Poner nuevos balcones y ascensor en fachada

El problema es que el técnico municipal se juega un marrón si luego otros vecinos se quejan y llevan a juicio esa ocupación de espacio público.

El "no", de partida, es más seguro...

Ser subjetivo puede salir muy caro.
 

Beowulf

Esmeralda
"Un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

No me vale lo de que es más seguro. Un técnico municipal (sea del ramo que sea) debe de tomar decisiones lo menos ambiguas posibles, estoy de acuerdo. Y no debe prevaricar. Pero debe de emitir informes en base a la normativa de aplicación que le atañe a sus funciones y a la documentación presentada por los afectados; y eso implica mojarse y armar una base justificativa de su decisión.

¿Que la normativa es ambigua? ¿que no siempre es aplicable directamente? ¿que puede requerir de un estudio más profundo? ¿que llegado un punto dos técnicos pueden tener dos opiniones distintas para un mismo caso? Pues sí a todo. Y en su sueldo va incluido la responsabilidad de tomar una decisión y armarla lo mejor que pueda con base legal. Pero sin olvidar que hay ocasiones que no existe una única solución y que casos aparentemente similares pueden requerir emitir informes con signo distinto.

Ponerse siempre en la posición más "segura" para el bienestar del técnico no es correcto. El técnico debe de ponerse en la posición que salga del estudio que haya hecho del caso en base a la legalidad vigente; y siendo consciente que esa legalidad puede ser contradictoria y por tanto puede que tenga que usar su propia interpretación. Si todo eso se justifica legalmente, no tiene nada que temer. Pero es su responsabilidad.

Si emitir un informe fuera tan sencillo como cotejar unos datos de entrada con una base de datos y emitir un Sí/No... lo podríamos hacer con un ordenador metiendo unos datos y dando a un botón. Pero resulta que las normativas están redactadas por humanos (con todas sus humanas incoherencias) y deben de ser interpretadas por humanos (1).

(1) De hecho, he oído que ya hay despachos de abogados que empiezan a usar sistemas de big data. Sobre todo los que se encargan de temas mercantiles, financiero-fiscales y offshore. Hay tantísima jurisprudencia, bases legales y acuerdos entre países que se requería una cartera muy grande de abogados especialistas solo para saber dónde buscar la información. Ahora están instalando sistemas big data que van actualizando la información y realizan un filtrado previo para que un equipo más pequeño de abogados puedan ir a tiro fijo a aquellos puntos que les interesa. Hasta el punto de que empiezan a armarse defensas jurídicas en base a la documentación filtrada que les genera estos sistemas porque es inviable que un único abogado tenga tanto control de tantísima información jurídica. Empiezan a vislumbrar un futuro no tan lejano donde un sistema de estos pueda armar toda una defensa jurídica sin necesidad de la pericia legal de un buen abogado humano.
 
Vale, de acuerdo.

Pero dicho en cristiano:

Si hay espacio interior de sobra, no me parece justificable el meter ese mamotreto exterior. Siempre y cuando las obras sean razonables, que en la mayor parte de los casos lo son (un poco más caras, eso sí).

Lo que no puede ser es que porque cada vecino no quiera perder 1,5 m², haya que tragar con eso...

No me vale...
 

Arale

Esmeralda
Totalmente de acuerdo con @arckko7. Ya partimos de la base que hacer un informe desfavorables no es capricho, la ley de procedimiento administrativo obliga a motivar y eso implica motivar el porque es desfavorable. Decir si es lo fácil, decir no es lo difícil.
Como alguien dijo, no recuerdo quién, no se puede confundir imposibilidad con inconveniencia... Son visiones muy distintas. Cuando eres técnico municipal la forma de ver las cosas es muy distinta, ya que los fines que te mueven son diferentes. Entiendo las posturas de los administrados, pero los administrados miran por su bien (como es lícito y lógico) y yo tengo que mirar por el bien común, de todos, lo que implica que se tomen decisiones que no contentan a todo el mundo. Vamos, que no son croquetas.
 

lufegut

Titanio
la ley de procedimiento administrativo obliga a motivar y eso implica motivar el porque es desfavorable
Si yo te enseñase las motivaciones de informes que tengo encima de la mesa, igual te echabas a llorar y no parabas.
Motivaciones del tipo: "la puerta es demasiado grande" (remitiéndote al artículo de la normativa que habla de los huecos, donde no hay nada que regule el tamaño máximo) o "la morfología de la cubierta no es adecuada", remitiéndote únicamente a un articulo en el que habla de condiciones estéticas que se cumplen escrupulosamente (la realidad es que al técnico no le gusta la forma de la cubierta, pero no hay nada que diga que no puede ser así). Y podría seguir casi hasta el infinito.

Decir si es lo fácil, decir no es lo difícil
Viendo cosas como las que te cito, me cuesta creerlo. Más bien decir no, y someter al administrado es lo fácil, porque nadie está dispuesto a meterse en un contencioso y dilatar años la concesión de una licencia, pero a veces, ganas dan.
 

Djobi71

Esmeralda
Esto que repetís tanto de no confundir imposibilidad con inconveniencia... Pero si en construcción prácticamente todo es posible. Es evidente que cuando se habla de imposibilidad se refiere a "dentro de lo razonable", y ahí los límites entre la imposibilidad y la inconveniencia quedan mucho más difusos.

Ese 1,5 m² suelen ser un problema gordo. Para empezar muchas veces son cocinas, porque es la parte que en estas viviendas de dos manos comparten medianera, con lo cual es dar 1,5 m (que muchas veces son 2) y reformar la cocina entera. Multiplica por 10 viviendas y a ver a cuánto sale.

Y lo que ya he dicho antes: de facto, hará que la mayor parte de las intervenciones no salgan adelante por no alcanzar la mayoría necesaria, y eso sí que es imposibilidad.
 
Curiosamente, esas cocinas están al limite de habitabilidad y no se les puede quitar ni un metro. Curiosamente pasan todas las derivaciones individuales de todas las instalaciones, etc.

Esa solución resultaría económicamente inviable.

La viabilidad tiene varias patas y sus interpretaciones:
- Viabilidad técnica - Cabe o no cabe.
- Viabilidad de habitabilidad - Las estancias cumplen o no cumplen requisitos para vivienda después de la modificación.
- Viabilidad económica - La intervención cuesta tanto que la hace inviable.

El técnico particular que proponga una solución justificará su solución frente a las demás por considerarlas inviables.
El técnico municipal que informe valorará la idoneidad adoptada en función de otras características que la hagan viable o no. Siempre pensando en el objetivo del bien común. Tanto de los afectados en el inmueble, como resto de usuarios de la vía pública. Y apoyando su informe en la legalidad y las interpretaciones que considere.

En mi interpretación, la utilización del espacio público es posible siempre que no afecte de manera gravosa al resto de usuarios. Y no sólo se utiliza para ascensores, también se utiliza para terrazas de bares, kioscos, aparcamiento regulado, etc.
 

paules

Diamante
No entiendo la discusión.

Creo que se está olvidando el carácter excepcional de la instalación de un ascensor en dominio público y que no puede admitirse a trámite una solicitud de licencia de estas características mientras el proyecto no justifique fehacientemente que de entre todas las estudiadas es la única posible, esto implica, para el autor del proyecto, la obligación de:

1.- Demostrar que técnicamente es imposible otro emplazamiento sin afectar a la superficie ocupada por vivienda o espacio de uso privativo.

2.- Acreditar la inviabilidad técnica del cumplimiento de la normativa de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas.

3.- Garantizar que la ubicación propuesta no significa pérdida en la funcionalidad del espacio público.

Cumpliendo estos requisitos, le será complicado a un técnico municipal motivar la denegación.
 
A veces la deniegan, amparándose que el plan general no recoge esa posibilidad y que se autorizará previa modificación puntual del planeamiento. Y te toca hacer modificación puntual de planeamiento recogiendo la ley de rehabilitación y accesibilidad.
 

JacoboCGB

Platino
Cierto, @paules, al menos yo estaba hablando ya dentro del terreno en el que la excepción es la solución factible.

Hay barriadas enteras donde el diseño arquitectónico es uniforme en esta cojera y esta solución deja de ser la excepción para ser una cotidianeidad. Barriadas donde ningún promotor franquista desperdiciaba m² en hacer ojos de escalera o zonas comunes amplias.

También existen edificios donde la respuesta pasa por disponer dos ascensores, uno en fachada posterior y otro en frontal, edificios que dan a dos calles y los balcones tampoco permiten una única solución técnica.

Al tiempo que existe la aprobación y la denegación, también existe el silencio administrativo y a ver quién se lanza a invadir acera con este soporte jurídico. O la eterna devolución del proyecto para subsanación de temas. El no por respuesta tiene muchas formas y no todos los ayuntamientos tienen objetividad arbitral.

Por lo menos ahora empieza a existir esta sensibilidad, porque el comentario ante una solicitud de "lanzarse a invadir lo público" es un prejuicio muy extendido.
 

paules

Diamante
A veces la deniegan, amparándose que el plan general no recoge esa posibilidad y que se autorizará previa modificación puntual del planeamiento. Y te toca hacer modificación puntual de planeamiento recogiendo la ley de rehabilitación y accesibilidad
Aplicando el artículo 24.4 del RDL 7/2015, de 30 de octubre, creo que no es preciso invocar ninguna previsión planificadora al respecto, por otro lado, ¿qué ayuntamiento no tiene una ordenanza que regule la promoción de la accesibilidad y la supresión de las barreras arquitectónicas en edificios existentes?

Al tiempo que existe la aprobación y la denegación, también existe el silencio administrativo y a ver quién se lanza a invadir acera con este soporte jurídico. O la eterna devolución del proyecto para subsanación de temas. El no por respuesta tiene muchas formas y no todos los ayuntamientos tienen objetividad arbitral.

Por lo menos ahora empieza a existir esta sensibilidad, porque el comentario ante una solicitud de "lanzarse a invadir lo público" es un prejuicio muy extendido
Sin licencia expresa ni se te ocurra iniciar ninguna instalación, el silencio es desestimatorio en licencias cuya estimación tuviera como consecuencia la transmisión de facultades sobre el dominio público al interesado.

Ahora bien, para resolver el problema de inactividad municipal que pueda presentarse aun habiendo subsanado los defectos puestos de manifiesto en el requerimiento, el interesado ha de tener predisposición para recurrir al contencioso administrativo como única forma de obligar al ayuntamiento para que desista en su inactividad y resuelva aplicando el principio de proporcionalidad del artículo 4.1 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.
 

ALYRODRI

Esmeralda
El problema es que el técnico municipal se juega un marrón si luego otros vecinos se quejan y llevan a juicio esa ocupación de espacio público.

El "no", de partida, es más seguro...

Ser subjetivo puede salir muy caro
Es que me da la impresión de que el artículo 24.4 del Real Decreto Legislativo 7/2015 se está tomando por algunos técnicos como si fuese una serie de "recomendaciones" o un "código de buenas prácticas" y no una NORMATIVA DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO. Nos creemos que puede ser puenteado por un documento de apoyo del CTE y no es así, y parece que si el técnico "se enrolla" todos contentos. Si no resulta viable otra solución técnica o económicamente... estupendo (ni más ni menos), pero si no es así, no se puede forzar la mano.

No es una cuestión de risa, os recuerdo esta cosita (código penal):

De los delitos sobre la ordenación del territorio y el urbanismo
Artículo 319
1. Se impondrán las penas de prisión de un año y seis meses a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses, salvo que el beneficio obtenido por el delito fuese superior a la cantidad resultante en cuyo caso la multa será del tanto al triplo del montante de dicho beneficio, e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a cuatro años, a los promotores, constructores o técnicos directores que lleven a cabo obras de urbanización, construcción o edificación no autorizables en suelos destinados a viales, zonas verdes, bienes de dominio público o lugares que tengan legal o administrativamente reconocido su valor paisajístico, ecológico, artístico, histórico o cultural, o por los mismos motivos hayan sido considerados de especial protección.


No conozco a nadie al que le haya salpicado el autorizar ascensores sobre la vías pública, porque es algo nuevo, pero sí a algunos que han desfilado por el juzgado por autorizar pasarelas, escaleras privadas y otras historias sobre el acerado (afortunadamente no ha habido condena pero sí susto). No pasa nada hasta que denuncia otro vecino, uno de los vecinos que no quiere ascensor o la propia oposición municipal.

Respecto a lo señalado antes de que unas ordenanzas municipales contrarias a la ley son legales por el mero hecho de estar aprobadas... perdona que discrepe. Se les supone validez, pero por cuanto son contrarias a la ley son ilegales. Vuelvo a poner como ejemplo, por ser un caso similar, el famoso PGOU de Gil en Marbella o los planes de viviendas para ingleses en la Axarquía, todos con autorización municipal.
 

Arale

Esmeralda
Buscando otra cosa he encontrado esto, que me sonaba pero no daba sabido de dónde era: es un decreto gallego del 2000 que sigue vigente pero en cuanto a las disposiciones para accesible, no las de practicable:

"2. Podrán quedar exentos de lo previsto en el apartado anterior aquellas ampliaciones o reformas que requieran medios técnicos o económicos desproporcionados. Se considera que se requieren medios técnicos o económicos desproporcionados cuando el presupuesto de las obras a realizar para adaptar un espacio, instalación o servicio de una edificación sea superior en más de un 50% al coste que resultaría de realizar las obras necesarias para hacerlos practicables. Esta circunstancia deberá ser justificada en la documentación del proyecto con un estudio comparativo de los costes."

Algo interesante al tener en cuenta a la hora de dar peso a los argumentos de por qué una solución sí y otra no.
 
La redacción es demencial:

cuando el presupuesto de las obras a realizar para adaptar un espacio, instalación o servicio de una edificación sea superior en más de un 50% al coste que resultaría de realizar las obras necesarias para hacerlos practicables.

¿150% de qué? ¿de realizar esas mismas obras?

No entiendo nada.
 

Arale

Esmeralda
Demencial no tanto, ese decreto y la ley de ese momento establecían tres hitos en accesibilidad: no accesible - practicable - accesible. Practicable era un poco más laxo que accesible, por ejemplo en lugar del circulo de diámetro 1,50 era 1,20.
Por tanto, ese 50% se refiere al coste de las obras para convertirlo en accesible o practicable.
A día de hoy ese concepto desapareció de la ley y por tanto una comparativa que carece de sentido.
 
Arriba