Red saneamiento con Cupolex

#1
Hola a todos!
Mi duda es la siguiente:
Estoy haciendo una vivienda unifamiliar de una planta y voy a poner un forjado sanitario con cúpolex, mi duda es: ¿cómo pongo el saneamiento y por dónde lo paso? no sé si hacer arquetas por debajo del cúpolex o meter los tubos entre el cúpolex, pero si lo hago así no sé cómo poner las arquetas.
Un saludo!
 
#2
Rsa:

No te influye en el saneamiento, se pone igual que cuando se hace un forjado sanitario tradicional (no diría que incluso mejor). Las arquetas las mismas, sólo tienes que tener en cuenta que no te coincidan los tubos con los apoyos de las piezas.

Saludos.
 
#3
Ese es el único problema que le veo a los sistemas tipo cupolex: el mantenimiento del saneamiento.
En un forjado sanitario normal, es posible que se meta un operario a reparar una avería, etc. Con cupolex, es muy difícil...
 
#4
Ese es el único problema que le veo a los sistemas tipo cupolex: el mantenimiento del saneamiento.
En un forjado sanitario normal, es posible que se meta un operario a reparar una avería, etc. Con cupolex, es muy difícil...
Efectivamente Goyoes, y como tienes razón, quizás sería mejor replantear mi anterior respuesta e intentar diseñar una red de saneamiento compatible con este sistema, ¿Era ese el sentido de tu pregunta, Rsa? En cualquier caso habría que pensarlo, no es cuestión de improvisar aquí.

Saludos.
 
#5
Yo estoy ahora mismo resolviendo un saneamiento precisamente con cavity o cupolex o daliforma....

Primero me he buscado la vida para tener el menor número de arquetas posibles (situación de baños, cocinas, lavaderos....), y luego he conseguido colocar las que me salen coincidiendo con armarios y muebles de obra (no mola que se vean en medio de un pasillo o de un salón no?).

Entiendo que la única forma de construir las arquetas en un suelo de éstos, en una vivienda unifamiliar, es sustituir uno de los cavitys por la arqueta donde corresponda. Y si hay que dejar dos cavitys cortados pues se dejan. Si te ofrecen tanta flexibilidad habrá que aprovecharse de ella.

Lo malo de todo ello es que en el replanteo habrá que meterse muy en serio para que luego no haya sorpresas. En fin...
 
Arriba