Presupuesto necesario para montar una constructora en España

#67
Pues es una buena pregunta.

Normalmente, quienes la montan pertenece a uno de estos tres perfiles:

- Lo han mamado desde pequeños.
- Han estudiado alguna carrera relacionada con la construcción y después de trabajar en constructoras, se lanzan.
- No tienen preparación y sólo ven un negocio con posibilidad de dinero "fácil".

Los de la tercera opción, suelen ser los que se pegan el batacazo más gordo.

Yo no montaría una constructora si antes no he trabajado en una y he interiorizado cómo funciona el negocio.

Sí señor, bien resumido...
 
#69
Pues es una buena pregunta.

Normalmente, quienes la montan pertenece a uno de estos tres perfiles:

- Lo han mamado desde pequeños.
- Han estudiado alguna carrera relacionada con la construcción y después de trabajar en constructoras, se lanzan.
- No tienen preparación y sólo ven un negocio con posibilidad de dinero "fácil".

Los de la tercera opción, suelen ser los que se pegan el batacazo más gordo.

Yo no montaría una constructora si antes no he trabajado en una y he interiorizado cómo funciona el negocio.
Yo era de la primera, y parcialmente de la segunda. Y me pegué un batacazo épico. :cry:
 

paules

Gran experto
#73
Cuanta crueldad expeléis en el zagal, así solo se consigue que desde su posición de emprendedor reformule sus planteamientos y se haga funcionario :)
 
#74
Sigue los pasos del number one :
Primogénito de los cuatro hijos de un matrimonio de extracción social humilde, cuyo cabeza de familia falleció cuando él tenía diecisiete años.
Cuatro años después de este suceso, se matriculó en la Facultad de Ciencias Económicas de Madrid, pero abandonó pronto los estudios porque estaba ansioso de hacer fortuna en la capital, donde en 1961 se casó con XXXXXXX , que le dio tres hijos y una hija.
Tras acumular un notable capital con la compraventa de automóviles y de solares, se dijo a sí mismo que el negocio-negocio estaba en la construcción. Su primera gran obra fue el complejo de 1.200 hectáreas en XXXXXXXXX, que le reportó pingües beneficios, pero que le acarreó también su primera gran desgracia: el 15 de junio de 1969 se derrumbó el techo del comedor donde se celebraba una convención, con un balance de sesenta y ocho muertos. Dos años después fue condenado a cinco de cárcel, pero al año siguiente fue indultado por Franco gracias a la intervención del almirante Luis Carrero Blanco.
De 1972 a 1977, en el anonimato y partiendo de cero porque tuvo que pagar 400 millones de pesetas a los familiares de las víctimas, fue ampliando su negocio, cuyo buque insignia sería la inmobiliaria de Marbella, ciudad donde a la postre crearía un microrreino de taifas que le reportó una gran popularidad y cuyo embrión había sembrado el 26 de junio de 1987, cuando fue elegido presidente del Atlético de Madrid.
A partir de entonces XXX vivió siempre al borde de la ley y se convirtió en un asiduo de los juzgados (llegó a tener ochenta casos abiertos), al tiempo que sus negocios familiares, fundados en un entramado de unas cincuenta sociedades repartidas por toda España y dirigidas desde el Club Financiero Inmobiliario con sedes en Marbella y Madrid, crecían desmesuradamente.
 

bicilindro

Gran maestro
#75
"(...)Tras acumular un notable capital(...)". En algún momento entre el destete y ahora no supe coger ese tren. No sé qué falló.
Hay varios ejemplos de esa tipología en grandes y pequeños clús de júrgol.
 

matatunos

Gran experto
#80
a mi me la chufa... mientras el servicio mantenga la atencion necesaria y me lo tenga limpito para la proxima vez que lo necesite, seguire haciendo en el lo que me de la gana, que para eso es mio
 
Arriba