Autopromoción en tiempos de virus

Aitor78

Novel
Hola, supongo que seremos varios que estábamos a punto de construir justo antes del coronavirus y otros que no, pero que controláis de mercado o constructoras.
¿Cómo veis la situación? ¿Creéis que bajaran los precios de las constructoras? De momento no me hacen rebajas significativas y no sé si esperar o lanzarme.
Un saludo.
 

Carroza

Plata
No creo que sea más barato. Supongo que subirán los costes, por la subida de impuestos.
Igual el precio de comprar (terreno, o vivienda a rehabilitar), baje según la necesidad o perspectiva. Pero papeleos, mano de obra y materiales se verán perjudicados.
Hay mucha incertidumbre del impacto económico y social de este virus.
Los alquileres ya están bajando (y diría que las viviendas ya valen menos que hace un mes).
 

Aitor78

Novel
Por lo que leo en prensa, la nueva construcción va a pegar un bajón, por lo que los precios deberían bajar algo, no sé. Sería lo lógico, ¿no?
 

Carroza

Plata
Nadie va a construir nuevo por debajo del coste. Los precios de lo ya construido "inflamados" se ajustarán si cae la demanda.

Ya sabemos que la propagación del contagio es muy alta. No sabemos ni la tasa de inmunización ni de mortalidad.
Ahí estará la clave.
¿Qué pasará con bares, restaurantes, hoteles, gimnasios, cines, academias, eventos multitudinarios como discotecas, conciertos, fiestas...? ¿Transportes públicos en hora punta?
¿Cuánta gente perderá el empleo? Los que alquilaban pisos o apartamentos en la costa tampoco tienen buena perspectiva si cae tanto el turismo del que vivían.
Ya puede aparecer una vacuna o poder lograr inmunizarnos de forma natural, porque si no...

¿Te ves en buena situación para lanzarte?
Sea como sea, sé prudente.
 

bicilindro

Titanio
Los precios tienen que bajar.
El dinero es cobarde y la gente que mete 400 k en un chaleturri o lo tiene claro (futuro despejado y sin nubes) o espera a que salga el sol.
Como en 2008, pero menos, o quizá porque ya estamos en el semisótano.
Mi consejo es esperar, pero, si tienes la pasta, usarla para que trabaje el bueno a precio de barato con calidad de muy bueno.
 

riurau

Plata
Tengo un amigo que trabaja con materiales (cerámicos) y me dice que cree que el impacto será brutal en la construcción y de inmediato, Yo creo (sin tener ni idea) que se notará en la construcción en los próximos meses, próximo año. Nunca se sabe cuál es la mejor opción, no tenemos una bola mágica. Nosotros no tenemos intención de frenar nada (aunque bajen los precios más tarde sería a coste de que se hundiera más el sector) y pensamos que igual como teníamos previsto, lo único que nos da miedo es que la constructora quiebre, pero eso no lo sabremos hasta que no estemos metidos en harina.
 

dardhal

Esmeralda
¿Cómo veis la situación? ¿Creéis que bajaran los precios de las constructoras? De momento no me hacen rebajas significativas y no sé si esperar o lanzarme
Ya te lo ha comentado @arckko7, que trabaja en el sector, pero te lo reitero yo como autopromotor al que le ha salido casi todo mal.

Bastante riesgo hay en el ramo de la construcción cuando las cosas van bien (fíjate yo, una constructora que pasar la gran crisis de 2008+ y se viene abajo en 2017 porque el banco deja de refinanciarle la deuda) como para ir a los chollos cuando las cosas se desmoronan a nuestro alrededor.

Hay poco que puedas hacer para asegurarte de que no te dejan colgado de la brocha, porque al fin y al cabo muchas empresas están a un impago de sus actuales clientes de quedarse con el culo al aire. Pero ciertamente ahora en la situación que estamos y si te puedes permitir esperar (que salvo motivos muy justificados, deberías), aguardaría hasta al menos después del verano para elegir constructor. No digo que no puedas empezar a pedir precios y tantear opciones sobre la base de un proyecto de ejecución, pero nadie sale de la trinchera mientras que están cayendo las bombas. Se espera uno a que acabe el bombardeo y luego asoma la cabeza.

Que uno se coma un pollo, otro ninguno y la media sea de medio pollo por cabeza no significa que tú quedes del lado del que come pollo y no del que se come una po**a. Lo que quiero decir es que aun cuando el precio medio pueda bajar, a ti de nada te vale si te quedas colgado de un constructor. Así que con pies de plomo.
 

Aitor78

Novel
Jaja, gracias @dardhal.
Tengo tres ofertas hechas previrus, las tres casi idénticas, y la rebaja que plantean ahora es mínima, en plan abaratar suelo o el aire acondicionado. Nadie tiene una bola de cristal para saber qué pasará después de verano... en fin. Aquí dándole vueltas a empezar ya o seguir esperando en esta ya larga espera.
 
quizá porque ya estamos en el semisótano
Depende de las zonas, diría que en la mayoría se ha subido más allá de lo razonable. Los alquileres turísticos has puesto los alquileres por las nubes, las expectativas han disparado los precios arrastrando a los de alrededor.
Con el parón del turismo los precios tiran hacia abajo. No sé yo.
 
Un consejo que no es mío, lo he leído en el foro, pero no recuerdo a quién, pero se me quedó grabado.

Revisa bien los presupuestos, si uno tiene las partidas iniciales más caras que los demás y más baratas las finales, desconfía.
Puede que te realice las partidas iniciales más caras, donde gana más dinero, y luego cuando lleguen las baratas abandone la obra.
Si tiene todas las partidas más caras simplemente es que es más caro, tú lo valoras, pero si tiene el presupuesto más barato, a costa de los precios de las partidas finales, yo me lo pensaría.
 

Browniano

Novel
La intuición dice que la paralización económica sumada a la incertidumbre que tenemos a día de hoy, provocará una bajada en la demanda de compra de vivienda. Es lógico, el clima no es favorable para la compra de vivienda; con medio país en un ERTE o sectores paralizados y las perspectivas de reactivación nada buenas, previsión de paro por encima del 20%... Adicionalmente, todo esto genera una tendencia de expectativa de una posible bajada del precio, que puede acentuar la caída de la demanda (la gente no compra porque espera que baje más).

La caída de la demanda de la vivienda creo que pasará, y eso muy probablemente bajará los precios de construcción. No por debajo de coste, pero sí debería haber ajustes en toda la cadena de valor (proveedores, transportistas, contratas, trabajadores, etc.), habrá lugares o actividades donde pueda ser más, y otras donde será menos.

Nadie sabe cuánto durará esto. A pesar del optimismo de algunos medios, esto va a tener un impacto enorme. Aumento del endeudamiento, sectores estratégicos para la economía parados, costes sanitarios y laborales, renta mínima... todo esto habrá que pagarlo de algún modo y sólo hay dos opciones: recortes o impuestos. Con el Gobierno actual la primera no será, de modo que nos llevará a subidas de impuesto = menos renta disponible para el consumo.

En resumen: Si puedes, yo en tu lugar, esperaría unos meses. Ahora bien, si el dinero no es problema y el presupuesto te encaja, o por temas logísticos no puedes, entonces no hay mucho que pensar.
 
La bola de cristal de lo que pasará el día de mañana no lo sabemos, lo de hoy sí lo conozco, contratista necesita material o se queda parada la obra, distribuidor, no tengo más que unos paquetes 20 m², necesito 200 m², te lo buscó y te doy precio, ¿para cuándo? Para ya... Los 20 m² en stock a 5,80 + IVA, los 180 m² a 7,90 + IVA + portes y lo tienes "pronto".

La fábrica a medio gas, supongo, poco producto y los portes si lo quieres rápido encarecidos.

Esto se asume sin problema en una obra, ya veremos el resto.
 

bicilindro

Titanio
sólo hay dos opciones: recortes o impuestos
Yo es que soy un optimista antropológico.
En una ecuación en que intervienen:
- 180 países con diversidad de decisiones macro micro econo legislativas.
- 8.500.000.000 individuos.
- La demografía.
- La orografía.
- La climatología.
- La ecología.
- La psicología.
Permíteme que dude que existan solo dos opciones. El futuro siempre en movimiento está.
EDITO añada la historia, la avaricia, la estulticia y hasta el azar.
 

Beowulf

Esmeralda
Estoy con @Octopussy. Hay cosas que bajarán y otras que se encarecerán.

Sin ir más lejos, la mano de obra. Yo no daría por hecho que vaya a bajar. O mejor dicho, puede que baje lo que cobra por hora Manolo el peón. Pero como tiene que comprar nuevos EPI, mascarillas, geles... y como tiene que trabajar más lento por el tema de la mascarilla, limpieza de herramientas, desinfección, etc., pues su productividad por hora será menor. Con lo que aunque cobre menos por hora, necesita más horas para el mismo tajo y al final la mano de obra puede que sea más cara.

Es solo un posible ejemplo. Pero hay más.

Otro ejemplo, quizá el suministrador habitual esté cerrado por el estado de emergencia y no quede más remedio que comprar a la competencia con quien no tiene el mismo descuento.

Más ejemplos. El transporte se ha abaratado por el combustible. Pero quizá no os deis cuenta que ahora muchos transportistas prefieren transportar productos más rentables como paquetería, Amazon, alimentos, mascarillas... en general, cosas que ahora tienen más movimiento por el coronavirus. Y prefieran no transportar ladrillos o mortero para un constructor que está en riesgo de no pagar. Así que a lo mejor suben los precios para transportes de la construcción.

No sé, son todo hipótesis. No tengo ni idea. Pero asumir que todo va a bajar es mucho aventurar.

Eso de que el mercado se rige por oferta-demanda es falso. Hay miles de factores que influyen en el precio además de la oferta-demanda. No hay más que ver lo que influye un cisne negro como el coronavirus... que hay muchas empresas jodidas pero también hay otras forrándose. O lo que influye el miedo a impagos, o las limitaciones de movilidad. Ya puedes ser el único cliente del mundo, que si el Gobierno pone trabas al constructor... este te va a subir los precios. Da igual que la demanda sea muy pequeña y la oferta muy alta; hay factores que están por encima de esa falsa ley liberal.
 
Yo estoy en la misma situación con el dilema de si empezar o no, pero el tiempo me apremia y si todo sale bien con el banco (que no las tengo yo todas conmigo) esta semana tiraré para adelante y firmaré el contrato con el constructor que ya tenía decidido y cerrado desde antes de todo esto.

Los precios van a bajar seguro, pero no va a ser algo de hoy para mañana ni para después del verano. Seguramente la cosa empezará a caer el año que viene, cuando las obras que estaban empezadas se terminen y las pocas que se hayan empezado también estén a punto y no se hayan conseguido obras nuevas. Entonces empezará a sobrar mano de obra y tirarán a la baja los precios de subcontratas, las fábricas bajará a medio gas e intentarán quitarse stocks si es que los tenían, etc., pero hasta entonces van a sobrevivir con los precios y se van a agarrar a un clavo ardiendo.

Cuando se dice que baja el precio de la vivienda es toda, pero también es verdad que esas bajadas afectan mucho más rápido a algo que ya está construido que a algo que aún hay que construir.

La pregunta es: ¿puedes esperar un año?

Luego, como también te han comentado los compañeros, hay que mirar los presupuestos que tengas, yo, por ejemplo sé que el mío está bastante ajustado y ahora mismo forzar la máquina por conseguir una rebaja podría dar lugar a que a media obra me deje tirado... Pero, como digo, eso depende mucho de cada uno y su situación.
 

Beowulf

Esmeralda
Pues yo no lo veo tan claro.

En la crisis del 2008 muchos constructores cogieron obras a la baja con la perspectiva de que la cosa mejoraría y cubrir pérdidas en las siguientes obras. Pero la cosa no mejoró y cada vez se empufaron más hasta que al final echaron la persiana dejando un reguero de deudas.

Y me da a mí que muchos aprendieron la lección. Y que ahora no se la van a jugar. Ante la duda de cerrar ahora por no pillar obras a la baja o intentar coger obras perdiendo dinero para al final cerrar igualmente pero con deudas... yo creo que escogerán lo primero.

No conozco a nadie que trabaje a la baja si no tiene garantías de que en la siguiente operación va a recuperarlo. Y muchos ya aprendieron que no se suele recuperar. Menos aún con la incertidumbre actual.

Un precio tiene que ser bueno para ambas partes. De lo contrario, al final, suele ser malo para ambas.

Muchos prefieren cerrar el negocio en paz antes que entrar en el juego de bajarse los pantalones sin garantías de que eso vaya a servirles para el futuro.

Ya conté una vez una anécdota. Un proveedor que me dio un precio muy bajo. Le insistí cien veces que revisara bien el precio al alza. Que yo conocía ese tajo y nadie lo hacía por ese precio (ni por el doble). Pero insistió en ir a la baja; no sé si por kamikaze, por inútil o por ir de listo. Yo lo desestimé por ser una baja temeraria. Pero mi jefe, muy listo él, lo aceptó. Pues bien, a los pocos días ya querían dejar la obra porque iban a perder hasta la camisa. Y a mí no me daba ninguna pena por ellos porque estaban bien avisados. Pero si dejaban la obra, el retraso y la mala imagen ante el cliente nos supondría un sobrecoste inmenso. Al final le tuvimos que ampliar la cuantía hasta lo mismo que cobraba la competencia. Y aun así ellos perdieron dinero y nosotros obtuvimos un mal trabajo. Conclusión, un precio que no satisface a ambas partes supone un mal precio para ambos.

Es solo mi opinión.
 
Arriba