Energía primaria en DB-HE versión 2019

Me asaltan dudas sobre cómo debería calcularse la energía primaria para compararla al valor máximo de referencia impuesto por el DB-HE 1 2019.
Hasta ahora se consideraba solo la energía no renovable, por lo que se evaluaba la energía final necesaria, se deducía la renovable producida in situ y al resto se le aplicaba el factor de conversión a energía primaria no renovable.
Ahora, para le energía primaria total no creo que este proceso sea correcto, ya que la energía producida in situ es también energía y debe incluirse en la energía primaria, pero la duda aparece sobre cuál es el coeficiente de paso a aplicar en este caso :confused:
Desde luego, no sería aceptable que se restase la energía producida in situ de la energía final requerida y aplicar solo un coeficiente de paso a la energía solicitada al "exterior".
¿Qué pasaría si la energía producida in situ fuese no renovable?, por ejemplo un grupo electrógeno, ¿cómo se consideraría este caso?
Y en caso que una parte de la energía producida in situ fuese "exportada" a la red, ¿cómo se debe considerar este caso?
Yo tengo mis opiniones al respecto, pero no estoy seguro que mi interpretación sea la misma que la de los "reguladores". No estaría mal que se aclarase el tema.
 

calderin

Platino
Voy a añadir otra variable: ¿cómo se contabiliza el porcentaje de energía renovable que está incluido en el mix energético?

Saludos.
 
Se supone que el coeficiente de paso de energía final a primaria total o no renovable es en base a la estadística de los últimos años (no sé si representa suficientemente bien el mix español o el de Canarias).
Menos claro es cómo efectuar la conversión de energía generada en el edificio para calcular la energía primaria correspondiente y todavía más cómo hacerlo con la energía exportada del edificio a la red.
 

PAUSE

Diamante
En mi opinión, no creo que haya controversia, simplemente porque el legislador no se habrá planteado el asunto más allá de la simple definición del indicador de "consumo de energía primaria no renovable", es decir, todo lo que no sea consumo de energía no renovable no entra en la ecuación.

La energía cedida a la red no es consumida por el edificio, por lo que dudo que se considere de modo alguno.

En el caso de un generador, si es el recurso energético del edificio (y no un mero elemento auxiliar para, por ejemplo, cumplimiento del CTE SI) se considerará según la procedencia de su combustible.

Sobre los coeficientes de paso, habría que abrir un hilo independiente sobre su procedencia y relación con el mix energético, pero igualmente siendo prácticos son los que son… y nos los tendremos que creer (comulgar con ruedas de camión en ocasiones viene de serie en nuestra profesión).
 
Lo que comenta @PAUSE era cierto cuando solo se consideraba la energía primaria no renovable, ya que normalmente la energía producida por el edificio suele ser renovable, pero ahora hay que considerar la energía primaria total y la producida in situ formará parte de la energía primaria total, con un coeficiente de paso igual o distinto del usado para la red.
La energía producida en el edificio pero no consumida puede no considerarse tal como @PAUSE propone (coeficiente de paso cero) o con un coeficiente menor que uno o incluso alguien propondrá que sea negativo, las diferencias en uno u otro caso serán más que evidentes para el cumplimiento del HE 0.
 

calderin

Platino
Tal y como está establecido en el DB-HE 0, en uso residencial privado, el 50% de la energía primaria, consumida por el edificio, puede tener procedencia no renovable, coeficiente de paso según combustible, y el 50% restante tiene que tener procedencia renovable, incluidas las producida por el propio edificio o en su entorno inmediato (¿de dónde procederá está energía?), con coeficiente de paso 1.

Si el edificio es de energía positiva, el coeficiente de paso debe ser cero, a no ser que se quiera bonificar la cesión del excedente producido a otros edificios, por lo que podría existir coeficiente de paso negativo, como comenta Josep.

Saludos.
 
No veo de dónde sacas que el 50% tenga que ser renovable de generación en el edificio o su entorno inmediato.
Lo que dice el DB es que debe de ser renovable, sin más, y ello podría ser proveniente de la red.
En cuanto a que la energía exportada, no debe considerarse con un coeficiente negativo, estoy de acuerdo con tu visión, pero no sé si es unánimemente compartida, en cualquier caso el DB no arroja luz en este (ni en otros) sentidos.
 

calderin

Platino
Con respecto a la generación de ER, y por lo que en su momento pude tantear con la HULC 2019, mucho me temo que si no se genera ER en el propio edificio, la calificación energética se verá penalizada.

Saludos.
 

PachiB

Esmeralda
En mi opinión, no creo que haya controversia, simplemente porque el legislador no se habrá planteado el asunto más allá de la simple definición del indicador de "consumo de energía primaria no renovable", es decir, todo lo que no sea consumo de energía no renovable no entra en la ecuación
@PAUSE, no hace falta hacer tantas suposiciones.

Hace años que está disponible no solo la metodología que se sigue, sino también el código fuente del programa que usará HULC (y previsiblemente el resto de herramientas) para calcular los balances.

La última implementación del programa (CteEPBD) tiene ya casi dos años y está disponible públicamente en:
https://github.com/energiacte/cteepbd
Es una reimplementación en el lenguaje Rust de una versión anterior en ES6 que, a su vez, es una reimplementación de una versión anterior en Python (de noviembre de 2015).

Para facilitar el uso y las pruebas se publicó una herramienta:
https://www.codigotecnico.org/visorepbd/
cuyo código fuente también está disponible en:
https://github.com/energiacte/visorepbd
desde febrero de 2016.

Desarrollar estas herramientas, además de facilitar la tarea de los técnicos, en la medida que nos permiten nuestras posibilidades, permite dar un feedback adecuado para el desarrollo de las normas (la norma definitiva es UNE-EN ISO 52000-1:2019, pero se trabajó con borradores anteriores).
 

Poulain

Esmeralda
Todo lo que comentas parece muy interesante, pero para el resto de los mortales suena "un poco a chino". El tema que nos preocupa a los técnicos de a pie es qué tipos de resultados se van a dar con la modificación del CTE, el tema de la penalización cuando hay un % elevado de huecos, la dificultad que tendremos para cumplir con el HE 0 y cosas de este estilo... en definitiva, cómo hacer proyectos de consumo casi nulo con la reticencia y falta de formación de los otros actores que intervienen en un proyecto o_O
 

PachiB

Esmeralda
Todo lo que comentas parece muy interesante, pero para el resto de los mortales suena "un poco a chino"
Eso lo tenemos claro. Las herramientas que mencioné son para desarrolladores o usuarios "avanzados".

Una parte fundamental de lo que se lleva haciendo estos años con el DB-HE es intentar hacer un documento más conciso, más claro y más fácil de aplicar a la hora de hacer proyectos (p. e., por eso, entre otras cosas, se ha preferido abandonar la demanda como indicador, dar valores orientativos, etc.).

En relación a información más práctica, se publicó en la fase de información pública un documento de aplicación que es más didáctico, y está previsto publicar una guía más exhaustiva. También se ha sacado simultáneamente la versión con comentarios que están orientados, no a extender el texto reglamentario en cuanto a acotar las exigencias, sino a facilitar su interpretación y para aportar ejemplos.

Respecto a HULC, la idea es que salga ya, cuanto antes. Las fechas en las que se ha publicado todo en el BOE nos han descolocado un poco. El nuevo informe de cumplimiento del DB-HE que incluye nos parece que será mucho más claro y útil.
 

bicilindro

Titanio
Mi propuesta, si me votáis como presidente, será que la etiqueta energética se otorgue a posteriori.
Se tendrá en cuenta el valor que determine en proyecto, con el método de cálculo que le salga de los huevos al proyectista, que para eso es el responsable, sin pagarle una tasa absurda a las comunidades autónomas.
Así, el primer año, el edificio tendrá una "A" (porque salía una "A" en el proyecto).
Pero el segundo año se monitorizará el consumo y se hará la media.
El tercer año, se añadirá el dato, el cuarto y así sucesivamente.

El dato de calificación constará en el Registro de la Propiedad y en el Catastro (que se unirán) y aplicará para ponderar el impuesto de contaminación.

El impuesto de contaminación se repartirá para que los edificios "G" paguen más que los "A".
Hay veinte millones de viviendas, no es infinito.
El resultado será que los edificios que no soporten su calificación irán pagando más y más los costes de, por ejemplo, replantar árboles o limpiar el Amazonas. El promotor se cuidará de promover medidas de ahorro y será irrelevante el algoritmo de HULC y las entelequias del ICAEN.
 

PachiB

Esmeralda
¿Pensáis realmente que tener la demanda como indicador era menos claro y conciso?
Sí, para empezar, exige simular y no te ayuda a predimensionar. Eso no quiere decir que la demanda dé igual, sino que para valores muy bajos su variabilidad es alta y, en todo caso, puestos a simular, el valor de consumos (HE 0) tiene mucha más información (por ejemplo, la de otros servicios).
 

Poulain

Esmeralda
Sí, pero diseñando para obtener demandas muy bajas, se consiguen diseñar "edificios pasivos" (no me meto en los passivhaus, que por otra parte sí que limitan la demanda). Que el consumo sea muy bajo, directamente no implica que se haya realizado un buen diseño, o por lo menos eso sucedía hasta ahora...
 

PachiB

Esmeralda
El promotor se cuidará de promover medidas de ahorro y será irrelevante el algoritmo de HULC y las entelequias del ICAEN
Desarrollar una calificación basada en mediciones es algo que está pendiente, pero tiene bastantes dificultades metodológicas, puesto que hay que normalizar el uso, el clima y también definir otro método de evaluación, así que si no querías problemas con los algoritmos ya tienes dos tazas.

Por otro lado, la monitorización tiene un coste, no es trivial hacerla bien (la mayoría de las que se hace es discutible si tienen siquiera un valor cualitativo), sus resultados no son reproducibles y no es sirve para predecir el resultado de aplicar medidas de mejora (por ejemplo, al proyectar o al rehabilitar un edificio). ¿Qué pasa si resulta que los elementos de monitorización tienen mal sincronizada la fecha, se interrumpe el registro porque se acaban las pilas o se corta el suministro de energía?. Y ¿exactamente cuántos espacios, dónde y con cuántos sensores se hace la monitorización?

Es probable que se desarrolle algo así y acabe siendo una opción para certificar (la UNE-EN ISO 52000-1:2019 esboza un procedimiento para corregir los consumos en base a mediciones y poder hacer los balances, y esas entradas se podrían usar con las herramientas que indiqué más arriba). Si os interesa el asunto, recomiendo, también, ver el protocolo de evaluación de eficiencia energética (y ahorro de agua) de:
https://www.nrel.gov/docs/fy02osti/31505.pdf
 

PAUSE

Diamante
Desarrollar estas herramientas, además de facilitar la tarea de los técnicos, en la medida que nos permiten nuestras posibilidades, permite dar un feedback adecuado para el desarrollo de las normas (la norma definitiva es UNE-EN ISO 52000-1:2019, pero se trabajó con borradores anteriores)
En primer lugar, un placer verte de nuevo por el foro, @PachiB.

En segundo, llámame desconfiado, pero hasta que no tengo las versiones oficiales y definitivas publicadas no suelo ponerlas a prueba... por si se deciden cambios de última hora.

De hecho, hoy mismo me han encargado el análisis de un edificio terciario a presentar en septiembre y les he dicho que se esperen a que el nuevo HULC sea oficial, es decir, esté colgado de la página correspondiente del Ministerio, ya que les afectarán la modificación del CTE.
 

PachiB

Esmeralda
Sí, pero diseñando para obtener demandas muy bajas, se consiguen diseñar "edificios pasivos" (no me meto en los passivhaus, que por otra parte sí que limitan la demanda). Que el consumo sea muy bajo, directamente no implica que se haya realizado un buen diseño, o por lo menos eso sucedía hasta ahora
Es que hasta ahora no se hablaba de consumo de energía primaria total (que incluye fracción renovable) ni las mismas condiciones de contorno (Ulim, K, etc.) que el nuevo DB-HE. Creo que, en cuanto se tenga algo más de familiaridad con los nuevos indicadores, se verá el interés del consumo de energía primaria total.

En todo caso, es más que razonable usar la demanda como parámetro de diseño (no va a desaparecer de las herramientas, si esa es la preocupación). Solo que, como indicador para verificar la eficiencia del edificio es peor que otros indicadores más globales.

Es complicado comparar valores y metodologías con Passivhaus puesto que los factores de paso que usan son bastante imaginativos (mezclan recursos necesarios para suministrar la energía con capacidad de almacenamiento y otras muchas cosas). Passivhaus maneja, además de la demanda, otras condiciones de contorno, como potencias, Umax, permeabilidad, niveles de ventilación, etc., por no hablar de que su alcance realmente está bien definido para vivienda nueva o usos muy asimilables a ella, teniendo el resto un margen muy grande de interpretación, lo que incluye la potestad de decidir certificar o no por parte del PHI. Además, si no cumples, lo peor que puede pasar es que no te certifiquen el edificio, no que legalmente no sea aceptable la obra.

Llevamos más de 6 años trabajando en esta revisión y por eso entiendo que es un esfuerzo muy grande adaptarse a cambios de este calado, pero intentamos, no siempre con todo el éxito que nos gustaría, que las cosas sean lo más abordables para los proyectistas.

En todo caso, es muy de agradecer todo el feedback.
 
Arriba