Los vecinos han colocado tarima flotante en el suelo y hemos tenido que marcharnos por los ruidos

jano

VIP
¿No decías que te habías mudado? Suena a que tienes una mala obsesión, posiblemente con motivos. El único consejo que te podemos dar ya lo hemos hecho: abogado. Y tomárselo con sangre fría, calma y sin rencor. Esto más que nada por tu salud mental.
 

bicilindro

Titanio
Por alusiones, sobre el origen del ruido. No tengo medio de saberlo.

Incluso es posible que antes percibierais una mezcla de ruidos que ahora han desaparecido y, paradójicamente, la vibración constante del compresor resulte más molesta. Pero esto no es más que una suposición.

Solo como anécdota, te comento que varias personas me dicen que duermen peor porque, por causa de la crisis, las calles están silenciosas de noche. Este silencio sepulcral de gente que no sale a cenar, que no vuelve de fiesta, o que no se desplaza al trabajo, hace descender lo que se llama "umbral", que es ese rumor que pasamos desapercibido hasta que desaparece.

Temo que lo tuyo no tiene una solución técnica accesible.
 
@jano, nos marchamos del piso, pero no lo hemos vendido. Lo hemos dejado de forma temporal hasta que se solucione el problema; mientras tanto, tenemos que ir para revisarlo, mirar el correo y (lo mas importante) ver cómo se encuentra mi madre y mi hermano (viven en el mismo bloque de pisos y son discapacitados).
¿Entendéis ahora mi preocupación?
 
@bicilindro, no son ruidos solapados (antes y ahora se oyen igual). Estos ruidos no son anteriores a la crisis, comenzaron el pasado verano. Y mi piso no esta en zona de bares, ni es una calle muy transitada; más bien es una calle tranquila.
 

SCAsca

Novel
Antes de llamar a un abogado tienes que medir los decibelios del ruido; si los decibelios del ruido que tus vecinos hacen están dentro de lo permitido por los estatutos de tu ayuntamiento, no te molestes en denunciar, ni en protestar demasiado, porque te pueden denunciar a ti por acoso. Hay oídos muy sensibles que están más pendientes de ruido del vecino que de sus casas, y pretenden que los demás dejemos de vivir por no ponerse tapones... ¡que me lo digan a mí!, que por el ruido de un AA casi termino yo denunciando al que no paraba de quejarse que, por cierto, no ha vuelto a protestar después de enterarse de cómo están las cosas legalmente. Tus derechos terminan donde empiezan los de tus vecinos.
 
Arriba