Sobre las escalas de calificación energética

joregon

Plata
Actualmente, para asignar la letra en la calificación energética en edificios terciarios se compara con un edificio de referencia construido a partir del edificio objeto que se quiere calificar, pero cambiando las soluciones constructivas, sombras y tamaño máximo de huecos.

En edificios residenciales no se hace así, sino que hay unas tablas donde la escala es fija.

Dado que ahora hay varios programas reconocidos es probable que ocurra que según cómo se configure el modelo del edificio y por el método de cálculo se obtengan diferentes resultados.

¿No sería mejor que la calificación energética en residenciales se hiciera igual que en terciarios comparando con un edificio de referencia?
¿Alguien sabe por qué ahora está de esta manera y si las causas que en su día justificaron esto se mantienen?

Aprovecho para insistir (ya lo dije en otro mensaje) que las escalas de ACS en residenciales deberían dar C a los edificios que cumplan el Código Técnico HE 4, pero dan E o F. ¡Que se cambie porque o si no es muy difícil llegar a la B en el global!
 

PachiB

Esmeralda
Lo ideal sería justamente lo contrario, eliminar el edificio de referencia, que neutraliza las decisiones de diseño, básicamente remite a las condiciones constructivas, y hace que la comparación de la calificación entre dos edificios aporte una información limitadísima sobre su eficiencia global. Por otro lado, es mucho más complicado que todos los programas construyan el edificio de referencia del mismo modo que que usen una escala fija.

Respecto a la evolución de las escalas, cambiar la escala con plazos inferiores a los de renovación de los certificados (diez años) plantea muchos problemas de interpretación, puesto que hace que los certificados sean incomparables (habría que detallar la fecha y con qué escala se evalúa). Por eso es que los criterios de certificación evolucionan de manera mucho más lenta.
 

joregon

Plata
Gracias @PachiB por la respuesta. Tiene sentido.

Tenía entendido que las escalas estaban hechas de forma que se le asignaba una C a los edificios que cumplieran el CTE. Pensaba que con el nuevo CTE se cambiarían las escalas. Si no es así y se quedan fijas, se puede comparar con calificaciones antiguas y se ve la mejora, vale, perfecto, solo que los edificios que cumplan el nuevo CTE, quizás tengan B, ¿correcto?
 

PachiB

Esmeralda
Así es. Incialmente se generaron las escalas de modo que (en 2006) el límite entre C y D estaba definido por el cumplimiento del DB-HE para el parque modelo (lo que no implica que un edificio cualquiera fuese C o mejor). Con el cambio de 2013 lo más probable es que los edificios que cumplan estrictamente el DB-HE (los que van más allá también lo cumplen) sean B y, con el nuevo DB-HE, es posible que estén en A o en B con cierta facilidad.

La calificación necesita una vuelta porque las letras más allá del límite C-D están organizadas suponiendo una distribución de probabilidad de Weibull y pasos con porcentajes fijos de mejora, lo que obvia toda consideración constructiva y energética, de modo que hay sitios donde es probablemente imposible tener A y en otros donde es perfectamente viable. Es decir, tener A no supone el mismo esfuerzo en todas las zonas climáticas.
 
Arriba