Desacuerdo en certificación final de obra

Pues eso, sí todos los arquitectos vivieran sólo de la administración...

Obviamente para pedir un aval de un banco hay que tener dinero en él, pero no todo el dinero del aval. O no sabes lo que es un aval o sigues con esto porque toleras mal que no se te dé la razón.

Volvamos al origen, tu "ayusa" afirmación fue, copio y pego "la ley debería exigir también entonces al promotor tener el dinero antes de hacer una obra (como lo hace con la administración)".

Poquísimas veces un promotor o un autopromotor dispone de todos los fondos cuando se inicia un proyecto, y si la ley lo exigiese construirían sólo los muy ricos o la administración.

Pero vamos, es una entelequia, esa absurda idea no se ha puesto en marcha en ningún lugar, ni siquiera se le ocurre a Ayuso.
 

vile

Platino
Y sin embargo, no siempre lo tiene... o mejor dicho, lo tenía consignado para A, pero lo ha gastado en B (ilegalmente).
o hay recortes presupuestarios, o es el año 2009 o hay una pandemia ... claro que puedes destinarlo a otros fondos incluso legales jajaja pero sin aplicación presupuestaria no se licita
el autopromotor licita con el cuento de la lechera y muchas veces sale bien ... y otras mal pero el contratista debe asumir su temeridad ¿? mi respuesta es que no
 

cabronias

Titanio
Nos ha pasado con un ayuntamiento importante que ha destinado el dinero consignado de la obra para pagar nóminas y llevamos dos años cobrando a dita... y callados como puertas.
 

josaso

Novel
Bueno, vuelvo a escribir novedades en el caso. Me llegó el otro día una notificación de Hacienda, porque el constructor debe 25.000 y me embargan el crédito hipotecario. Además recibo burofax del constructor volviendo a incrementar, sin aportar nada, que mi deuda es 60.000 euros con él. No salgo de mi asombro. Hay un desfase del director de la obra y el constructor de 38.000 euros. Entiendo que en caso de pleito, el juez determinará el pago según un tercero o se atiene a lo certificado por mi arquitecto.
La verdad que todo esto es una locura.
Gracias por la ayuda.
 

josaso

Novel
Me llegó un notificación de AEAT, en vía de apremio, por un impago del constructor que ascendía a 25.000, y como había una relación profesional conmigo, me decía que a cuánto ascendía el pago que tenía que realizarle y que se pagara a Hacienda.
No sé si me he explicado bien.
 

josaso

Novel
A lo mejor me he explicado mal, es un embargo del crédito porque no le puedo pagar a él, sino a Hacienda.
 

Legu...

Diamante
Me llegó un notificación de AEAT, en vía de apremio, por un impago del constructor que ascendía a 25.000, y como había una relación profesional conmigo, me decía que a cuánto ascendía el pago que tenía que realizarle y que se pagara a Hacienda.
No sé si me he explicado bien.
Como en tu primer post ya explicas que tienes un abogado que te asesora, coméntale también ese punto: quizás te diga que lo que conviene hacer es contestar a la AEAT diciendo que tú no debes nada a ese constructor. Y punto pelota. Pero que te lo diga tu abogado, que para eso le has contratado y le pagas (le pagas, ¿no?).
 

josaso

Novel
Sí, ya le contesté debidamente, y por supuesto que le pago, lo único que quería saber si alguien ha pasado por algo similar y en caso de pleito cómo fue, solo eso.
Gracias.
 

paules

Diamante
pero presenta la última certificación la cual nos sorprende bastante porque aumenta considerablemente el presupuesto original (unos 12.000).
Además recibo burofax del constructor volviendo a incrementar, sin aportar nada, que mi deuda es 60.000 euros con él. No salgo de mi asombro. Hay un desfase del director de la obra y el constructor de 38.000 euros.
Parece haber una pequeña diferencia entre los 12.000 iniciales del constructor y los 22.000 admitidos por la dirección de obra.

¿Me lo aclaras? :unsure:
 

paules

Diamante
¿Y siempre al alza?, entonces lo que no está claro es que lo pedido por el constructor sea aceptado por la dirección de obra si no es correcto :cautious:
 

mgomezgu

Esmeralda
Si no entiendes de obra, ya tardas en buscar a un arquitecto técnico y que te certifique con visita lo que realmente está hecho. Con ese documento ya sabrás si puedes ir al constructor y exigir.

¿Qué te dicen tus técnicos? Si se reúnen con el constructor y esta certificación sube, ¿no será que se conocen?
 

bicilindro

Titanio
Las certificaciones contienen un componente de negociación. Otra sorpresa para autopromotores primerizos.
Ni todo se hace bien, ni todo siempre está ni todo se puede hacer como estaba previsto.
Cuando algo no solo no está bien, sino que está mal, pero a criterio facultativo es mejor seguir que demoler, se aplica lo que dice el Código Civil y se negocia como pater familiae.
Y recuerden que el Ciudadano Rey Salomón simuló partir al niño, pero no lo hizo.
Pero si hay que cortar, tchac! se corta.
 

dardhal

Esmeralda
Me llegó un notificación de AEAT, en vía de apremio, por un impago del constructor que ascendía a 25.000, y como había una relación profesional conmigo, me decía que a cuánto ascendía el pago que tenía que realizarle y que se pagara a Hacienda.
Lo trato de explicar yo porque luego la gente se ve en situación similar, busca en Internet, los resultados de este foro salen muy bien posicionados, y es un poco desesperante no dar con información del todo fiable. Si además sirve para que alguno de los presentes sepa un poco más de primera mano del asunto (aunque creo que casi todo el mundo se va visto "pillado" en una de estas), mejor.

La AEAT es ese organismo paramafioso con poderes omnímodos otorgados por los distintos gobiernos para el expolio legalizado de las clases trabajadoras y de quienes generan valor para la nación en general. De entre los beneficios que se arroga (gracias a la necesidad imperiosa y siempre creciente de dinero de nuestros políticos), es el de cobrar antes que nadie cuando una persona o entidad jurídica empieza a dejar a deber dinero. La entidad que recauda medio billón de euros al año y que tiene el respaldo de todo el aparato del Estado, y también del BCE, poniéndose el primero en la cola para cobrar cuando una empresa va pelada de liquidez... que eso suponga que la empresa, que quizás podría haber sido viable con un ágil plan de reestructuración (vía la nefasta ley concursal), se vaya a pique y arrastre consigo a todos sus empleados y proveedores, literalmente se la trae al pairo.

Entonces sucede que la empresa empieza a deber dinero a sus proveedores, pero también a Hacienda, la Seguridad Social, ayuntamiento, suministradoras de servicios (luz, agua, etc.) de la oficina, etc. Hacienda deja poco margen para que la empresa salga del agujero, y tiene menos paciencia (pero muchas más armas legales, alegales, y mayormente inmorales) para cobrarse "lo suyo". Una de ellas es el "embargo de créditos" que aquí nos ocupa.

¿Y qué significa? Que si en su relación con terceros la empresa tiene pendiente de cobrar de algún cliente (como por ejemplo @josaso, otra empresa, etc.), la AEAT contacta con todos los clientes de la empresa actuales e incluso de años atrás para informarles, con un verbo astutamente redactado por alguna retorcida y sociópata mente del averno, que si le debes cualquier cantidad a la empresa, que ni por lo más remoto se te ocurra pagarle directamente a la empresa, que por el contrario, hasta el límite de la deuda que la empresa tenga con Hacienda (tenga o Hacienda diga que tiene, que esa es otra, y su presunción de veracidad y "autotutela judicial efectiva", es decir, ser juez y parte), le ingreses tú el dinero a Hacienda mientras que la empresa se queda a verlas venir, abocada a un concurso de acreedores (que a buen seguro terminará en una penosa liquidación) en la cual los trabajadores algo acabarán cobrando del FOGASA, Hacienda y SS las migajas que se salen de la subasta de lo poco que tenga la empresa, y los acreedores normales, un pufo incobrable.

Así que en este caso Hacienda dice que el constructor le debe 25.000 €, y que si @josaso le tiene que pagar algo al constructor, hasta 25.000 € tiene la obligación (so pena de fuertes multas, e incluso es posible que penas de privación de libertad), que @josaso le ingrese la cantidad a Hacienda, que Hacienda "sólo" maneja 500.000 M€ al año, pero la empresa que mueve una facturación de a lo mejor medio millón (la millonésima parte que Hacienda) y que si no ha pagado a Hacienda en el 99.9% de los casos es porque va pelada, que se las apañe con 25.000 € menos de los que pensaba que entrarían en caja.

Hacienda contenta, la empresa paralizada sin liquidez, imposible pagar nóminas, nadie ya te vende salvo pago por adelantado, tu calificación de crédito se sumerge en las tinieblas y si sales de ello será porque te toque el euromillón, porque en ese punto, salvo milagro, la empresa ha muerto y sólo está a falta de que le firmen el certificado de defunción.

Según mi experiencia, euro que pagues a la empresa será euro que no vuelvas a ver. Así que no pagues ni un céntimo más de lo que te certifiquen como hecho y bien hecho. Repito: la empresa está muerta, no va a continuar ni tu obra ni la de nadie, los proveedores no van a cobrar ni un duro, se va a entrar en concurso, se va a tirar dos años para certificar lo evidente, y como el administrador de la empresa no vaya con pies de plomo, aún le califican el concurso como culpable y responde con su patrimonio personal del pufo.

Es una pena, pero sabiendo que la empresa está muerta y que no va a ver un duro del dinero que tú transfieras (a ellos o a Hacienda), quizás lo prudente es no pagar absolutamente nada, aguardar a que el concurso se declare, que te notifiquen cuál es la cantidad que dicen que les debes, y para entonces tener listos los papeles de tus técnicos que demuestren que la cantidad es menor. Mientras tanto buscar otro constructor y (pero esto es aventurado) continuar la casa con cualquier otra empresa, porque la actual ha fallecido.
 
Pues que quieres que te diga, con la tradición de este país de pufos, levantamiento de bienes y creación de nuevas empresas, ¿te extraña que Hacienda quiera asegurarse el cobro?

Al menos en mi zona, todas las empresas relacionadas con la construcción están hasta arriba de trabajo y piden los precios que quieren. Si alguna va a pique, es porque el dueño es incompetente, corrupto o porque el contable le roba dinero.
 
Arriba