el asegurado deberán, salvo pacto en contrario, comunicar a cada asegurador los demás seguros que estipule. Si por dolo se omitiera esta comunicación, y en caso de sobreseguro se produjera el siniestro, los aseguradores, no están obligados a pagar la indemnización.
Una vez producido el siniestro, el tomador del seguro o el asegurado deberá comunicarlo, de acuerdo con lo previsto en el artículo 16, a cada asegurador, con indicación del nombre de los demás.
Los aseguradores contribuirán al abono de la indemnización en proporción a la propia suma asegurada, sin que pueda superarse la cuantía del daño. Dentro de este límite el asegurado puede pedir a cada asegurador la indemnización debida, según el respectivo contrato. El asegurador que ha pagado una cantidad superior a la que proporcionalmente le corresponda podrá repetir contra el resto de los aseguradores.
Si el importe total de las sumas aseguradas superase notablemente el valor del interés, será de aplicación lo previsto en el artículo 31.



Supongo que es eso lo que preguntas. O sea que si se trata de un espabilado, puede acabar no cobrando ni un céntimo.

Pero puede darse perfectamente el caso (frecuente) de que la misma vivienda esté asegurada contra incendio en distintas compañías por el propietario (que tiene un evidente interés legítimo) y también por el inquilino (que también lo tiene). En tales casos y si de común acuerdo no se opta por la reparación (que sería lo lógico) cada uno de los dos asegurados tendría perfecto derecho a exigir de su compañía la indemnización en metálico, y las compañías a pagar porque previamente habían cobrados dos primas distintas, son dos intereses perfectamente separables y no existe intención de defraudar al seguro.

Saludos,
 
#12
Hola,

pues me he quedado negativamente soprendido. Si yo pago dos pólizas quiero dos indemnizaciones, no entiendo por que (si no he leido mal el art32) no tengo derecho a ello.

En cuanto a la diversidad de seguros, opino que lo práctico es que cada parte interviniente tenga el suyo (adecuado a sus circunstancias), aparte de que cada parte dajaría en manos de una (la que supuestamente contrate) el riesgo de no hacerlo a hacerlo mal.

Saludos,
Alex
 

Legu...

Gran experto
#13
Hola Nibelungo:
Has leído bien. Te transcribo un par de artículos de la misma ley anterior:
Artículo 26.
El seguro no puede ser objeto de enriquecimiento injusto para el asegurado. Para la determinación del daño se atenderá al valor del interés asegurado en el momento inmediatamente anterior a la realización del siniestro.

Artículo 31.
Si la suma asegurada supera notablemente el valor del interés asegurado, cualquiera de las partes del contrato podrá exigir la reducción de la suma y de la prima, debiendo restituir el asegurador el exceso de las primas percibidas.
Si se produjere el siniestro, el asegurador indemnizará el daño efectivamente causado.
Cuando el sobreseguro previsto en el párrafo anterior se debiera a mala fe del asegurado, el contrato será ineficaz. El asegurador de buena fe podrá, no obstante, retener las primas vencidas y las del período en curso.



Yo no opino, sólo te facilito el texto legal...
Pero si me permites opinar, el seguro es para transferir riesgos a la compañía, no para enriquecerse en caso de siniestro. Si eso que tú apuntas fuera "normal" (lo de asegurar dos veces , pagar doble y luego cobrar también dos veces en caso de siniestro) ocurrirían muchísimos más siniestros de los que ya suceden.



Saludos
 
#14
Gracias LEGU era lo que suponia y lo que se rumoreaba, salvo con la salvedad de la posibilidad de tener asegurado un bien por su valor partido en dos compañias, siempre que el bien este correctamente valorado (no sobreseguro) y se comunique a ambas dicha circunstancia, ya que dice salvo pacto en contrario, que seguro que no hay.

Entiendo que si ahora mismo mi seguro de incendios del continente debido a la subida del precio de la vivienda es claramente insuficiente, puedo ampliar en otra compañia si me es mas rentable, siempre que, comunique a ambas dicha circunstancia ... por poner un ejemplo.

Gracias Legu
 
#15
oye, que puedes seguir lo que quieras, ¿eh, legu? A mí me apasiona leer y aprender, me da igual que sean textos espesos :)

Preguntas... pues sobre lo que has explicado, más bien no, lo has quedado claro y en cierto modo lo conocía. Pero ya te digo que puedes extenderte cuando tengas un rato, en lo que creas conveniente...

salu2 y gracias por ese post. jano.
 

Legu...

Gran experto
#17
EL_INUTIL_© ha dicho:
Entiendo que si ahora mismo mi seguro de incendios del continente debido a la subida del precio de la vivienda es claramente insuficiente, puedo ampliar en otra compañia si me es mas rentable, siempre que, comunique a ambas dicha circunstancia ... por poner un ejemplo.
Inu, yo no te lo aconsejo, que por ahí hay mucho mastuerzo. Si quieres ampliar capital es preferible que lo hagas con la compañía que ya tienes, o directamente te pasas a la segunda con armas y bagajes, pero no te organices tú mismo un coaseguro (seguro entre varias) porque en caso de siniestro tendrás dos peritos distintos, con diferentes criterios, etc.etc.
Tu corredor de seguros te encontrará la mejor solución (y ya he leído en otros post que tú sí utilizas los servicios del corredor)
Saludos
 
#18
Efectivamente uso corredor, solo era una cuestion legal, no que yo lo piense hacer asi, pero por lo que entiendo si se puede, tengo claro que zapatero a tus zapatos y para cada cosa lo adecuado es confiarte a un especialista, que si en mi caso, me va estupendamente, mejor.
 
Arriba