Presupuesto de obra en proyecto

#1
Hola, quería plantear una duda a ver si alguien me puede aclarar.

Para calcular el presupuesto total de la obra, en el proyecto, se suma:

(precio de ejecución material + 13% de gastos generales + 6% de beneficio industrial) + 16% IVA

¿Es esto correcto?

¿Para pagar la licencia de obras, el ayuntamiento la calcula a partir del presupuesto total o del precio de ejecución material?

Un saludo. Gracias.
 
#2
Hola cr

A lo primero, SI

A lo segundo, sólo el PEM (precio de ejecución material) y sin incluir el presupuesto de Seguridad e Higiene.

Un saludo
Scaner
 
#3
cr ha dicho:
¿Para pagar la licencia de obras, el ayuntamiento la calcula a partir del presupuesto total o del precio de ejecución material?
Lo normal es que en Ayuntamientos con un cierto nivel tengan una ordenanza para calcular el valor de las obras, porque por lo general el valor declarado como PEM en proyecto no suele ajustarse a la realidad.

En caso de que no tengan esa ordenanza, deben calcular la tasa y el ICIO sobre el valor declarado como PEM en proyecto, sin incluir GG ni BI ni IVA.

Saludos.
 
#4
Gracias por vuestras respuestas. Ahora bien, ¿para que sirve poner en el proyecto el presupuesto general entonces? Lo que no tenía claro era, además, sumar un 16% de IVA, si, según tengo entendido, es el 7%, ¿no?
Gracias nuevamente.
Saludos.
 
#5
Hola cr, el IVA del 7% creo que solo se aplica en el caso de autopromoción, a ver si algun forero autopromotor nos lo puede confirmar
 
#6
Desde luego en cada sitio las cosas se hacen de un modo distinto por lo que muchas veces no sera representativa la respuesta.

Aqui los proyectos se presentan solo con PEM, no se aplica ni beneficio ni similares y siempre calculados con el cuadro de referencia del colegio, como precio estimado (asi nos cubrimos las espaldas).

En obras oficiales se te solicita que presentes un apartado que suele llamarse RESUMEN ECONOMICO en el que no sólo se añaden los beneficios industriales, gastos generales, IVA, sino incluso honorarios de arquitecto, aparejador, estudio de seguridad, etc....

Por aqui efectivamente se aplica 13% de BI y 6% de GG.

En cuanto al IVA, este se repercutira al 7% si se trata de vivienda de nueva creación.

Tambien puede repercutirse el 7% a aquellas actuaciones que obtengan la calificación de Rehabilitacion por la Consejería de Obras Públicas, normalmente no obtienen esta calificación nada mas que obras subvencionadas por dichos entes.
 
#7
vorpal ha dicho:
Lo normal es que en Ayuntamientos con un cierto nivel tengan una ordenanza para calcular el valor de las obras, porque por lo general el valor declarado como PEM en proyecto no suele ajustarse a la realidad.
El mío no tiene ningún nivel :D
PEM calculado con el módulo colegial y menos un 10%, que es el tope hasta el que no tengo que justificar la desviación del presupuesto.

cr ha dicho:
¿para que sirve poner en el proyecto el presupuesto general entonces?
Para nada, yo no lo pongo. Lo pongo en la hoja de control del colegio porque hay una casilla para ello, que sino tampoco.

cr ha dicho:
Lo que no tenía claro era, además, sumar un 16% de IVA, si, según tengo entendido, es el 7%, ¿no?.
Los técnicos, junto con los fabricantes de muebles de cocina somos los únicos que facturamos al 16% a los promotores.

erguti ha dicho:
Hola cr, el IVA del 7% creo que solo se aplica en el caso de autopromoción, a ver si algun forero autopromotor nos lo puede confirmar
Lo del IVA tiene miga.

Como ya he dicho los técnicos y los fabricantes de muebles de cocina, aun cuando se encarguen del montaje, facturan a todo el mundo al 16%, es la excepción.

Los constructores (englobo también oficios) facturan a los promotores al 7%, en obras cuyo uso mayoritario sea vivienda y tanto si hay aporte o no de materiales.
En otro tipo de obras se factura al 16%.

El almacenista/distribuidor factura al 16% al promotor/constructor cuando sólo se entregan materiales, sin montaje o ejecución de obra.

Al particular/autopromotor todo el mundo le factura al 16%.

El promotor factura las viviendas con un 7% si son privadas y con un 4% si son públicas. Locales comerciales y oficinas que no tengan calificación de vivienda se facturan al 16%.
Un caso atípico es el de los garajes y trasteros. Si se adquieren con la vivienda se les aplica un 7%, si se adquieren por separado se les aplica el 16%.

Y más o menos eso es todo. No soy ningún experto en legislación tributaria, solo es lo que se va quedando de poner la oreja.

Un saludo
Scaner
 
#8
donde dije
Tambien puede repercutirse el 7% a aquellas actuaciones que obtengan la calificación de Rehabilitacion por la Consejería de Obras Públicas, normalmente no obtienen esta calificación nada mas que obras subvencionadas por dichos entes.
digo diego

Se considera rehabilitación de viviendas las obras destinadas a la reconstrucción de las mismas mediante la consolidación y tratamiento de las estructuras, fachadas, cubiertas y otras análogas siempre que el coste global de las operaciones de rehabilitación exceda del 25% del precio de adquisición (si se hubiese efectuado durante los dos años inmediatamente anteriores) o del verdadero valor de la edificación antes de su rehabilitación. En tal caso, es aplicable el tipo del 7 por ciento. A efectos del IVA, no cabe considerar como obras de rehabilitación las que por sí mismas no cumplen los requisitos normativos exigidos aunque formen parte de un conjunto de operaciones, realizadas a lo largo de un período dilatado de tiempo, que globalmente tendrían aquella consideración. Por tanto, el tipo impositivo aplicable a tales ejecuciones de obra es el general del 16%.

Tributan también al 16% las ejecuciones de obra para la rehabilitación de una edificación que no se vaya a destinar principalmente a vivienda sino al ejercicio de una actividad empresarial, por ejemplo no tienen la consideración de edificios principalmente destinados a viviendas, entre otros, los hoteles, moteles, aparthoteles, albergues, etc.

Por otra parte, para que resulte aplicable el tipo del 7% no se exige certificación del M.O.P.T. La concurrencia de las circunstancias que determinan la aplicación del 7 por ciento en las referidas operaciones podrá probarse por cualquier medio de prueba admisible en derecho.
 
#9
scaner ha dicho:
Lo del IVA tiene miga.
Pues te voy a dar la razon, porque cada dia esto es un mundo y cada vez mas complicado, mira lo que hay en la pagina de hacienda acerca de los muebles de cocina, je je

Asimismo, la venta con instalación de muebles de cocina y baño para edificaciones destinadas fundamentalmente a viviendas y contratadas directamente con el promotor de la construcción o rehabilitación, tributa al tipo reducido del 7 por ciento.
pero ahora ya la repanocha

No obstante, el tipo reducido no se aplica a los grifos, lavaderos y fregaderos..., los cuales tributan al tipo impositivo general del 16%.
Es decir lo estamos haciendo mal, seguro que nadie a la hora de hacer una certificacion ha puesto todo al 7% de IVA pero ha sacado los grifos de bañera, ducha y bide, que estos tributan al 16%, manda webbs

Estos datos estan sacados de la consutla 107423 de AEAT.
 
#10
Muchas gracias a todos, muy amables por vuestras respuestas.
Saludos.
 
#11
EL_INUTIL_© ha dicho:
Pues te voy a dar la razon, porque cada dia esto es un mundo y cada vez mas complicado, mira lo que hay en la pagina de hacienda acerca de los muebles de cocina, je je.
....malo eres :p

Eso me pasa por airear cosas aprendidas hace años y no vueltas a verificar :eek:
En la rerspuesta a la que haces referencia pone "Aplicable desde 1.1.2000" y poquito antes de eso sería cuando conocí el dato.
Por aquí no se aconstumbra a amueblar las cocinas, pero esa vez si se hizo y estuve presente en la conversación en la que el fabricante de cocinas le dijo al promotor que ellos eran la excepción y facturaban al 16%.

Respecto a las certificaciones (nunca para O.P.) yo no pongo IVA :rolleyes:


Un saludo
Scaner
 
#12
no scanner no soy malo, es que me llamo la atencion lo de muebles de baño y cocina, precisamente porque ya he llamado a un propietaria y le he dicho que le demuestro al de la cocina que tiene que facturar al 7%
 
#13
Hola INU

Pero si ese propietario es particular o autopromotor o como quieras llamarlo, le van a facturar al 16%
Cuando la ley habla de promotor se refiere precisamente a alguien que tenga la calificación de promotor y no por extensión a todo aquel que promueva/encargue una obra.

Un saludo
Scaner
 
#14
Pues ahora que leo lo anterior, ¿para ser promotor hay que hacer algo en particular?; es decir, si yo me voy a hacer una casa, ¿no soy promotor automáticamente?,
 
#15
cr ha dicho:
si yo me voy a hacer una casa, ¿no soy promotor automáticamente?,
No ;)

Estamos hablando de IVA, de facturas, de impuestos...
El primer paso será darte de alta en el epígrafe correspondiente del IAE.
Despues podrás ser persona física y darte de alta en el regimen de autónomos, o persona jurídica y constituir una sociedad, con su escritura, estatutos...
Tendrás que llevar la contabilidad de la promoción, más sencilla si eres persona física y más complicada si eres persona jurídica.
Y tendrás que hacer las declaraciones trimestrales de IVA e IRPF

Eso es lo que se me ocurre teniendo en cuenta que no es el objeto de nuestra actividad. Consulta con un asesor fiscal, que seguro que hay más.

No creo que para una unifamiliar te salga rentable.
Si fuera sencillo todos los autopromotores se harían promotores.

Un saludo
Scaner
 
#16
Cuelgo otra vez la informacion extraida de la Agencia tributaria:


TITULO: IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO
CAPITULO: ACTIVIDADES EMPRESARIALES Y PROFESIONALES

SUBCAPITULO:

REFERENCIA: 106569-PROMOTOR DE SU PROPIA VIVIENDA

PREGUNTA: ¿Está sujeta al Impuesto la actividad de promoción de una vivienda para uso propio?.
Para que se soporte el tipo reducido del 7% ¿tiene que cumplir algún tipo de obligación formal?.
¿Cómo acredita su condición de promotor?. ¿Cómo tributa la posterior venta de parte de la edificación antes de terminar su construcción?.

RESPUESTA: La promoción de una vivienda realizada por persona física que ha de habitarla al margen y con independencia del ejercicio de una actividad empresarial o profesional no está sujeta al Impuesto ni está sujeta, tampoco, la adjudicación de la vivienda a dicha persona mediante la declaración de obra nueva.
El promotor de una vivienda para uso propio no tiene que cumplir obligaciones formales ni presentar declaraciones de IVA ni darse de alta en IAE.
Para que sea aplicable el tipo reducido es necesario:

a) que se trate de ejecuciones de obras.

b) que sean consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista.

c) que tengan por objeto la construcción de edificaciones destinadas principalmente a viviendas.

Promotor de edificaciones es el propietario de los inmuebles que construye (promotor-constructor) o contrata la construcción (promotor) de las mismas para destinarlas a la venta, al alquiler o al uso propio.

Si la promoción de la construcción del inmueble se hizo con la intención de destinarlo exclusivamente al uso propio, el promotor está actuando como consumidor final, no como empresario o profesional, por lo que su posterior transmisión no constituye la realización de un hecho imponible a efectos del IVA. Por la misma razón, las cuotas soportadas por la construcción del inmueble no pueden ser objeto de deducción.



NORMATIVA: Artículo 5 , Ley 37 / 1992 , de 28 de Diciembre de 1992 .

Agencia Tributaria INFORMA PREGUNTAS FRECUENTES

Oficina Virtual DETALLE DE REFERENCIAS 14/11/2005 14:15:22


TITULO: IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO
CAPITULO: TIPOS
SUBCAPITULO: VIVIENDA
REFERENCIA: 107445-EJECUCIÓN OBRA: REQUISITOS PARA TIPO REDUCIDO



PREGUNTA: ¿Qué requisitos debe cumplir una ejecución de obra para que pueda tributar al tipo reducido del 7%?


RESPUESTA: La aplicación del tipo impositivo del 7% procede cuando se cumplan todos y cada uno de los siguientes requisitos:

Que las operaciones realizadas tengan la naturaleza jurídica de ejecuciones de obra, con independencia de que se califiquen como entregas de bienes o como prestaciones de servicios a los efectos del IVA.
Que sean consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista: a estos efectos, es irrelevante que los contratistas sean varios o que la vivienda sea para uso propio del promotor.
Que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificios destinados fundamentalmente a viviendas y
Que consistan materialmente en la construcción total o parcial de los citados edificios.
Tributan al tipo impositivo del 16% las entregas de materiales de construcción distintas de las ejecuciones de obra, tales como el suministro al promotor-constructor de materiales de construcción, así como los servicios que no tengan la naturaleza jurídica de ejecuciones de obra.


Asi es que yo entiendo que debe ser del 7% siempre que subcontrates a un constructor, y si te haces tu propia casa ya eres promotor
Espero que realmente sea así!!
 
#17
NABIU ha dicho:
Asi es que yo entiendo que debe ser del 7% siempre que subcontrates a un constructor, y si te haces tu propia casa ya eres promotor
Espero que realmente sea así!!
Creo que lo has dejado bastante claro ;)

Ya puesto a salir de la ignorancia, he estado recopilando algunas respuestas y coloco a continuación las que me han parecido más interesantes.

Tipo impositivo aplicable a la ampliación de una vivienda cuando el dueño de la obra contrata directamente con el constructor. ¿La entrega posterior tiene la consideración de primera o segunda entrega de edificaciones?

La ampliación de viviendas tributa al tipo reducido del 7% siempre que se trate de una ampliación de la superficie útil, con independencia de que tenga la consideración de vivienda unifamiliar o no.

La entrega posterior de una vivienda ampliada debe seguir el régimen de la edificación originaria, de modo que, en su caso, será segunda entrega la de la vivienda junto con su ampliación.

No obstante, si a resultas de la ampliación y como consecuencia de la magnitud o las características de ésta, cambiara la naturaleza del bien que se entrega, podríamos hablar de una primera entrega de la nueva edificación.
Una persona física contrata la compra de una vivienda nueva con una promotora-constructora. La vivienda esta en fase de construcción y a petición del adquirente se realizan obras de mejora. Tipo aplicable.

Es de aplicación el tipo reducido del 7 por ciento a las obras de mejora efectuadas por un promotor-constructor en una vivienda en fase de construcción, siempre que la misma no haya sido todavía puesta a disposición del adquirente.
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a servicios tales como los prestados por el arquitecto que realiza el proyecto de rehabilitación y dirige la ejecución de las obras o los servicios que tienen por objeto el control de calidad de los materiales de construcción, prestados a los promotores de edificaciones? ¿Cuál es el tipo impositivo aplicable al contrato formalizado directamente entre un promotor de edificaciones de viviendas y un transportista para el traslado de tierras (exclusivamente)?

El servicio prestado por el arquitecto al promotor o constructor tributa al tipo general del 16%.

Asimismo, los servicios consistentes en el control de calidad de los materiales de construcción de una edificación tributan al tipo general del 16%.

El traslado de tierras no tiene la consideración de una ejecución de obra para la construcción de viviendas sino que se trata de la prestación de un servicio. El transporte de residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria tributa al tipo reducido del 7%, siempre y cuando dicho transporte no sea accesorio a una actividad principal.
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a la subsanación de vicios de una construcción realizada por el promotor?

Se aplica el tipo reducido del 7% si se cumplen los requisitos siguientes:

Que la ejecución de obra se contrate directamente entre el promotor inicial de las viviendas (no la comunidad de vecinos) y el contratista.
Que pueda considerarse una continuación de la construcción, por referirse a graves deficiencias que de no repararse ocasionarían la ruina del edificio y
Que la ejecución de la obra se realice sobre viviendas.
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a la ampliación de una vivienda cuando el dueño de la obra contrata directamente con el constructor? La entrega posterior ¿tiene la consideración de primera o segunda entrega de edificaciones?

La ampliación de viviendas tributa al tipo del 7% siempre que:

Se trate de una ampliación de la superficie útil, con independencia de que tenga la consideración de vivienda unifamiliar o no.
Sea consecuencia de contratos directamente formalizados entre promotor (propietario, eventualmente) y contratista.
La entrega posterior de una vivienda ampliada debe seguir el régimen de la edificación originaria, de modo que, en su caso, será segunda entrega la de la vivienda junto con su ampliación. No obstante, si a resultas de la ampliación y como consecuencia de la magnitud o las características de ésta, cambiara la naturaleza del bien que se entrega, podríamos hablar de una primera entrega.
En una vivienda se realizan obras de reacondicionamiento y modernización de instalaciones así como de tratamiento y consolidación de elementos estructurales. ¿Se considera toda la obra como rehabilitación? ¿Cuál es el tipo impositivo aplicable? A los efectos de la aplicación del tipo del 7% a las obras de rehabilitación de vivienda ¿es necesaria la certificación del M.O.P.T. para justificar la rehabilitación? ¿Y si se trata de sucesivas ejecuciones de obra cuya finalidad es la rehabilitación de una vivienda, pero que individualmente consideradas no cumplen con los requisitos establecidos para ser tratadas como obras de rehabilitación?

Se considera rehabilitación de viviendas las obras destinadas a la reconstrucción de las mismas mediante la consolidación y tratamiento de las estructuras, fachadas, cubiertas y otras análogas siempre que el coste global de las operaciones de rehabilitación exceda del 25% del precio de adquisición (si se hubiese efectuado durante los dos años inmediatamente anteriores) o del verdadero valor de la edificación antes de su rehabilitación. En tal caso, es aplicable el tipo del 7 por ciento. A efectos del IVA, no cabe considerar como obras de rehabilitación las que por sí mismas no cumplen los requisitos normativos exigidos aunque formen parte de un conjunto de operaciones, realizadas a lo largo de un período dilatado de tiempo, que globalmente tendrían aquella consideración. Por tanto, el tipo impositivo aplicable a tales ejecuciones de obra es el general del 16%.

Tributan también al 16% las ejecuciones de obra para la rehabilitación de una edificación que no se vaya a destinar principalmente a vivienda sino al ejercicio de una actividad empresarial, por ejemplo no tienen la consideración de edificios principalmente destinados a viviendas, entre otros, los hoteles, moteles, aparthoteles, albergues, etc.

Por otra parte, para que resulte aplicable el tipo del 7% no se exige certificación del M.O.P.T. La concurrencia de las circunstancias que determinan la aplicación del 7 por ciento en las referidas operaciones podrá probarse por cualquier medio de prueba admisible en derecho.

Si no se cumplen los requisitos para calificar las obras como rehabilitación, habría que analizar, no obstante, la posible aplicación del tipo impositivo del 7% cuando se trate de una obra de albañilería que reúna los requisitos del artículo 91.uno.2.15.
¿En qué supuestos puede aplicarse el tipo reducido a las obras de albañilería en viviendas terminadas?

Se aplica el tipo del 7% a las obras de albañilería, objetivamente consideradas, en viviendas terminadas o rehabilitadas hace más de dos años, cuando los materiales aportados por quien ejecuta la obra no superen el 20% de la contraprestación. No existiendo una definición de albañilería en el ordenamiento tributario, la Dirección General de Tributos remite a la definición dada por el diccionario de la Real Academia de la Lengua española según el cual albañilería es el arte de construir edificios u obras en que se empleen, según los casos, ladrillo, piedra, cal, arena, yeso u otros materiales semejantes. Por tanto, tributan al tipo del 16% los servicios de fontanería y pintura, por no estar incluidos en el concepto de albañilería. Cuando por precio único se presten servicios de distinta naturaleza (fontanería, pintura y albañilería) a los que corresponda aplicar tipos impositivos diferentes, la base imponible de cada uno de ellos se determina en proporción al valor de mercado de los respectivos servicios.

Para aplicar el tipo reducido se exige, asimismo que el destinatario sea, bien una persona física no empresario ni profesional que utilice la vivienda para su uso particular, o bien, una comunidad de propietarios. Estas circunstancias pueden acreditarse mediante una declaración escrita, firmada por el destinatario de las obras y dirigida al sujeto pasivo. (Este criterio se aplica desde el 1-1-2000)

Si la ejecución de obra de albañilería se realiza en la vivienda particular de una persona física, no empresario ni profesional, pero la factura se expide a cargo de un tercero, no se entiende cumplido el requisito subjetivo del articulo 91.uno.2.15 de la Ley 37/1992, por lo que la operación tributa al tipo general del 16%.
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a las obras de cierre de la planta baja de una vivienda, delimitada sólo por pilares? ¿Y a las obras de cierre de la parcela en la que se encuentra la vivienda?

La obra consistente en aumentar la superficie útil de una vivienda tiene la consideración de construcción de edificación tributando al tipo impositivo del 7 por ciento cuando sea contratada directamente por el dueño de la vivienda (promotor) con el contratista.

Asimismo, las obras de crecimiento de parcelas forman parte de la vivienda a los efectos de la aplicación del tipo impositivo. Por consiguiente, tributan al tipo del 7 por ciento las ejecuciones de obra consistentes en la realización del cierre de la parcela de una vivienda unifamiliar, como consecuencia de contratos formalizados directamente entre promotor y contratista.
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a las obras de albañilería realizadas en garajes propiedad de particulares que no poseen ninguna vivienda en el edificio donde los garajes estén situados?
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a las obras de albañilería realizadas en garajes cuando el destinatario es una comunidad de propietarios?
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a las obras de albañilería realizadas en garajes adquiridos junto con viviendas cuando el destinatario es un particular?


Tributan al tipo general, 16%, las ejecuciones de obras de albañilería realizadas en garajes de edificaciones principalmente destinadas a viviendas, cuando el destinatario de las citadas ejecuciones de obras sea una persona física, no empresario ni profesional que sólo sea propietaria de garajes y no de viviendas en el edificio en cuestión.
Corresponde aplicar el tipo reducido del 7% a las obras de albañilería si la edificación donde se encuentran los garajes está destinada principalmente a vivienda, es decir, si al menos el 50 por 100 de la superficie construida se destina a vivienda, siempre que se cumplan además los requisitos a que se refiere la pregunta 107450. En otro caso la operación tributa al tipo del 16%. No obstante, si se trata de una ejecución de obra, consecuencia de un contrato entre una comunidad de propietarios y el contratista con el objeto de construir garajes complementarios (con un máximo de dos plazas de garaje para cada propietario) se aplica el tipo impositivo del 7%.
Las ejecuciones de obras de albañilería realizadas en garajes adquiridos junto con la vivienda siendo el destinatario una persona física, no empresario ni profesional, tributan al tipo del 7% si se cumplen los demás requisitos a los que se refiere la pregunta 107450
Una sociedad (A) actúa como promotora de parte de un edificio destinado a viviendas, y como constructora de otra parte del mismo edificio, propiedad de otra sociedad (B). En ambos casos encarga la construcción a terceros (C). Tipo impositivo aplicable en la construcción.

Las obras realizadas por el contratista (C) para el promotor (A) de una edificación destinada fundamentalmente a viviendas tributan al 7%.

No obstante cuando se trate de ejecuciones de obra realizadas por un subcontratista (C) para otro contratista (A), se aplica el tipo del 16%.

En consecuencia, cuando (A) actúe como contratista de un promotor (B) todos los encargos que realiza a terceros (C) tributarán al 16%, mientras que los que ejecute directamente (A) en virtud de contratos con el promotor (B) y en calidad de constructor, tributarán al tipo impositivo del 7% si las ejecuciones de obra tienen por objeto un edificio destinado principalmente a viviendas.
Un saludo
Scaner
 
#18
Es triste, pero es cierto:La cocina al 16%

Nº. CONSULTA0155-98
ORGANOSG de Impuestos sobre el Consumo
FECHA SALIDA02/02/1998
NORMATIVALey 37/1992 Art. 91-1-3
DESCRIPCIONPersona física que contrata con varios empresarios la construcción de una vivienda unifamiliar.
CUESTIONTipo impositivo aplicable a la ejecución de obras por la instalación de la calefacción y los cristales.
CONTESTACIONA) Fundamentos de derecho.
1.- De acuerdo con lo establecido en el artículo 90, apartado uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, en la redacción dada por el artículo 78, apartado primero, de la Ley 41/1994, de Presupuestos Generales del Estado para 1995 (Boletín Oficial del Estado del 31), el citado tributo se exigirá al tipo impositivo del 16 por ciento,salvo lo dispuesto en el artículo 91 de la propia Ley 37/1992.
2.- El artículo 91, apartado uno.3 de la Ley 37/1992, en la redacción dada por el apartado segundo del artículo 78 de la Ley 41/1994, dispone que se aplicará el tipo impositivo del 7 por ciento a las ejecuciones de obras, con o sin aportación de materiales, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista, que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificaciones o partes de las mismas destinadas principalmente a viviendas, incluidos los locales, anejos, garajes, instalaciones y servicios complementarios en ellos situados.
El mismo precepto señala que se considerarán destinadas principalmente a viviendas las edificaciones en las que al menos el 50 por ciento de la superficie construida se destine a dicha utilización.
3.- Según los criterios interpretativos del mencionado artículo 91.uno.3 de la Ley 37/1992, recogidos en la doctrina de esta Dirección General, la aplicación del tipo reducido del 7 por ciento procederá cuando:
a) Las operaciones realizadas tengan la naturaleza jurídica de ejecuciones de obra.
b) Dichas operaciones sean consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista.
La expresión "directamente formalizados" debe considerarse equivalente a "directamente concertados" entre el promotor y el contratista, cualquiera que sea la forma oral o escrita de los contratos celebrados.
A los efectos de este Impuesto, se considerará promotor de edificaciones el propietario de inmuebles que construyó (promotor-constructor) o contrató la construcción (promotor) de los mismos para destinarlos a la venta, el alquiler o el uso propio.
c) Dichas ejecuciones de obra tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificios destinados fundamentalmente a viviendas, incluidos los locales, anejos, instalaciones y servicios complementarios en ella situados.
d) Las referidas ejecuciones de obra consistan materialmente en la construcción de los citados edificios o en instalaciones realizadas directamente en los mismos por el sujeto pasivo que las efectúa.
En los contratos formalizados por los vendedores de muebles de cocina con promotores de viviendas, si bien el requisito b) se cumple, no cabe afirmar taxativamente que se cumplan los demás: en cuanto a la calificación de las operaciones (ejecución de obra o compraventa de bienes con instalación), debe indicarse que la delimitación de ambos contratos en el ordenamiento jurídico no es clara; sin embargo, aun cuando la calificación de tales operaciones pudiera ser discutible, el requisito que no cabe entender cumplido es el que se refiere al objeto de tales contratos: con independencia de su naturaleza jurídica, el objeto de los mismos no es el de la construcción de la edificación, sino el de amueblamiento de la misma. En efecto, la instalación del mobiliario de la cocina no constituye un elemento más de su construcción, como podría ser la fontanería, el solado o alicatado, sino un añadido a la edificación, equivalente a la fabricación de estanterías por encargo o de muebles a medida para dormitorios o salones.
Debe tenerse en cuenta que, según el artículo 23, apartado 3 de la Ley General Tributaria, "no se admitirá la analogía para extender más allá de sus términos estrictos el ámbito del hecho imponible o el de las exenciones o bonificaciones". En este mismo sentido, la aplicación del tipo reducido del Impuesto sobre el Valor Añadido debe referirse estrictamente a las operaciones contempladas en la Ley, de manera que no cabe aplicar dicho tipo reducido a operaciones cuyo objeto no sea la construcción de las viviendas, sino el amueblamiento de las mismas.
En este sentido se ha pronunciado repetidamente este Centro Directivo mediante diversas resoluciones vinculantes: de 8 de Mayo, 26 de Mayo, 30 de Junio, 7 de Julio y 30 de Octubre de 1986, publicadas en el Boletín Oficial del Estado de 16 de Mayo, 4 de Junio, 19 y 24 de Julio, 11 y 18 de Noviembre respectivamente.
No habiéndose modificado la normativa reguladora del tipo impositivo aplicable en el Impuesto sobre el Valor Añadido a las operaciones objeto de la presente consulta, este Centro Directivo mantiene el criterio expresado en las referidas resoluciones vinculantes, no considerando consecuentemente como de construcción de edificaciones a las operaciones consistentes en la entrega con instalación de mobiliario de cocina, aunque éste se fabrique siguiendo las instrucciones del cliente, promotor de la construcción de viviendas.
B) Resolución.
En consecuencia con todo lo anterior, esta Dirección General considera ajustada a derecho la siguiente contestación a la consulta formulada:
1.- El tipo impositivo aplicable a las ejecuciones de obra realizadas por otros empresarios en favor del consultante, que tienen por objeto la construcción de edificaciones destinadas a viviendas promovidas por esta última, es el reducido del 7 por ciento previsto en el artículo 91.uno.3 de la Ley 37/1992, tanto si es un sólo empresario el que realiza la totalidad de la obra de construcción de la edificación, como en el caso en que sean varios empresarios quienes realicen cada uno de ellos una parte de dicha obra según su especialidad, dado que, según los hechos que se describen en el escrito de consulta, concurrirían los requisitos exigidos para ello en dicho precepto, a los que anteriormente se ha hecho referencia: las operaciones tendrían la naturaleza de ejecuciones de obra; consistirían materialmente en la construcción de edificios destinados fundamentalmente a viviendas realizada por quien las efectúa; y se realizarían en virtud de un contrato formalizado directamente entre el consultante, promotor de la edificación, y el empresario que ejecuta la obra. En este apartado se incluyen la instalación de la calefacción y los cristales.
2.- Las operaciones consistentes en la entrega con instalación de muebles de cocina en viviendas en construcción, consecuencia de contratos formalizados con el promotor de la edificación, no se consideran "de construcción de viviendas", por lo cual el tipo del Impuesto sobre el Valor Añadido aplicable a tales operaciones será el general del 16 por ciento.
3.- Con carácter general tributarán por el Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo impositivo del 16 por ciento las operaciones de instalación de artículos de carpintería objeto de consulta así como las entregas de puertas, marcos y tapetas para forrar marcos objeto de consulta.
No obstante, tributarán por el Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo impositivo del 7 por ciento las ejecuciones de obra, con aportación de materiales, consistentes en la venta con instalación de puertas de paso, marcos y tapetas para forrar marcos, en edificios o partes de los mismos destinados principalmente a viviendas en construcción, a que se refiere el escrito de consulta, cuando sean consecuencia de contratos directamente formalizados entre el instalador consultante y el promotor o promotor-constructor de la construcción.
4.- La compra o adquisición de materiales de construcción efectuada directamente por el promotor de la vivienda a los almacenes del proveedor, tributará al tipo general del 16 por ciento.
 

keops

Gran experto
#19
Hay por ahi un inutil que me dice lo contrario.... al 7% desde el 2000
aqui lo que dice el enlace de hacienda

TITULO: IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO
CAPITULO: TIPOS
SUBCAPITULO: VIVIENDA
REFERENCIA: 107423-EJECUCIÓN OBRA: ARMARIOS EMPOTRADOS, MUEBLES DE COCINA Y BAÑO

PREGUNTA:
¿Cuál es el tipo impositivo aplicable a la actividad consistente en el forrado interior de armarios empotrados, colocación de puertas, instalación de muebles de cocina y baño, etc en viviendas en construcción?


RESPUESTA:
La venta con instalación de armarios empotrados, realizada a promotores de edificaciones destinadas fundamentalmente a viviendas, tributa al tipo reducido del 7%.

Asimismo, la venta con instalación de muebles de cocina y baño para edificaciones destinadas fundamentalmente a viviendas y contratadas directamente con el promotor de la construcción o rehabilitación, tributa al tipo reducido del 7 por ciento. No obstante, el tipo reducido no se aplica a los grifos, lavaderos y fregaderos..., los cuales tributan al tipo impositivo general del 16%.

(Aplicable desde 1.1.2000).


NORMATIVA: Artículo 91 Uno.3.2 Ley 37 / 1992 , de 28 de Diciembre de 1992 .
 
#20
Los muebles de cocina, si se contrata la instalación al 7% (gracias Inu, por repetirlo una y mil veces, por tus mensajes me enteré yo). Al menos así lo he pagado yo en Ikea, eso si, en la tienda tuvieron que hacer una consulta previa a alguien de una central porque no lo sabían. Todo lo que tuve que presentar fue una copia de la licencia de obras a mi nombre.
Saludos.
 
Arriba