Termosifón compacto en vivienda unifamiliar

Merloni

Novel
Hola. Estoy diseñando una vivienda unifamiliar y en el tema de las instalaciones me ha surgido una duda.
Para la instalación solar térmica, siempre prescribo un sistema partido de captador y termoacumulador en sótano.
Lo hago siempre así porque me suena que los termosifones compactos no están permitidos en viviendas unifamiliares, pero la verdad es que no he encontrado nada.
Y el constructor me ha sugerido esta opción para reducir costes.
¿Podéis facilitarme un lugar para comprobar si puedo hacer este cambio sin incumplir ninguna normativa?

Un saludo.
 

Merloni

Novel
Muchísimas gracias, @YanLebrel.
¿Podrías decirme en qué documento puedo mirarlo?, porque en el HE 4 no he encontrado ningún apartado que me lo prohíba.
 

tio pepe

Bronce
Puede ser compacto y tener primario y secundario. Que yo sepa no están prohibidos, la única desventaja es el menor rendimiento por estar el acumulador a la intemperie, por eso se usan sobre todo en la mitad sur.
 

PAUSE

Diamante
¿Podrías explicarlo?
En verano se trata de un sistema sin apenas regulación contra sobrecalentamientos, lo que aumenta las averías sobre todo en periodos vacacionales cuando no hay demanda de agua en el circuito y la acumulada en el tejado produce un aumento de presión en el circuito al no poder disipar la energía captada.

Además, por estar a la intemperie la velocidad de desgaste del sistema mucho mayor.

El asunto de la legionella también se tiene que considerar sobre todo cuando no hay circulación de agua en semanas y la temperatura se encuentra entre 25 y 60 grados… es decir, en vacaciones.

Ventajas, es más barato, el intercambio al ser directo es más eficiente, es fácil de instalar y no precisa registro ante Industria…
 

tio pepe

Bronce
En verano se trata de un sistema sin apenas regulación contra sobrecalentamientos, lo que aumenta las averías sobre todo en periodos vacacionales cuando no hay demanda de agua en el circuito y la acumulada en el tejado produce un aumento de presión en el circuito al no poder disipar la energía captada
Esto no tiene que ver con que sea termosifón o forzado, sino con que tenga un sistema de disipación o drenado. Un sistema forzado también tiene ese problema. No se produce ningún aumento sensible de presión si el vaso de expansión está correctamente calculado por el aumento de temperatura si no hay cambio de fase.

Además, por estar a la intemperie la velocidad de desgaste del sistema mucho mayor.

El asunto de la legionella también se tiene que considerar sobre todo cuando no hay circulación de agua en semanas y la temperatura se encuentra entre 25 y 60 grados… es decir, en vacaciones
Pero esto aplica también a un sistema forzado, y el tratamiento antilegionella es el mismo.

Ventajas, es más barato, el intercambio al ser directo es más eficiente, es fácil de instalar y no precisa registro ante Industria
El termosifón no tiene por qué ser directo, la instalación en el tejado puede ser más complicada por tener que subir el equipo completo con una pluma. Sobre el registro, creo pero tendría que mirarlo, está relacionado con la potencia de la instalación y no con el tipo de instalación.
 

PAUSE

Diamante
@tio pepe:

Efectivamente, el sobrecalentamiento es un problema no solo de los termosifones, sino en general de los paneles solares que no cuentan con un sistema de protección incorporado, ya sea drain-back o similar (razón por la que son los únicos que recomiendo tras nefastas experiencias con el resto).

En el termosifón el problema es mayor por el poco espacio disponible para el vaso de expansión (en torno a 3 litros con una válvula de presión de unos 2 a 3 bares). No es un problema de dimensionado del vaso de expansión, ya que un termosifón es un equipo compacto prefabricado en el que las piezas son las que son, sin poder modificarlas, y sin mucho margen para situaciones de sobrecalentamiento en baja de manda y alta temperatura (vacaciones de verano).

En un sistema forzado el VE puedes dimensionarlo según consideres, y de hecho creo conveniente aumentarlo en torno a un 20%, ya que en caso de sobrepresión cuesta sensiblemente menos que reponer otros componentes.

Sobre su instalación, la pieza en cubierta que más pesa es el panel (común a todos los sistemas solares térmicos), y por lo general debe subirse con pluma o grúa, ya que los medios manuales (escaleras) no suelen permitir llevarlos a cubierta. Lo que se ahorra con un termosifón en instalación son conexiones y trazado de primario (o secundarios según el caso) al tratarse de un equipo prefabricado.

Sobre la legionella, coincidiremos en que no es lo mismo disponer la acumulación en cubierta a 40 grados en verano que en el sótano a 15 ºC… En cualquier caso el choque térmico a 60-70 ºC en residencial vivienda, sin ser obligatorio, es más que conveniente.

En cuanto al registro en Industria, están exentos según RITE al tratarse de un único elemento prefabricado.

Y sobre que el intercambio es directo, me refería a la cercanía entre captación e intercambio, lo que le hace más eficiente.

Desde luego, no puedo decir que este tipo de sistemas estén prohibidos por normativa o que no cumplan su función, pero desde luego, personalmente, no es ni de lejos la solución más razonable que recomendaría en un unifamiliar.
 

LuisPerez

Bronce
Sobre la legionella, que en el sótano haya 15 ºC y en cubierta 40 ºC creo, desde mi ignorancia, que da igual, en el interior de los depósitos, donde está el agua, la temperatura será más o menos la misma en los dos sistemas.
 

PAUSE

Diamante
Sistema drain-back como primera opción. Si no es viable, al menos acumulador y vaso de expansión bien dimensionado.
Desde hace poco empleo paneles con autolimitación de temperatura, lo que me evita el drain-back... pero los tienen pocas marcas y no es cuestión de publicitarlas.

Cuando la promoción no da para más... pues termosifón.
 
Arriba