Hemos perdido el Norte

bicilindro

Gran maestro
#2
Parecen dos estructuras independientes.
Por un lado, los movimientos del hierro y por otra, a 5.000 km de distancia, los del silicio-magnesio.
Ma qui lo sa.
 

davidn

Gran experto
#3
La declinación magnética nunca ha estado quieta. Por eso las cartas náuticas tienen siempre referencia a la declinación local.
Lo que pasa es que ahora queremos una precisión a 10 m., da igua que la costa más cercana este a 1000Km.
Y buena culpa de eso lo tiene la pesca intensiva, cuando había menos precisión y había un obstaculo en el fondo que podía romper las redes los barcos se alejaban kilómetros de ese punto, con lo que esos obstáculos eran realmente zonas de reserva de la biosfera. Ahora, con el GPS se pueden acercar a menos de 100m. y esquilmar más los fondos oceánicos.

Habrá que dar razón al título: "Hemos perdido el Norte."

 
Me gustas: Tou
Arriba