Estudiar Arquitectura aunque el tutor de Bachiller lo desaconseja

Buenas, estoy estudiando segundo de bachillerato y hoy me he puesto a pensar si Arquitectura es lo que debería estudiar, ya que todo el mundo me dice que es una carrera durísima y me ha dado por pensar en ello hoy, porque mi tutora ha hablado conmigo y con otros alumnos y a mí me ha dicho que todos los profesores dicen que es una carrera demasiado difícil para mí, pero es algo que tenía pensado estudiar desde primero de la ESO. Ya sé que cada uno debe estudiar lo que de verdad quiera y no debe guiarse por lo que le diga la gente, pero me preocupa empezar Arquitectura y que me cueste demasiado, ya que mis notas no están siendo realmente buenas, ya que he suspendido Historia, Catalán, Matemáticas (con un 4) y Filosofía y en Dibujo he sacado un 10 y en Física un 6. Además, también me preocupa porque en el caso de no estudiar la carrera de Arquitectura había pensado hacer Diseño industrial, pero creo que prefiero Arquitectura y con todo lo que me ha dicho la tutora me he comido un poco la cabeza.

Muchas gracias, todo lo que me digáis me servirá de ayuda.
 

lufegut

Titanio
A mí me preocuparía menos ser capaz de sacar la carrera, que con esfuerzo, sin duda la podrás sacar, que el hecho de pasarme un montón de años estudiando algo que posiblemente no te vaya a servir para ganarte la vida...
 

ADAM

Diamante
El problema es ese, que es una carrera muy poco agradecida. Y no hablo sólo a nivel económico, que ya es bastante, no poder vivir de lo que te ha costado tanto sacar. Todos queremos ser un Foster cuando estudiamos y la mayoría acabamos haciendo casetas de perro. Y eso puede resultar un poco frustrante. No te digo ya si ni siquiera puedes hacer eso.

Pero sacarla... claro que la sacarás, aunque sea a puro de años. Yo soy el segundo más tonto de España y la saqué.

Si de verdad te gusta, ánimo. Si tienes dudas, estudia otra cosa, porque esto está fatal.
 
@ADAM primero de todo muchísimas gracias, porque eso que me dices me sirve de mucho y segundo decirte que pienso que mis dudas son más por la dificultad de la carrera y por el empleo que por gustarme, porque la verdad es que es que creo que es la carrera que más me atrae.
 
@lufegut, muchísimas gracias por tu respuesta, pero en el caso de no poder ganarse la vida con esto creo que este no es el peor problema, ya que siempre esta la opción de viajar al extranjero, a lugares donde los arquitectos están mejor reconocidos. Pero gracias, en serio, me sirve de mucho tu comentario 😊
 

bicilindro

Titanio
Dentro de 20 años, cuando tu bachillerato sea un recuerdo confuso (y lo será) el mundo habrá cambiado.
Es muy posible que haya incluso menos actividad constructora, hasta en el extranjero.

Puedes orientarte hacia la tecnología, hacia la ingeniería, pero no te van las mates y ahí si que son más intensivas. No duras, cuando algo te gusta mola resolver problemas.

Si eso tampoco te conviene, y te gusta dibujar, dibuja. Artes, bellas artes, decoración, interiorismo, escenografías, escaparates. Hay un mundo ahí fuera. No te dejes cegar por el Nombre del Título. En veinte años puedes ser un excelente decorador, o tener una empresa de decoración.
No todo es "trabajar", puedes gestionar equipos de trabajo.
 
El otro día estuve con la decoradora para el hotel que estoy proyectando.

- Va a cobrar bastante más que yo :eek:
 

clasico

Plata
De saber lo que sé hoy, NO habría estudiado y desperdiciado 5 años de mi vida (ojo: no he estudiado Arquitectura). Tengo trabajo y no cobro mal. Pero hay quien cobra mucho más. Esto también va en la valía de la persona para afrontar todo tipo de retos. Con los años ganarás aplomo y seguridad en lo que quiera que hagas. Lo que realmente he aprendido es que Estudiar no equivale a Ganar más.
 

ICen

Bronce
ya que mis notas no están siendo realmente buenas, ya que he suspendido Historia, Catalán, Matemáticas (con un 4) y Filosofía y en Dibujo he sacado un 10 y en Física un 6
Yo, antes que andar pensando que voy a estudiar en la universidad, pensaría más en 2º de bachillerato, porque con esas notas te veo otro año más en el instituto. Por otro lado, en mi año se entraba en la escuela de Arquitectura con notable entre 7-8,5 sobre 10, ahora es sobre 14 y, además, creo que en muchos sitios se entra con un 5, el caso es que sacar buenas notas en selectividad no te va a venir mal.
Por cierto la Física, las Matemáticas y el Dibujo técnico de selectividad/bachillerato son tremendamente fáciles comparado con lo que te vas a encontrar en la carrera: Física, Matemáticas, Instalaciones, Estructuras, Geometría descriptiva...

pero en el caso de no poder ganarse la vida con esto creo que este no es el peor problema, ya que siempre esta la opción de viajar al extranjero, a lugares donde los arquitectos están mejor reconocidos
Claro, en el extranjero atan los perros con longanizas y los arquitectos en concreto tienen helado de vainilla de postre todos los días. Conozco gente que se fue al extranjero y le ha ido bien; también conozco a otra que se fue, le ha ido muy mal y se volvió con menos dinero. Con esto te quiero decir que el extranjero no es la panacea, suele ser proteccionista con el arquitecto nacional, además que fuera de la Unión Europea el título no está reconocido y necesitas convalidarlo (aunque siempre puedes trabajar para un tercero), todo depende mucho del lugar donde termines, la suerte que tenga, tus capacidades y tu voluntad, pero cada vez es peor emigrar como arquitecto español porque el mundo esta lleno de nosotros, emigrar ahora no es como hacerlo en 2009.
 
Aviso: Voy a partir el post en dos, que doblo el máximo de caracteres por respuesta. Espero que el foro me permita hacer doble post en este caso.

Buenas noches:

Te voy a responder basándome en mi experiencia particular, por lo que estaría bien que pillaras lo que te digo con pinzas. Y, para ser totalmente honesto, aclararé desde el principio que como recién graduado y con una experiencia laboral limitada a un periodo de prácticas de 6 meses, mi opinión no se puede comparar a la de los veteranos del foro. Creo, sin embargo, que siempre viene bien conocer la opinión de la gente que anda ahora en plena carrera o la tiene fresca, como quien dice (no me refiero a los conocimientos técnicos sino al pack de sonrisas y lágrimas), y me baso también en la experiencia de familiares cercanos que ya llevan tiempo trabajando en este sector. Allá vamos:

No te aconsejo dedicarte a la arquitectura.

Voy a empezar tocando por encima lo que otros usuarios ya te han dicho. Como bien te mencionan @ADAM y @lufegut, la carrera no es agradecida. De hecho, yo haría una distinción entre los años de estudio de la propia carrera, y el ejercicio profesional después de esta. Como en todo, te encontrarás excepciones en ambos casos, pero no suele ser la norma general.
Bajo mi punto de vista, aquí en España la implementación de Bolonia se ha hecho de una forma pésima, y te vas a hallar invirtiendo 5 años en sacar un Grado en Fundamentos de Arquitectura de enfoque más bien generalista mientras que en otros países en ese intervalo de tiempo tus compañeros se habrán sacado Grado + Máster (3+2). Además, lo más seguro es que lo hayan hecho con una media muy superior a la tuya, ya que el sistema de evaluación de esta carrera en España es bastante más estricto que fuera (lo he podido comprobar estudiando en Italia, donde la mayoría de gente que conocí tenía una media superior a 25/30 y yo mismo vi como mi nota media subía 3 puntos sobre la que tenía en España. También lo he contrastado con estudiantes de otras nacionalidades y por lo general su forma de vivir la carrera difiere bastante de la nuestra. Elaboraré sobre ello más adelante).

Sobre el cómo y cuánto se construirá en el futuro, como menciona @bicilindro, se puede especular bastante. Aunque mi perspectiva no es muy optimista, prefiero no entrar mucho en ese debate ya que estoy casi tan perdido como lo estarás tú ahora mismo.

Te encontrarás en el foro mensajes memorables que comienzan como el de @cabronias "Salva tu alma...". Yo me los tomaba a risa hace 6 años. Ahora ya no. Es cierto que la vida es muy larga y hay margen para desandar lo andado cuando se considera adecuado, pero al fin y al cabo una carrera como esta supone, más allá del dinero invertido, un compromiso a nivel emocional difícilmente comparable al de muchas otras.

@ICen menciona el tema de las notas en bachiller y selectividad... Yo lo pasé mal preparándomela pensando que me iba la vida en ello, y al final tenía más del doble de la nota de corte para la carrera. Tengo colegas que entraron con un 5 raspado en segunda convocatoria y andan acabando ahora, solamente meses más tarde que yo. En resumen, aun con tu tira de suspensos (que desde luego te va a hacer falta recuperar), te veo perfectamente capaz de aterrizar en la carrera habiendo derrapado durante todo bachillerato, y muy mal tendrías que hacerlo para quedarte fuera con la nota de corte que ha habido en los últimos años. Lo jodido no va a ser entrar, lo jodido va a ser lo que viene después, y da igual si sacabas notables o aprobados raspados en el insti.
Es cierto que si has clavado dibujo hasta ahora, no deberías tener problemas con Geometría descriptiva y puedes sacarle ventaja a la gente que lo llevaba más verde en el insti. En el mío se nos preparaba particularmente bien para Arqui e Ingeniería, pero por lo general la gente que sacaba notable o más en sele solía aprobarla al llegar a la uni. Mates puede ser muy perra, pero con una academia y muchas horas de preparación debería bastar para pasar el mal trago. Física más de lo mismo, pero en mi caso bastante más suave que mates. Bajo mi punto de vista, estas asignaturas, que en los primeros dos cursos putean bastante, se recuperan fácilmente, ya que no consumen ni de lejos la inmensa cantidad de tiempo que consume Proyectos y, además, si las repites lo más seguro es que vuelvas a dar el mismo temario por lo que por A o por B al final les pillas el callo.

Yo voy a tocar un tema que a muchos estudiantes se les va enquistando con el tiempo y para el que cada uno encuentra sus propios mecanismos de defensa. De nuevo, hago hincapié en mi propio caso, y habrá gente aquí que no esté de acuerdo o que directamente haya tenido experiencias diametralmente opuestas a las mías. Piensa en mí como en un ejemplo de quien posiblemente no tenía suficiente vocación para esta carrera, pero se obcecó en terminarla por orgullo.

Lo más seguro es que a lo largo de los cursos vayas viendo cómo tus colegas que estudian otras carreras, además de sacar (por lo general...) mejores notas que tu, sacan más tiempo para salir a la calle, hacer vida social, se pueden permitir hacer planes concretos que tú no podrás por las entregas pendientes... en general, tendrás la sensación de que no aprovechas la experiencia universitaria tanto como tus amigos.

He visto a gente decir sobre la carrera que lo que la hace "especial" es ese aura de misticismo que la caracteriza, eso de que es arte y ciencia a la vez... bien, yo creo que Arquitectura combina lo peor de ambos mundos. Vas a necesitar llegar a un nivel de conocimiento técnico similar al de una ingeniería en algunas de las asignaturas, pero a menudo se te puntuará en base a criterios totalmente abstractos y, en el caso de Proyectos, la subjetividad que la caracteriza hará que nunca sepas a ciencia cierta si el camino que estás siguiendo es el correcto. Te dirán que al fin y al cabo es una cuestión de sentido común, y que con un proyecto bien defendido aprobarás de una forma u otra... pero no las tendrás todas contigo siempre, y te llevarás más de una sorpresa cuando un profesor te haga tomar una vía contraria a la que te ha propuesto otro.

Prepárate también para la horrible sensación de que el proyecto no acaba nunca. Por muchas horas que metas, por muchas ojeras que se queden por el camino, bien podrás llegar a la entrega final de empalmada y encima quedarte con un suspenso. Pensarás "si trabajo lo suficiente día a día esto no debería ocurrir, es cuestión de organizarse". Hay gente que lo consigue y sabe dar por finalizada cada fase del proyecto, pero piensa que al haber una relación, digamos, vertical entre las fases del proyecto, muchas veces no se puede seguir adelante cuando la fase anterior no está bien realizada. No puedes sencillamente centrarte en otra parte del proyecto en paralelo hasta que se te ocurra como solucionar la otra, que sería lo que yo entiendo como una relación horizontal o no jerárquica.

A veces, en los momentos bajos, dentro y fuera de la carrera, cuando nos planteamos qué hemos sacado de positivo de la carrera (y volviendo un poco a la percepción de la Arquitectura como algo "especial") solemos decir que hemos aprendido cosas únicas, que la carrera nos ha enseñado el valor del esfuerzo y la perseverancia, que nos ha hecho mejor personas, más sensibles a la belleza del mundo que nos rodea... la gente llega al punto de recordar con una cierta nostalgia las noches en vela preparando las entregas finales o cortando maquetas. Creo que son argumentos vagos y a veces poco más que una forma de excusar el ritmo de vida tóxico que nos hemos visto forzados a seguir. Creo que las experiencias únicas que se tienen en esta fase de la vida son propias de la transición que supone la universidad en sí, pero no exclusivas a la carrera de Arquitectura. Bien podrías estudiar Química, que también tendrías buena cantidad de anécdotas que contar al final de la carrera.
Y sobre el tema del compañerismo que se crea entre los estudiantes de Arquitectura gracias a todas las horas que se comparten haciendo trabajos, quedando con otros compañeros para hacer las noches de empalmada más llevaderas, etc. creo que está sobrevalorado, y pese a que me llevo un buen puñado de colegas de la carrera, la de compañerismo no es precisamente la imagen que me he llevado después de todos estos años. Te puedes encontrar de todo, como en cualquier carrera. En ese sentido, para mí Arquitectura no es única ni especial en mayor medida que lo que pueda ser cualquier otra carrera. Las experiencias que tengas dependen de ti, y esta carrera de por sí no te va a aportar nada extra en ese sentido.
Te soy sincero, yo no conservo buenos recuerdos de las largas tandas de trabajo que he tenido a lo largo de la carrera, ni me da nostalgia el olor del Super Glue ni nada por el estilo. Lo que me llevo de bueno podría habérmelo llevado igualmente de cualquier otra carrera.
 
Parte 2:

Creo que buena parte de la amargura que caracteriza al estudiante de Arquitectura en España (al menos lo que veo en mí y en muchos compañeros con los que he hablado sobre el tema) viene de la inmensa cantidad de tiempo y esfuerzo que se invierte en la carrera para luego no verlos recompensados. Me lo han llegado a justificar diciendo que es una preparación para lo que viene después de la carrera, cosa con la que hasta cierto punto estoy de acuerdo, ya que lo he visto en familiares cercanos que ejercen la arquitectura de forma profesional hace décadas... pero lo veo igualmente inútil ya que, irónicamente, resulta que cuando salimos de la facultad seguimos sin saber una mierda y sin estar preparados para el ejercicio profesional en absoluto. Lo cual me parece grave, teniendo en cuenta que ya de por sí invertimos más años que otras carreras, y me da que pensar sobre si realmente la figura del arquitecto tal y como se conocía a finales del último siglo puede responder a todas las cuestiones que se plantean en el mundo de la construcción hoy en día.
Digamos que se invierte muchísimo tiempo en prepararnos, que luego resulta ser insuficiente, y encima (que no me he metido en ese tema todavía) las condiciones laborales que nos esperan son peores que en muchas otras profesiones. Como que intentamos abarcar mucho pero al final apretamos poco. Creo que se podría hacer como en otros países, donde se dejan de lado las cuestiones técnicas y el arquitecto pasa a ser más una figura de diseñador/artista. Se plantea más la idea de un estudio multidisciplinar, donde existen equipos especializados para lidiar con cada área del proyecto (fachada, estructura, diseño interior, climatización, fontanería...). Y por eso decía que en otros países veo que los estudiantes viven la carrera de otro modo. Obviamente, en muchos casos en materia de construcción y todo el tema técnico solemos ir mejor preparados, pero como que en aspectos de diseño ellos invierten más tiempo, lo que bajo mi punto de vista es más inteligente (pese a que me gustan más los números y resolver problemas técnicos, veo más futuro en una arquitectura centrada en las cuestiones estéticas, delegando lo técnico a diversas ingenierías que entren en mayor profundidad en esas áreas).

Sobre el tema del extranjero... no puedo estar más de acuerdo con @ICen. El extranjero no es la panacea, y aunque hay países donde las condiciones laborales están mejor que en España, la cosa puede variar mucho de un estudio a otro y efectivamente solamente para poder firmar te vas a ir encontrando una serie de barreras que van variando en cada país, hasta el punto de que en algunos tendrías que obtener una licencia totalmente al margen de la que consigues en España. Además, por lo general, la arquitectura sigue siendo una profesión poco agradecida en comparación con otras, vayas donde vayas. Ya te digo, eso sí, que al menos si lo que se espera de ti es que cumplas la labor de un diseñador y te quitas de encima el paquete de responsabilidades sobre la ejecución de obra, pues eso que ganas, aunque los honorarios sean más bajos.

Citando a @clasico, "Estudiar no equivale a Ganar más". Ahora igual no te importa mucho esa cuestión, pero créeme que en algún momento lo hará. Lo cierto es que la vida no nos debe absolutamente nada por haber estudiado una carrera tan difícil como esta. No esperes que te vayan a recibir con los brazos abiertos en un estudio (que también podría ponerme a hablar sobre cómo muchas veces lo único para lo que te van a necesitar es para que tires planos, levantes modelos 3D o te conviertas básicamente en un Revit Monkey y resulte que lo que estás haciendo en el estudio tiene más que ver con lo que has aprendido sobre un software en tutoriales de YouTube que con lo que has aprendido en la carrera)... o que todas las penurias de la carrera se vean recompensadas con un trabajo estable y con horarios y honorarios compatibles con la formación de una familia normal. Lo más seguro es que trabajes más y ganes menos. Y créeme, eso te pudre por dentro, por mucho que pases del dinero ahora y pienses en hacer lo que realmente te gusta. Sobre todo cuando veas a colegas que se sacaron el FP en dos años y cobran más del doble de lo que vas a cobrar en tus 10 primeros años de experiencia laboral, o cuando veas que mientras que tú te sacas el máster y te prostituyes por sacar unas prácticas no remuneradas, el resto de tus colegas ya se van sacando sus plazas fijas en diversas empresas y van haciendo currículum. Verás básicamente cómo la gente a tu alrededor, a excepción de los estudiantes de Arquitectura, van pasando a una nueva fase en sus vidas mientras que tú te quedas atrás.
En definitiva, la arquitectura como disciplina te puede parecer maravillosa, pero el paquete de miserias que trae consigo creo que desequilibran la balanza por mucha vocación que tengas.

Para finalizar, cuando digo "No te aconsejo dedicarte a la arquitectura" no me refiero a que no pruebes con la carrera, porque creo que hacer la prueba un añito no te va a destrozar la vida... pero sí que te aconsejo que vayas poniendo los pies en la tierra desde ahora. Visita estudios, si te lo permiten, para ver cómo funciona el percal, consulta carreras donde se desarrollen capacidades similares, ve documentales sobre el mundo de la construcción (sin protagonistas), navega mucho más a fondo la web, no te fíes demasiado de lo que cuenten os arquitectos estrella, ya que muchas veces las leyes del mercado no se aplican de la misma forma a ellos que al resto, fíate de los arquitectos de a pie...
Es cierto que lo ideal es que uno trabaje de aquello por lo que siente vocación, pero déjame puntualizar que:

1. Creo que ni aunque tu primera palabra fuera "arquitectura" tendrías realmente claro que es tu vocación. Es difícil de explicar, pero hasta que no estás dentro de la vorágine no lo ves. Been there, done that. De veras.

2. Incluso en el caso de que realmente te gustaran los aspectos más representativos de la carrera como puede ser la asignatura de Proyectos, piensa que la realidad laboral poco tiene que ver con lo que se hace en clase. Gran parte del meollo tiene que ver con lidiar con los clientes (poca cosa aprenderás sobre ello en la escuela) o, peor aún, hacer de mediador entre estos y la constructora o algún otro agente implicado en el proyecto cuando algo falle. Y créeme, todos los lloriqueos y las llamadas los domingos irán a ti. Y eso no te lo pagarán. Como tampoco te pagarán muchas veces el tiempo extra que tendrás que invertir rehaciendo y presupuestando un proyecto cuando a un cliente le dé el siroco de cambiarlo todo. Podrás pedir que te lo paguen, obviamente, pero recuerda que siempre habrá otros arquitectos dispuestos a reducir honorarios solamente por llevarse el gato al agua ellos.

3. Continuando con la última frase, piensa que por mucha vocación y estudiantes con ganas de comerse el mundo que haya, la arquitectura es un sector donde la oferta de profesionales que hay es mayor que la demanda de servicio.

A partir de aquí, ya es empezar a dar vueltas sobre cosas que he mencionado previamente así que voy a ir cerrando. Comentabas que según tu tutora, todos los profesores decían que Arquitectura sería muy dura para ti. No, no para ti. Para cualquiera. Yo fui un alumno brillante en el instituto y la carrera sencillamente me ha cambiado, y no lo digo en el buen sentido. Tras más de 6 años entre grado y máster, créeme que se te mete la mierda hasta el alma. Igualmente, un colega de mi promoción era el top de nota a nivel provincial en el insti y, aunque ha llevado la carrera mejor que yo, también le ha supuesto su buena dosis de angustias. Lo enfocas en tu post desde el punto de vista académico, y déjame decirte que el asunto va más allá.
Y lo de estudiar lo que de verdad quieras... es que me duele decir esto, porque en bachiller yo estaba en el mismo punto, y tengo que decirte que no es más que una media verdad. Por desgracia, esa frase que queda muy bien cuando te la dicen tus seres queridos para animarte a tomar tus propias decisiones no funciona muy bien cuando le aplicas las leyes del mercado.
Lo suyo sería que antes de la carrera tuvieras una puesta en contacto con el mundo laboral para saber realmente hasta qué punto se complica el asunto. Parece irónico que yo, que prácticamente no tengo experiencia todavía, te lo diga, pero lo digo básicamente porque es lo que me habría recomendado a mí mismo cuando tenía 18 años. Manda huevos que mi propia familia me advirtiera sabiendo lo que me esperaba y yo decidiera hacer la carrera igualmente... por eso te digo que a veces sí que compensa pararse quieto y escuchar.

Estoy segurísimo de que tienes más opciones además de Arquitectura que te pueden llevar a una vida laboral saludable. No conozco de cerca Diseño industrial, pero como mínimo te diría que te informaras también sobre salidas laborales, salarios y condiciones, una toma de contacto... y que incluso investigaras sobre más y más opciones sin descartar nada, que llamaras a universidades, que te presentaras en jornadas de puertas abiertas... No te quedes con eso de estudiar lo que de verdad quieras, plantéatelo mejor como ser quien de verdad quieras, y citando a @bicilindro, yo te digo también "no te dejes cegar por el nombre del título". Nos fuerzan constantemente a etiquetarnos como "arquitectos", "ingenieros", "maestros", "médicos" desde la adolescencia... y en realidad muchas veces no tenemos ni siquiera idea de lo que queremos ser más allá de la etiqueta. Tómate tu tiempo en investigar quién eres y quién quieres ser más allá de títulos, incluso plantéate tomarte un año sabático previo a la universidad, que tampoco hay prisa.

En el caso de que aun con todo lo que te comentamos quieras seguir adelante con Arquitectura, no me queda más que desearte ¡suerte y mucho ánimo! Puedes contactar conmigo por privado si tienes alguna duda.
 

ICen

Bronce
Gracias @Spaladin por tus dos respuestas. Solo digo una cosa, más de uno debería leer esto para, como diría aquel, "salva tu alma, insensato".
 

ICen

Bronce
Aunque, sinceramente yo a día de hoy, antes de que estudiar Arquitectura y viendo esto "Una mejora de aquí a 2020 que los sindicatos calculan en 561 euros brutos más al mes en doce pagas para la Policía Nacional y 720 euros brutos mensuales para la Guardia Civil"
http://cadenaser.com/ser/2018/02/28/tribunales/1519799206_167458.html
me preguntaría si merece la pena estudiar una carrera.
 
Demoledor pero agudo post (y)

Lo peor de los recién egresados (y he conocido muchos) es que, a diferencia de tu cerebral y modesta visión, se ven imbuidos en un aura sobrenatural que no les deja ver que el peón de la obra a veces cobra más que ellos.
 

Beowulf

Esmeralda
Hombre @cabronias, es lo suyo. Los peones, albañiles, encargados... tendrán que saber mucho más que los técnicos de muchas cosas. Y los técnicos sabremos mucho más que ellos de muchas otras cosas distintas. Digo yo que esto no es ver quién la tiene más larga.

Yo siempre lo digo: mis trabajadores se creen que la obra empieza cuando ellos entran el primer día y acaba cuando se van. Y no es verdad. No se dan cuenta que una obra es sólo una fase más de lo que es un proyecto. Y que se inicia desde el momento en que se oferta para intentar que te la contraten y se termina cuando logras cobrarla. Y por el medio hay meses de licitación, diseño, desarrollo, administración, tramitaciones, negociaciones, logística, seguridad...

Cuando me ven paseando por la obra siempre hay alguno que dice: Mira el técnico, él dando paseos y yo aquí con el soplete. Y yo les contesto que para que ellos puedan empezar con el soplete yo ya llevo dos meses metido hasta el cuello con el proyecto. Para cuando yo voy a la obra, ya hice el 80% de mi trabajo. En el momento en el que piso la obra ya sólo me queda capear imprevistos, resolver dudas y controlar.

Yo no concibo sacar adelante ningún proyecto en los que participo si no es acompañado de un buen jefe de obra. Tengo jefes de obra con los que voy hasta el fin del mundo: nos ayudamos, nos aconsejamos, si la cago me cubren (y si la cagan ellos, les cubro yo) y nos lloramos las penas mutuamente. Es imposible llevar bien una obra sin entender que esto va de trabajar en equipo, no de ver quién es el jefe de quién. Somos figuras complementarias. No aspiro (ni quiero) tener todos sus conocimientos; ese es su trabajo. De la misma manera que él no puede aspirar a entender el por qué de ciertas respuestas que le doy, porque no dispone de toda la información ni tiene que pelear con el cliente.
 
Arriba