Preparación en la carrera de Arquitectura para la vida profesional

No.
Tendrás unas bases teóricas y prácticas que te ayudarán a tener recursos para afrontar los trabajos profesionales.

Te quedará aprender mucho sobre técnica, el mercado, normativa, leyes y cómo colaborar con otros profesionales.

Ni si quiera tras hacer un PFC que, por muy detallado que sea, no es ni por asomo un proyecto real, ya que un proyecto real, salvo que sea una casita, nunca lo hace una sola persona. Es un trabajo colaborativo y coordinado.
 

Juror #8

Bronce
@LostInRegulation, los PFC también es práctica habitual hacerlo entre varios, jaja, incluso más de lo que se puede considerar una ayuda puntual.

Cuando entregué yo más de uno tenía a varios chavales el último mes full-time con él. Pero bueno, hasta los profesores saben que pasa.

Yo lo hice sólo y, aunque es una matada y en la vida real nunca vas a hacer eso en un proyecto tan grande, supongo que mereció la pena enfrentarse al reto, siempre se aprende.

De hecho diría que la clave general de las ETSA es esa, intentar uno sacar cosas en limpio. Cuando así lo hice, pues saqué cosas que me sirvieron o que te pueden servir para más adelante aprender más cosas. Cuando fui más a aprobar y pasar de largo, al final te quedas con carencias que luego te costará el doble solventar.

Aun así, como decís, lo normal es que tengas que colaborar con especialistas. Lo malo/bueno (no lo sé) es que el arquitecto tiene que seguir siendo un generalista que puede entender las implicaciones de cada una de las especialidades. Aunque en otros países no es así y en la mayoría de escuelas de nuevo cuño del nuestro, en fin, de aquella manera...

En otras escuelas creo que los PFC siguen siendo como comenta @vorpal, y se requiere mucho rigor (o al menos todo el posible para alguien no profesional) y extensión en la documentación. Eso sí, en la mía cuando había un tema sencillo y pequeñito lo cogía casi todo el mundo, hasta gente que llevaba pendiente de acabar años se animaba.

El problema es que, como decís, muchas veces en las asignaturas de proyectos (dependía del profe) se obvia con demasiada frecuencia la concepción integral del proyecto en todas sus vertientes: constructiva, legislación, económica... esta última casi siempre. No sé sí ahora con los talleres conjuntos ha mejorado.

También es cierto que aprender a presupuestar o organización de obras (sin vistas por mucho que algún profesor cuente cosas) en la escuela sería difícil. Casi tanto como hacerlo leyendo el PMBok.

Con respecto a la opinión general sobre la crisis en la educación y sus causas no puedo estar más de acuerdo. A mi quinta ya nos decían al entrar en la universidad que cada vez entrabamos más flojos. Yo lo noté y venía de sacar bien el bachillerato, pude remontar el déficit pero se me hizo muy palpable.

En generaciones posteriores era habitual que chavales con buenas notas se peguen la h***** ya en selectividad (que de siempre ha sido más asequible que el bachiller) y luego protesten porque el examen era muy difícil.

Por lo que me cuenta algún profesor de la ETSA ha ido a peor. La arquitectura no es una profesión atractiva como antes y ya no se meten estudiantes de perfil alto (que a veces no tiene que ver y salen buenos arquitectos que en el colegio ni fu ni fa, pero en general es un indicador). Quizás para solucionarlo habría que limitar plazas y cerrar escuelas, pero eso no te lo va a admitir ningún miembro de las mismas.

También he visto que una de las principales quejas que recogen los colectivos de alumnos es que los profesores de proyectos no les indican cómo tienen que resolver los mismos... vamos, que quieren que les dibujen las plantas prácticamente.

Es cierto que no era agradable cuando el profesor te decía que algo estaba flojo con cuatro explicaciones someras. Pero la idea era que uno se devanase la cabeza para ir aprendiendo a hacerlo. Al final, con el tiempo, ves proyectos de los primeros cursos y ves que, incluso las versiones definitivas, son deficientes... pero de eso se trata, ¿no?

P. D.: En verdad lo último son padres yendo a protestar a profesores de la uni. No es trola. No es masivo ni mucho menos, pero todos los años un par de casos.
 

bicilindro

Titanio
Hacen falta más arquitectos. Lo acabo de escribir en el otro hilo del chaval de Valencia.
Lo que no hay es necesidad de más horas de delineación baratas y memorias fotocopiadas para promotores rácanos.
Eso se acabó, como el arar con bueyes.
 
A mí hay varias cosas que me parece que han ido claramente a peor en la formación con el paso de los años, y lo digo como docente, y después de haber dado clase en diferentes etapas educativas como secundaria, bachillerato, FP superior, universidad y posgrado. Que nadie se dé por aludido, no quiero decir que en todos los casos sea así, pero sí lo estoy viendo en cantidades cada vez mayores, lo que me parece alarmante
Subrayo lo que comenta @vorpal, al menos, en la universidad que es donde tengo experiencia. Imparto Dibujo (Geometría descriptiva de entonces) en primero y el nivel es bajísimo. Con la crisis la nota para acceder a Arquitectura no sube del 5, y eso se nota en los alumnos que entran. La mayoría son de media de 5 o 6, ¡y de selectividad de septiembre! No saben ni lo más básico de Dibujo técnico, y eso que se supone que han tenido que aprobarlo para acceder a la universidad. Yo creo que el problema está en dos frentes:
Primero, que de aquellos polvos estos lodos. El problema está en la secundaria, y los de secundaria dirán que está en la primaria. Es decir, el problema es común a todos los niveles de enseñanza y, para mí, radica en que no existe cultura del esfuerzo. Con el rollo de Internet y las redes sociales se ha instaurado la dictadura de lo instantáneo. ¿Quieres aprender a hacer algo? Pon un vídeo en YouTube: "Cómo hacer XXX en 5 minutos". Por supuesto, míralo acelerado a 1,5x para no desperdiciar aún más tiempo (¡ah!, la cultura, esa gran inútil). ¿Qué significa esta palabra? "Oye Siri...". ¿Quieres pareja? Sólo tienes que darte de alta en una aplicación de citas. "Qué ganas tengo de tener este objeto...". Amazon, comprar, mañana en casa. No digo que esto esté bien o mal, conocí a mi pareja por una aplicación, pero el problema estriba en que aceptar la gratificación instantánea como dogma.
Frente a este panorama, todo lo que implique dedicación, tiempo, repetición... en definitiva, esfuerzo, es visto como un tedioso enemigo. Yo entiendo perfectamente que ellos piensen así, ¿para qué dedicar horas de mi tiempo a un tema cuando en Internet lo tengo todo instantáneo? ¿Para qué saber inglés si tengo Google Translate? ¿Para qué saber historia de España si tengo Wikipedia?
Lo peor es que estos chicos a los que enseñamos, de los que muchos de ellos no deberían de haber llegado a la universidad, o al menos en mi caso, a la escuela, son a día de hoy: arquitectos, docentes, etc. Ya están enseñando a nuestros hijos y construyendo nuestras casas, y si el tiempo y la experiencia no los han metido en cintura... me da pavor sólo de pensarlo.
Segundo, y es un tema muy debatido en mi departamento, ante esta situación sólo hay dos respuestas posibles: no pasar ni al Tato y mantener el nivelo de la asignatura, o bien, pasar la mano y rebajar lo que deben aprender. La opción mayoritaria está clara a día de hoy. Cada vez, y hablo de nuevo de la enseñanza de la arquitectura, se enseña menos. En mi plan, el 98, dimos en Geometría descriptiva las sombras un poco, casi al final del curso, pero las dimos. En el plan anterior hacía cabriolas con las intersecciones y con temas mucho más complicados. En el Plan Bolonia la asignatura se ha reducido a un cuatrimestre, las sombras ni las huelen, y los ejercicios que se les plantean son de nivel de bachillerato. Repito, esto es un ejemplo de mi escuela, pero creo que de manera similar está ocurriendo por toda la geografía. El error está en que si le pasas la mano a un alumno que no merece aprobar, se lo encontrará otro compañero en un nivel superior, y con varios así tendrá que rebajar el nivel de su clase porque estos alumnos no tienen los conocimientos para seguir la clase, y así ad infinitum.
Yo creo que la solución, entre otras, debe pasar por vindicar la importancia de esforzarse, de que las cosas buenas son las que más tiempo requieren, de que aprehendan la cultura, que no son conocimientos que consulto por Internet y olvido al segundo. Como decía Miguel de Unamuno: “Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe... Sólo la cultura da libertad... No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas; no la de pensar, sino dad pensamiento. La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura".
 
Dedícate a la política para poder ser ministro de educación.
Y es en serio, parece que quieres solucionar los problemas de la educación, desgraciadamente si te dedicas a la educación solo podrás, en el mejor de los casos, hacerlo para unos pocos.
En cualquier caso, ardua y difícil tarea.
 

Juror #8

Bronce
En Chile hubo, hace poco, enmarcadas en las revueltas generales ocurridas, protestas de estudiantes reclamando que no se hiciesen pruebas de acceso a la universidad porque eran discriminatorias. Su argumento era que los jóvenes de clase alta tenían más posibilidades de prepararlas o de tener exámenes diferentes en instituciones privadas.

Puedo estar de acuerdo en esto último y, desde luego, pienso que deben proporcionarse todas las ayudas a los que tienen menos recursos para intentar igualar las posibilidades de todo el mundo. Digo intentar, porque, no nos engañemos, nunca van a partir de la misma posición.

Dicho esto, intentar envolverse en la bandera de la igualdad para escaquearse es lamentable. Además de que la creencia de que ir a la universidad o incluso tener el título te va a proporcionar "per se" un valor.

Pero bueno, eso es la deriva de la titulitis y de todo el mundo tiene derecho a todo. Incluso habiéndose esforzado menos.

Tampoco reclamo un elitismo ni una excelencia. Los más normales también debemos poder ir a la universidad, está claro. Pero cumpliendo unos mínimos y no queriendo todo regalado.

Como ya dije, yo mismo en la escuela tuve mis momentos de más dedicación y de más bien poca.

El tema es que, igual que cuando llegaban las recompensas al esfuerzo sabía que era mérito mío, cuando la pifiaba, merecidamente también, no se me ocurría abrir la boca para protestar.

Ahora bien, llegados a este punto y con todo lo que hemos expuesto... ¿Quién es el guapo que le pone el cascabel al gato?

Lo único que puede beneficiarnos es que, al igual que en algunas profesiones puede uno ir librando y colocándose sin tener ni idea, en la nuestra sin mucha idea/buen padrino ya sabemos que no haces ni el huevo.

En ese sentido sí los que vienen por detrás están peor preparados debería beneficiarnos. Egoístamente hablando, claro, porque una situación así en el global no es beneficiosa.
 

vorpal

VIP
Ahora con lo de la pandemia y el confinamiento, los docentes hemos recibido instrucciones claras de abrir la mano.
Tengo que aprobar a sujetos que no lo merecen, que durante todo el curso no han sido más que bultos sospechosos en el aula.
Así la calidad de la enseñanza ya vemos cómo va a quedar.
Saludos.
 

vorpal

VIP
Muchos profesores estamos más que hartos de que se nos quite la autonomía pare decidir quién pasa y quién no y en base a qué criterios.
A mí no me parece de recibo aprobar a alumnos que no han alcanzado ni de lejos los objetivos programados. Se puede ayudar un poco con la nota al que se esfuerza, con esto del virus se puede aprobar, si me apuras, al que tenga un cuatro, pero yo no estoy dispuesto a regalar a cualquier criatura que tiene un tres o incluso un dos las asignaturas que yo doy.

Yo no soy un coladero, tampoco un hueso, solo quiero que apruebe quien lo merezca, quien haya demostrado haber alcanzado el nivel necesario, o haberse quedado cerca.

Pero las consignas que tenemos son claras:

- Quien haya aprobado 1ª y 2ª evaluaciones: aprueba, aunque en la 3ª no haya hecho nada.
- Quien tenga suspensas 1ª y/o 2ª evaluaciones (aunque tenga dos ceros) y apruebe la 3ª, aunque solo sea con un 5 pelao: aprueba.

El curso que viene va a ser cantidad de divertido :mad:: alumnos que han pasado de curso sin saber hacer la O con un canuto enfrentándose a nueva materia sin la base suficiente.

Todo esto aderezado, además, con que a estas alturas nadie tiene NPI cómo se van a organizar los centros para garantizar la seguridad sanitaria:

- Distancias de separación entre pupitres, ¿qué hacer si no caben los alumnos en el aula? ¿desdoblamos? ¿y si no hay espacio? ¿turnos? ¿doble plantilla de profesorado? ¿mamparas en las aulas? ¿100% del tiempo con mascarillas?, todo eso es más dinero.

- Desinfección diaria de todo el centro, puede ser, pero implica ración extra de personal de limpieza = más dinero.

- Desinfección entre clases del ordenador y mesa del profesor (vamos cambiando cada hora), directamente imposible.

- Salidas a patio y entradas en aula escalonadas, para no saturar los pasillos. Muy complicado, sobre todo en centros grandes.

- Transporte escolar a 1/3 de su capacidad, económicamente inviable.

- Desinfección de libros y otro material prestado.

- Protocolo de entrada al centro con toma de temperatura, protocolo de qué hacer en caso de un alumno con síntomas, ¿lo aislamos? ¿dónde? ¿lo mandamos a casa? ¿cómo? ¿llamamos a sus responsables legales para que se lo lleven?, si ahora ya cuando un crío se encuentra mal y llamas a sus padres cuesta la de Dios que vengan a recogerlo...

- Dotación de EPI para alumnos y profesores (mascarillas, geles desinfectantes...), esto es posible, pero tiene también un coste económico y un impacto medioambiental importante (¿residuos sanitarios en contenedores especiales?).

- Gestión de espacios comunes imprescindibles, en especial los aseos (complicado conseguir que no se contamine nadie).

No me gustaría estar en el pellejo de nadie del equipo directivo de ningún centro docente. Con adultos puede ser más sencillo, con menores imposible.

Saludos.
 

cabronias

Titanio
Muchos profesores estamos más que hartos de que se nos quite la autonomía pare decidir quién pasa y quién no y en base a qué criterios.
A mí no me parece de recibo aprobar a alumnos que no han alcanzado ni de lejos los objetivos programados. Se puede ayudar un poco con la nota al que se esfuerza, con esto del virus se puede aprobar, si me apuras, al que tenga un cuatro, pero yo no estoy dispuesto a regalar a cualquier criatura que tiene un tres o incluso un dos las asignaturas que yo doy
Por Invernalia no sé, pero aquí en Dorne, un profesor puede suspender a un alumno con un cero, lo ratifica el director ante las protestas de la madre, la madre llama al inspector y el alumno aprueba. Y mamá no tiene que ser nadie, basta con que dé "quehacer".

Pero las consignas que tenemos son claras:

- Quien haya aprobado 1ª y 2ª evaluaciones: aprueba, aunque en la 3ª no haya hecho nada.
- Quien tenga suspensas 1ª y/o 2ª evaluaciones (aunque tenga dos ceros) y apruebe la 3ª, aunque solo sea con un 5 pelao: aprueba.

El curso que viene va a ser cantidad de divertido :mad:: alumnos que han pasado de curso sin saber hacer la O con un canuto enfrentándose a nueva materia sin la base suficiente
Sabes que no va a pasar nada, el año que viene será otra cosa para que avance. La consigna es la misma que la de los marines americanos, "no dejamos nadie atrás". Aquí lo que vale es tener el titulito mínimo para que se puede meter en cualquier sitio y no cuente negativo en las estadísticas que el político maneja.

Y ya no vale eso de que cuando llegue a la universidad se dará de bruces con la realidad, porque la universidad está totalmente devaluada. Una vez más, que todo el mundo tenga su título.

Mira ahora, ya el esfuerzo no cuenta para que te den una beca... qué le vas a pedir a los alumnos si pasan de curso sin aprobar y les dan pasta sin esforzarse.

odo esto aderezado, además, con que a estas alturas nadie tiene NPI cómo se van a organizar los centros para garantizar la seguridad sanitaria
Tú sabes que eso no vale para nada, brindis al sol de cara a la galería.
 

Juror #8

Bronce
¿En la ETSA también? Creo que en alguna carrera se pedía menos.

Lo digo porque en la de aquí esas notas coincidirían con la del primero y el segundo de mi promoción. Vamos, que habrían tenido beca dos.

Ahora con Bolonia hay bastantes por encima de 7.
 
Buenas @Andres Enriquez. Contestación de alguien que sí es arquitecto, y vocacional:

Te digo y te confirmo, que no, te preparan para que sepas de qué va el asunto, para que te suenen algunas palabras, para que sufrir y llorar no sea una solución. Pero que aprenderás a base de palos y palos y más palos, y no encontrarás amigos ni debajo de las piedras que te digan un mísero consejo. Un día serás veterano y estará en tu mano echar una mano a los jóvenes, poco preparados e inexpertos, ya tú decidirás.

La carrera es tan bonita como idílica, ese es su encanto.
 
Arriba