Consulta - Debate - Cuestión acerca de la aplicación del RD 1367/2007

#1
Estimados Sres. – Colegas,

Mi nombre es Juan Manuel Martínez, y trabajo como técnico en una consultoría ambiental desde hace varios años. Os escribo en relación a determinadas dudas que me surgen profesionalmente a la hora de aplicar el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, que desarrolla la Ley 37/2007 del Ruido en lo referente a zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas. El objetivo que persigo es en principio solucionarlas, pero en caso de encontrar, como me da la impresión que hay, cierto “vacío legal”, buscar la forma de ponerlo en común con vosotros o foros de ruido que conozcáis, con el fin de encontrar soluciones entre todos. Os lo agradezco de antemano, y por supuesto no tendría ningún problema en colaborar con vosotros en otros aspectos acústicos legales o técnicos, modelización acústica, etc. Estaría encantado de poder echaros una mano.

Me enfrento prácticamente todos los días a la misión de decidir si las zonificaciones acústicas correspondientes a un determinado desarrollo urbanístico, son acordes a lo que propone el RD en lo que respecta a cómo se seleccionan en función de los usos previstos, y si su distribución es correcta en base a los objetivos de calidad acústica propuestos para cada zona. El problema surge desde el principio, dado que el RD en su Anexo V, propone una serie de criterios para determinar la inclusión de un sector de territorio en un tipo de área acústica, que si bien para el caso de Planes Urbanísticos de tipo Residencial están más o menos claros, para los desarrollos de tipo industrial dejan mucho que desear.

Os planteo un ejemplo para que veáis a qué me refiero de forma más gráfica y clara: en el Ejemplo 1, tenemos un Plan Parcial de tipo Residencial ficticio, con unas manzanas de uso residencial, unas zonas de uso Terciario y unos espacios verdes públicos. Se indican los valores objetivo para cada zona acústica y para nuevos desarrollos, de los periodos día – tarde – noche en dB(A). La ordenación propuesta a la izquierda podría llevar a la zonificación acústica de la derecha, dado que los Espacios Verdes se computan como zona acústica A, al ser de predominio residencial toda la superficie, excepto las zonas de terciario, que se computarían como zona acústica D, atendiendo a los criterios para determinar los principales usos asociados a áreas acústicas (Anexo V, epígrafe 3 del R.D.). Además, ordenación y zonificación serían compatibles, al ser la diferencia entre zonas acústicas no mayor de 5 dB, lo que les permite colindar sin zonas de transición. (No obstante, en horario nocturno habría ciertos problemas, al ser las diferencias de valores objetivo entre zonas A y D de 10 dB, aunque ahora no entraremos en este tema)

Pues bien. Si lo anterior estaba claro, al pasar a un Plan Parcial de tipo Industrial, con unas manzanas para uso industrial, otras de equipamientos asociados al uso industrial (p.e. una subestación eléctrica y una estación depuradora), y unas zonas verdes, empiezan los problemas. El primero de todos es que los criterios del RD no aclaran cómo computar las zonas verdes en espacios de uso industrial. Para el caso de zonas residenciales, de cara a responder al principio de mínima fragmentación de la zonificación que promulga el RD, las zonas verdes se computan como tipo A, por corresponder a parques y jardines asociados al uso. Sin embargo, en espacios de uso industrial, no se especifica absolutamente nada en relación a si las zonas verdes se computan en uso industrial o como protección específica de algún tipo (si se especifica de otro lado acerca de los equipamientos industriales, que se computarían como zonas industriales). De esta forma, nos encontraríamos con una primera versión de zonificación acústica “incompleta” (izquierda), que nos impediría decidir sobre la adecuación de un Plan Parcial Industrial en materia de ruidos. ¡Ojo!, esto es importante tanto para la consultora, como para el técnico municipal que tiene que informar favorable o desfavorablemente sobre los aspectos acústicos del desarrollo, y que se enfrenta a una situación en la que no puede tomar decisiones, lo que genera muchos retrasos en la tramitación.

Según lo que dice el RD (y de acuerdo con las especificaciones de valores límite de ruido de muchas comunidades autónomas, p.e. en Murcia para zonas verdes, en general, es de 60 dB día, 50 dB noche), se podrían computar dichas zonas verdes como Zona Acústica “A” (Residencial), pero como se observa en la segunda versión de zonificación acústica (Centro), esto nos llevaría a un problema de incompatibilidad por colindancia con más de 5 dBs de diferencia en valores objetivo, lo que forzaría a “estudiar” las zonas de transición. El RD “habla” de este tipo de estudios sin concretar cómo se deben afrontar, lo que supondría un vacío legal, además de un nuevo retraso en la tramitación. Atendiendo a lo anterior, sería bastante difícil compatibilizar zonas verdes con zonas industriales (me refiero a aplicando la ley de forma estricta!), lo cual a mi modo de entender, es un desatino, dado que precisamente las zonas industriales son las que más están necesitadas de generar sumideros de CO2. Por otro lado, si para dejar una zona verde junto a una zona industrial (que normalmente, casi nunca corresponde a “parque Público” porque su localización en polígonos industriales no contribuye a un uso extendido), necesitamos hacer un estudio transicional, para al final acabar dejando una zona verde de transición que es “de paso”, no “de estancia”, junto a otra zona verde que ya se puede computar como “de estancia”… me parece sencillamente una burrada!

Para terminar, lo más práctico, sería computar las zonas verdes asociadas a usos industriales como “zonas acústica B”, al igual que se hace con las zonas verdes en usos residenciales, que se acaban equiparando a “zona acústica A”. La zonificación indicada más a la derecha, correspondería a este último caso. Es simple, práctica y concreta, si bien no es posible aplicarla tan fácilmente a priori, ya que el RD no especifica que se pueda realizar así.

Me gustaría conocer vuestra opinión, cuestiones, alternativas, etc, o si habéis tenido o tenéis casos similares. En definitiva, tal y como comentaba al principio, ver si entre todos podemos encontrar soluciones a los problemas que planteo.

Saludos cordiales.

Juan Manuel Martínez
 
#2
Para terminar, lo más práctico, sería computar las zonas verdes asociadas a usos industriales como “zonas acústica B”, al igual que se hace con las zonas verdes en usos residenciales, que se acaban equiparando a “zona acústica A”. La zonificación indicada más a la derecha, correspondería a este último caso. Es simple, práctica y concreta, si bien no es posible aplicarla tan fácilmente a priori, ya que el RD no especifica que se pueda realizar así.
Los mapas de ruidos deben aceptarlos, una vez elaborados, las administraciones públicas locales. Justificando bien los niveles de transmisión acústica, la ley, aunque no lo diga expresamente, debe ser flexible si es demostrable físicamente lo que apuntas, por tanto, las administraciones públicas, también.
 
Arriba