Debate: Perspectiva de género en urbanismo (Para Todos La 2)

vorpal

VIP
En mi opinión, la sociedad no tiene género, o están todos los géneros incluidos, la forman/formamos un montón/montona de miembros y miembras. Desde mi punto de vista, es un debate absurdo y una cuestión redundante: la sociedad ya incluye todos los géneros. La sociedad es neutra, no me parece adecuado tener que andar perdiendo el tiempo en debates de si tal o cual cosa está hecha pensando en tal o cual género: está hecha pensando en la sociedad en su conjunto, punto.

Plantear soluciones urbanísticas que sólo tienen en cuenta a una parte de la sociedad es, desde mi punto de vista, erróneo en cualquier caso.
Reivindicar una perspectiva de "genero" para hacer urbanismo no aporta nada nuevo sobre el buen urbanismo, porque el urbanismo bien entendido debe realizarse teniendo en cuenta la sociedad a la que debe servir en su conjunto.

Lo importante es hacer buen urbanismo, buena arquitectura... hacer las cosas bien. Ponerle la etiqueta de género a lo que se hace bien per se puede hacer pensar que aquello que no lleve tal etiqueta no esté bien. ¿Solo está bien aquello que lleva la etiqueta de género? Dicho de otra forma, ¿lo que no lleva la etiqueta de genero ya no está tan bien?

¿Se está haciendo buen urbanismo ahora en los Emiratos Árabes? ¿o en Malasia? ¿o en Moscú? Y en esos casos, ¿se ha aplicado alguna estrategia de género al estilo de lo que se estila ahora por aquí?

Saludos.
 
En mi opinión, decir que la sociedad no tiene género o que uno es una persona independientemente de su sexo es algo incorrecto. Los conceptos de "sociedad", "ser humano" o "persona" no son más que generalizaciones y abstracciones mentales.

En el reino animal las especies tienen individuos de sexo masculino y femenino.

(Alguien podría cuestionar que por qué el concepto de "persona" es una abstracción y los de "sexo masculino" o "sexo femenino" no lo son. Al fin y al cabo el sexo es una generalización en base a la inspección de individuos independientes, que son los verdaderamente existentes, reales. Y haría muy bien en cuestionarlo. A lo que se le podría responder sencillamente que el modo de reproducción sexual es el más habitual en el reino animal y que solamente dos individuos de una misma especie (de sexos diferentes) pueden crear descendencia y perpetuar la especie.
Por mucho que nos fastidie -o nos guste-, por tanto, la existencia de hombres y mujeres es empíricamente comprobable y biológicamente necesaria -al menos por ahora-).

Existen dos actitudes ante la evidencia biológica, zoológica y filosófica de la diferencia entre miembros de una misma especie.
  1. Proclamar que las diferencias son mínimas y no influyen en el comportamiento de cada sexo de manera individual o global.
  2. Proclamar que las diferencias existen, tienen cierta importancia y afectan a determinados aspectos del comportamiento individual y de conjunto, pero que estas diferencias ya son tenidas en cuenta actualmente en los diferentes aspectos de la civilización y la sociedad (política, economía, urbanismo...).
Ya, ya. Me he olvidado de una tercera actitud. Esa, que no contenta con las dos anteriores, se dedica a meter el dedo en el ojo y proponer locuras.

Yo propongo (y como toda propuesta rompedora, no será adoptada :cautious:) que, a partir de ahora y durante los próximos 100 años, cualquier planeamiento urbanístico, diseño de ordenación del territorio, diseño de edificios públicos, de obras de ingeniería, de instalaciones industriales, agrarias... sea realizado solo por mujeres.
A ver qué pasa. A ver si los hombres nos sentimos incluidos en todos los diseños y ejecuciones. Por probar.
 
Arriba