Jefe de obra: bibliografía y documentación

#1
Buenas tardes a todos.

Desde hace tiempo acudo a esta página para poder obtener la información técnica de normas, opiniones, que algunas veces he necesitado hasta ahora cuando he realizado mi labor como técnico. Esta semana he recibido una oferta para ser jefe de obra, la cual he aceptado, sin embargo no es el ambiente en que normalmente me he movido. ¿Alguno me puede echar una mano (no al cuello) sobre bibliografía y documentación donde pueda informarme al detalle de mi nueva labor?

¡Muchas gracias a todos!
 
#2
¿Documentación?
Estúdiate el proyecto, es lo que mejor te servirá.
Es más importante la obra, que te empapes bien el edificio, que tengas una planificación de cuándo entra cada uno, quizás el MS Project.
Que te estudies las Páginas Amarillas de todas las empresas y suministradores.

¿Teoría? Más bien la propia práctica te irá ayudando. Es tu propia obra la que tienes que estudiar.

Un saludo y mucha suerte.
 
#4
¿Estás loco? ¿Todavía puedes anular la oferta? No en serio, yo estuve unos meses de jefe de obra y es una experiencia estupenda y única, sobre todo eso último, única, porque espero no tener que repetirlo. Hasta que no estás dentro no sabes lo que es. La dirección facultativa es mucho más agradecida.

Importante no estar solo. Un buen listín de teléfonos y muchas ganas.
Yo tenía que levantarme a las 5:00 de la mañana para organizar el trabajo del día, a las 8:00 en la obra, y entre miles de llamadas... la grúa que no llega, el cerrajero que no tiene el material... hacía algo de tiempo para preparar los papeleos... Además de lo que te han dicho los otros compañeros, repásate los temas de seguridad y salud, y también los burocráticos... y piensa que la primera vez de todo no suele ser fácil.

En CEAC hay ahora un curso de jefe de obra, lo anuncian en la radio, a lo mejor te puede servir, ya que ellos mismos publican libros de sus cursos y se pueden comprar.

Suerte.
 
#5
Jefe de obra, ¡ufff!

Mucha responsabilidad, mucho estrés, mucha adrenalina, una cabeza de turco propiciatoria para cuando algo va mal y en cambio cuando todo acaba siendo un éxito (económico, estético, político, etc.) el gran olvidado en el reparto de medallas.

En fin, en plan filosófico, según mi criterio, para ser un buen jefe de obra se necesita lo siguiente:
- Estar bien preparado, tanto técnicamente como humanamente.
- Estar hecho de una pasta especial, tener talante pero sobre todo tener TALENTO, ser optimista y saber transmitir a los demás un entusiasmo en la tarea a realizar, creando así la SINERGIA necesaria para que la maquinaria humana que realiza la obra esté bien lubricada. Lo que se dice "don de gentes".
- Ganarse el respeto sin imponerlo y respetando a todo el mundo.
- Ser dialogante, usar el sentido común y el raciocinio por encima de todo.
- Mucha mano izquierda en el trato con los participantes e intervinientes en la obra , ser un buen negociador que llega a acuerdos fácilmente sin emperrarse en tener siempre la razón y la última palabra, saber ceder a tiempo es una victoria.
- Saber escuchar las opiniones de los demás y no tomar las decisiones irreflexivamente.
- Ser organizado uno mismo, saber organizar a los demás e incluso enseñar a que los demás se organicen.
- Tener tiempo suficiente para todo y para todos.
- Aprender todos los días algo nuevo de los demás y no creerse el rey del mambo en la obra.
- Ser cumplidor con la palabra dada y exigir a los demás que también lo sean y en caso contrario aplicar la medidas que sean necesarias sin vacilación y sin diferenciar, no creando agravios comparativos y que se vea en tus decisiones y en tus exigencias siempre un recto y claro proceder, tanto en la supervisión de los trabajos realizados y de los materiales suministrados, como en la conducta y el trato con los obreros, con las empresas colaboradoras y suministradoras, con los funcionarios, con los directores de obra, con los clientes, con los promotores, etc.
 
#6
¡Pues ya podría haber salido el tema hace unos meses! Jajaja, cuando entré en una constructora sin saber muy bien lo que iba a hacer...

A falta de un curso para tener Arquitectura Técnica y de no haber pisado una obra en mi vida (excepto para echar cuatro fotos para un trabajo de Seguridad y salud) en julio de este año me vi como jefe de obra de una promoción de 8 viviendas unifamiliares, y nada sencillita (desniveles a tutiplén, y estructura mixta, pero de verdad, hormigón, acero y fábrica de ladrillo) y llevando varias subcontratas.

Supongo que si algún día estoy como dirección facultativa estaré en la gloria, pero por ahora es lo que tengo y voy a aprovecharlo para aprender (eso sí, a palos ¡porque no hay ningún aparejador más en mi empresa que me pueda enseñar!).

Así que yo te animo a que le pongas un par de ... y un poco de organización y ya verás como poco a poco le vas pillando el truco, aunque lo que han dicho de que si todo va bien nadie se acuerda de ti y si hay problemas vienen a por ti el primero... es verdad :(

¡Ánimo y un saludito!
 
#7
Completamente de acuerdo con las opiniones de los compañeros, especialmente con la de @Aitor Solozabal Merino. Desde mi corta experiencia, solo añadir que mucha paciencia y trates bien a la mano de obra que cuesta un hu**o encontrar, que hagan las cosas bien sí, pero no te pases de estricto ni les aprietes demasiado en los precios y certificaciones, ahora tienen curro a patadas y no les cuesta nada largarse y como te dejen la obra tirada no encontrarás quien te la retome.

Además, tienes que ser un pesado y avisar a la gente casi a diario, oye que en dos meses entráis vosotros, oye que no sé si te dije que entráis vosotros en dos meses... y aún y todo a los dos meses tendrás que esperarles.

Mucho ánimo y suerte.
 
#8
Acabo de leer la definición de jefe de obra que ha realizado @Aitor Solozabal Merino y creo que es lo más acertado que se puede escribir de este trabajo.
Llevo dos años de jefe de obra, empecé recién salido de la escuela y no conozco íntimamente, por tanto, el resto de nuestras salidas, pero puedo asegurar que es una de las más sufridas de todas.
Debe ser de lo mejor del mercado para salir adelante técnicamente, el mejor psicólogo para tratar con los operarios en el día a día, un sinvergüenza para tratar con las subcontratas, un buen general para hacer que te respeten respetando tú el primero y saber resignarte a la hora de repartir el pastel final, porque seguramente no vas a pillar nada, aun sabiendo que lo que se reparten los demás es solo gracias a ti.
Saludos a todos los compañeros.
 
Arriba